Policía usa helicópteros armados para frenar 'caravanas de la muerte'

Policía usa helicópteros armados para frenar 'caravanas de la muerte'

Cien uniformados participaron en operativo para cerrar paso a 18 camiones cargados con combustible.

notitle
28 de mayo 2015 , 09:07 p.m.

Es tal el poder criminal de las mafias que manejan el millonario negocio del contrabando de gasolina desde Venezuela que este jueves, en Cesar, fue necesario utilizar dos helicópteros armados con ametralladoras para someter a los conductores de 18 camionetas y sus escoltas ilegales.

Desde el aire, comandos de la Policía Fiscal y Aduanera estudiaron durante varias horas el punto más seguro para instalar una barricada que les cerrara el paso a un grupo de camiones cargados con combustible de contrabando que pertenecían a una de las llamadas ‘caravanas de la muerte’, donde los delincuentes son conocidos por no detenerse sino hasta llegar a su destino.

La información suministrada por una fuente a la Policía en el Cesar permitió poner en marcha un riesgoso operativo que buscaba detenerlos, ya que se desplazaban a gran velocidad, que pueden ser potenciales bombas en movimiento.

Los responsables de la operación, que fue apoyada por el Ejército, sabían en la madrugada que los carros saldrían de una megaestación de combustible ilegal en territorio venezolano, pasarían por la zona conocida como ‘Tierra de nadie’ (un punto entre Colombia y Venezuela en el que no hay presencia institucional de ninguno de los dos países) y se moverían por La Paz (Cesar) con destino a Valledupar.

La Policía identificó una curva en la angosta trocha Guadalajara en la que no hay viviendas ni comercio y en la que, por su mal estado, los conductores deben bajar la velocidad.

En ese punto se instalaron los vehículos de la Policía, que, con el apoyo de los helicópteros artillados, lograron detener la caravana de 18 vehículos. Pobladores a su alrededor intentaron una asonada contra los uniformados.
En el operativo se logró la captura de 19 personas, el decomiso de gasolina avaluada en 2.500 millones de pesos y la incautación de los 18 vehículos, que estaban adecuados para mover gran cantidad de carga a alta velocidad.

Durante el traslado de los capturados a Valledupar para su judicialización, los uniformados fueron agredidos con palos y piedras. De hecho, fue necesaria la intervención del Esmad para controlar un conato de asonada que buscaba liberar a las personas detenidas y su carga.

Dieciséis de los vehículos inmovilizados tenían placa venezolana. Según las autoridades, el cargamento de 33.100 galones de combustible pertenecía a varios grupos familiares de contrabandistas que se asociaron para moverlo.
Este es el tercer golpe de esta semana contra estas redes de contrabandistas en medio de una ofensiva de las autoridades para cerrarles el paso a esas organizaciones. Ya habían sido capturadas 15 personas, detenidos 13 vehículos y decomisados 36.589 galones de combustible.

El contrabando de gasolina desde Venezuela, que aprovecha la enorme diferencia de precios entre los dos países, es un negocio controlado por poderes ilegales que van desde tradicionales familias de contrabandistas hasta nuevas bandas criminales y poderosos políticos.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.