Filme colombiano 'La tierra y la sombra' ganó Cámara de Oro en Cannes

Filme colombiano 'La tierra y la sombra' ganó Cámara de Oro en Cannes

El filme ya había recibido premio a la película revelación por el jurado en la Semana de la Crítica.

notitle
24 de mayo 2015 , 12:27 a.m.

La película ‘La tierra y la sombra’, del director colombiano César Augusto Acevedo, fue distinguida este domingo con el premio Cámara de Oro como la mejor ópera prima en la 68 edición del Festival de Cannes.

Tras recoger su premio de manos del actor estadounidense John C. Reilly, Acevedo dedicó su galardón a "todos los campesinos" de su país, "que son grandes trabajadores", y también a su familia".

Además, destacó el "inmenso honor" de recoger el premio, por el que agradeció a su equipo -"especialmente al director de fotografía"- y al jurado, presidido por la actriz francesa Sabine Azema.

El filme, proyectado dentro de la sección de la Semana de la Crítica, narra el regreso a su hogar en el valle del Cauca de un campesino que abandonó su casa años atrás y que vuelve para ayudar a cuidar de su hijo moribundo mientras su mujer y su nuera trabajan como corteras de caña.

‘La tierra y la sombra’ ya había recibido tres galardones: el SACD (de la Sociedad de Autores), el France 4 Visionary (premio al director revelación) y Le Grand Rail D’Or (el premio del público).

En la película del colombiano, los sentimientos, muchas veces no exteriorizados, van muy por delante de la narración, que avanza despacio para permitir que los personajes indaguen en sus propias emociones.

"Desde el principio supe que no quería hacer un film que tuviera su forma en el realismo sino que apuntara más a lo poético. Los personajes no hablan tanto porque viven un encierro no solo físico, por la casa y el lugar, sino emocional", reflexionó en una entrevista con Efe Acevedo.

Su película se hizo con un reconocimiento al que también aspiraban otros 25 trabajos, entre ellos "Son of Saul", del húngaro Laszlo Nemes, que se proyectó en el concurso de la competición oficial.

Un triunfo que se veía venir

“Cuando la gente comenzó a aplaudir tanto –al finalizar la primera proyección en Cannes de La tierra y la sombra–, yo me salí a llorar. Me quebré. Después de tantos años de trabajo, esto era un verdadero logro. Cuando me di cuenta, detrás de mí estaba el director de fotografía de las películas de David Cronenberg (Peter Suschitzky), quien me dijo, emocionado, que le había encantado la película”, recordó el director de la película, el pasado 21 de mayo, cuando recibió otros tres premios por su ópera prima.

“Su película es mejor que todo lo que yo he hecho”, remató Suschitzky.

El relato se construyó a partir de una casa, un árbol y el universo de la caña de azúcar, con un ritmo pausado y dramático que expone también un elemento de identidad de Acevedo, quien desarrolló este proyecto a partir del fallecimiento de su madre. Con él buscaba también expresar una idea acerca del encierro, la soledad y la opresión de una manera simbólica y visualmente impactante.

“Quería mostrar lo que vive una persona cuando vuelve a un lugar que ha cambiado mucho. Es una historia acerca de la lucha familiar por fortalecer sus lazos”, dijo el director.

“Me siento muy feliz por César porque, además de que somos amigos, he sido testigo de su paso por el cine. Él, de alguna manera, fue como un discípulo que ahora se convirtió en maestro”, dice el director caleño Óscar Ruiz Navia, recordado por 'El vuelco del cangrejo', en la que Acevedo fue asistente de producción, y por Los hongos, donde también trabajó como guionista.

“Siempre ha sido un fanático del cine, desde las épocas en las que teníamos un cineclub en el espacio cultural 'Lugar a Dudas', en Cali. Es una persona muy sensible y con un talento muy especial para escribir. El guion de 'La tierra y la sombra' fue una idea que se le ocurrió desde que estudiaba en la Universidad del Valle (donde se graduó en comunicación social) y me acuerdo de que cuando lo leímos, todos nos asombramos de lo bueno que era”, agrega Ruiz Navia sobre su amigo y colega.

“César es muy organizado y llevaba muchos años trabajando en la idea de esa película. Es importante lo que le pasó en Cannes, pues refuerza un poco esa idea, que muchos de nosotros estamos trabajando, de dar paso a un cine de autor que pueda contar otras historias y con otros personajes”.

Para Acevedo, todo lo que le ha pasado con el filme en el festival es solo el comienzo de un proceso largo.
“Lo que sigue es acompañar la película, que la vea mucha gente. Llegaré a Colombia a seguir escribiendo mi nuevo filme (algo sobre las consecuencias de la violencia en nuestro país, contado desde el lado de los muertos, del lado de los fantasmas). Después de Cannes, me toca buscar trabajo. Vamos a ver si eso cambia después de lo que pasó con la película”, anota el realizador.

La edición 68 del Festival de Cine de Cannes, marcó un hito en la cinematografía colombiana, pues, además de 'La tierra y la sombra', también participaron 'Alias María' y 'El abrazo de la serpiente' –premiada en La Quincena de realizadores– y el proyecto 'El concursante', en Cinéfondation.

“Esto ha sido muy bonito para alguien que está intentando hacer un cine más humano, que se aleja de esa idea de que con una película no necesitamos sentir o pensar un poco más, sino solo entretenernos”, explica Acevedo.

ENTRETENIMIENTO y EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.