'La justicia me ha dejado muy sola': Jineth Bedoya

'La justicia me ha dejado muy sola': Jineth Bedoya

La periodista habla de su caso tras 15 años de los trágicos hechos que sufrió.

notitle
25 de mayo 2015 , 01:08 p.m.

Quince años después de que la periodista de EL TIEMPO, Jineth Bedoya Lima, fue secuestrada, torturada y abusada sexualmente cuando realizaba una investigación, el caso en su contra sigue en la impunidad.

Así quedó claro este lunes en una rueda de prensa que adelantó Bedoya durante la conmemoración del aniversario del crimen del que fue víctima. (Lea: Gala en honor a víctimas de violencia sexual exaltó su lucha y coraje)

Bedoya, quien lidera la campaña internacional 'No es hora de Callar' en contra de la violencia sexual y la impunidad en este tipo de delitos, aseguró que ha estado "en una profunda soledad durante estos 15 años" por parte de las autoridades judiciales que tienen el deber de investigar y juzgar.

En el segundo piso del Teatro Faenza, de la Universidad Central, en Bogotá, la periodista recordó que hace 15 años, el 25 de mayo del 2000, fue secuestrada cuando asistía a la cárcel La Modelo a una entrevista con alias el Panadero, un exparamilitar. (Lea también: 'La respuesta que esperamos del Estado es la verdad': Jineth Bedoya)

Luego fue llevada hasta una finca en el Meta en donde fue torturada y violada por exparamilitares quienes le manifestaron que la agresión se debía a su trabajo periodístico.

"Esta es una guerra, no sé si la vamos a ganar pero no me voy a rendir", dijo Bedoya quien afirmó que seguirá luchando "pese a la mezquindad de la Fiscalía y las autoridades colombianas que tienen todas las pruebas y no han avanzado en este caso".

Bedoya se dirigió al fiscal general Eduardo Montealegre y le manifestó: "Si ustedes, en mi caso, que es emblemático, no han sido capaces de llevarlo ante los tribunales y judicializar a los responsables, qué pueden esperar el resto de víctimas".

Bedoya fue enfática en la importancia del perdón en casos como el suyo en el que están implicados miembros de la Fuerza Pública. "Yo no he acabado de perdonar, pero es necesario hacerlo, es la única forma de reconstruir este país".

La periodista afirmó que en su expediente se han perdido pruebas, tres de los testigos están amenazados y a la madre de uno de ellos "le propinaron cinco disparos para que su hijo no siguiera hablando".

Bedoya rechazó que en 15 años las autoridades no hayan llegado a los autores intelectuales, pese a que "ellos saben perfectamente quiénes son".

A pesar de que la periodista había sufrido amenazas y un atentado contra su vida en hechos ocurridos antes del 25 de mayo, Bedoya aseguró que el Estado no tomó las medidas necesarias para protegerla.

El abogado de la periodista y director de la Flip, Pedro Vaca, dijo que por esta razón el Estado la desprotegió, pues un año antes de la agresión a la comunicadora se contempló la posibilidad de asignarle un esquema de protección, medida que nunca se cumplió de manera preventiva.

Por los pocos avances en su caso, Bedoya demandó al Estado en el 2012 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, proceso que fue aceptado para revisión. Y desde el 10 de septiembre del 2012, la Fiscalía declaró el caso como un crimen de lesa humanidad, por lo que el proceso se hace imprescriptible, pero no ha tenido mayor avance.

De ahí que la Fiscalía decidiera cambiar al funcionario que estaba a cargo de la investigación. Sin embargo, aún no ha sido condenada ninguna persona por los crímenes cometidos contra la comunicadora pese a que a la investigación fueron vinculados tres exparamilitares, pero hasta el momento solo ha sido llevado a juicio uno de ellos: Mario Jaimes Mejía, alias el Panadero.

Carlos Lauría, director del Comité para la Protección de Periodistas, aseguró que el proceso "solo terminará cuando sean castigados los autores intelectuales".

Precisamente, Bedoya aseguró que los tres exparamilitares deben ser excluidos de los beneficios del proceso de Justicia y Paz por no decir la verdad en la investigación de este caso.

La Unidad para la Atención y Reparación de las Víctimas, como parte del reconocimiento a Jineth Bedoya de su condición de víctima del conflicto armado, impulsó el decreto 1480 del 2014, sancionado el 21 de agosto del año pasado por el presidente Juan Manual Santos.

Ese decreto declaró el 25 de mayo como el Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el Conflicto Armado.

Impunidad ronda crímenes contra periodistas

Carlos Lauría, director del Comité para la Protección de Periodistas, aseguró que Colombia figura entre los 10 países del mundo con el mayor número de asesinatos de periodistas.

También aseguró que el 85 por ciento de los casos queda en impunidad y que el 57 por ciento pudo haberse prevenido, pues las víctimas habían recibido amenazas que no fueron atendidas.

La directora de Ifex, Rachel Kay, afirmó que en los crímenes contra periodistas ha prevalecido la "cultura de la impunidad".

Mujeres víctimas de la violencia sexual son escuchadas en línea gratuita 155

 

Talleres para repensar a la mujer

En el marco del Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual, el Museo Santa Clara organizó un ciclo de talleres que busca que sus asistentes cuestionen su construcción de lo femenino y de su identidad como mujeres.

 

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.