Los retos que le esperan al nuevo embajador de Colombia en Washington

Los retos que le esperan al nuevo embajador de Colombia en Washington

La Casa Blanca sigue atenta a temas como el proceso de paz, lucha contra las drogas y plan Colombia.

notitle
19 de mayo 2015 , 08:18 p.m.

Aunque los retos que enfrentará Juan Carlos Pinzón como embajador en Washington son quizá los mismos que ya capoteaba el actúal embajador Luis Carlos Villegas, su perfil como exministro de Defensa y el momento en el que llega a la capital estadounidense sin duda harán de la suya una gestión con diversos matices y desafíos.

El más inmediato llegará por cuenta de la decisión del Gobierno colombiano de suspender la fumigación con glifosato, justo cuando la propia Casa Blanca ha indicado que los cultivos ilícitos se están expandiendo en el país.

Un sector de la administración de Barack Obama no está para nada a gusto con la decisión y lo mismo sucede en el Congreso con las huestes republicanas.

En eso Pinzón cuenta con dos ventajas. La primera es que este es un tema que tiene dividido al mismo gobierno de EE. UU.

Este jueves, el propio jefe del Comando Sur, General John Kelly, dijo que le parecía contrario a la intuición insistir en algo cuando se tienen dudas sobre su efectividad o riesgos. Así mismo, en el legislativo los demócratas han dado la bienvenida a la decisión del presidente Santos. Y Pinzón cuenta con mucha autoridad para hablar del tema, pues se trata de un programa que ejecuta la Policía Nacional con apoyo del Ejército.

Pero no deja de ser delicado y en Washington crecerá la presión si la expansión de los cultivos ilícitos se traduce en una inundación de coca a bajos precios en las calles de EE. UU.

En ese mismo sentido el nuevo embajador tendrá que procurar que EE. UU. siga destinando los recursos que hoy utiliza en fumigación a otros programas en la lucha contra las drogas.

Paralelo a este trabajo, Pinzón también tendrá que esforzarse por evitar que Washington siga recortando los recursos que anualmente le otorga a Colombia y que bordean los 300 millones de dólares.

En la Embajada hay mucho optimismo -y en esto Pinzón podría ser clave- ante la posibilidad de que EE. UU. destine a Colombia parte de los fondos que piensa darle a Centroamérica para que sea nuestro país el que adelante labores de entrenamiento como ya lo ha venido haciendo.

Proceso de paz

El otro gran eje en la futura gestión de Pinzón será el proceso de paz. La administración de Barack Obama ha dejado claro su total respaldo a las negociaciones, tanto que nombró a un ‘enviado especial’ para acompañarlo.

Pero una vez se cierren los acuerdos y se pase a la fase de implementación, más que respaldos retóricos serán necesarios cientos de millones de dólares en nuevas ayudas. Washington no solo podría poner parte, sino convencer a otros en Europa y Asia de sumarse al posconflicto en Colombia.

El problema para Pinzón es que si bien en EE. UU. republicanos y demócratas apoyan la idea de la paz para Colombia, no todos están en la misma página.

Hay un sector republicano, por ejemplo, que desconfía profundamente de las Farc -a quien consideran un grupo narcoterrorista- y de Venezuela y Cuba como facilitadores. Entre ellos el Senador Marco Rubio, candidato a la nominación del partido republicano para las elecciones presidenciales de 2016 y que ha dejado claro en reiteradas ocasiones su oposición total a que se libere al guerrillero Simón Trinidad.

El trabajo más duro para Pinzón, en este contexto, es evitar que el tema del proceso de paz se convierta en caballito de batalla para alguno de los candidatos, como sucedió con el Tratado de Libre Comercio entre ambos países durante la disputa por la nominación en 2008 entre Hillary Clinton y Barack Obama. Y en ese sentido no ayudan declaraciones como las del negociador Sergio Jaramillo cuando dijo hace poco que, a su juicio, Trinidad debería ser liberado al final de las negociaciones.

Justicia transicional

Otro tema complicado para Pinzón será el del modelo de justicia transicional que finalmente se acuerde con la guerrilla para lidiar con sus graves violaciones de derechos humanos y las de otros sectores, como los militares.

La comunidad internacional -y en ella se incluyen jugadores importantes que operan desde Washington como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la ONG Human Rights Watch- ha dejado claro que el precio de la paz no puede ser la impunidad y reclaman castigos efectivos para los infractores.

Si bien Pinzón no está sentado en La Habana, sí tendrá que vender cualquiera modelo que se adopte, así este no satisfaga a los críticos.

Y en ese frente comienza en desventaja, pues sus varios años defendiendo la ampliación del fuero militar le generaron rivalidades en la ciudad que no son de poca monta.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, define así la nada fácil tarea que asumirá Pinzón: “Debe mantener el apoyo al proceso de paz en un Congreso controlado por los republicanos, asegurar a la línea dura que Santos no le está entregando el país a las Farc y amasar respaldo para el posconflicto. Además debe convencer a Washington de que Colombia sigue siendo su principal socio de la región”.

Adam Isacson, analista para Latinoamérica de la ONG Wola, no ve grandes retos en lo político, sino en lo personal.

“Sus retos políticos no son tan complicados, pues parece que existe un consenso bipartidista que respalda la ayuda de EE. UU. a Colombia al igual que el proceso de paz. En lo personal puede ser más duro. De todos los miembros del gabinete, Pinzón fue el que más dudas expresó sobre el proceso con las Farc, sobre la línea blanda en temas de lucha contra las drogas y sobre la sumisión de los militares a la justicia civil. Ahora, en Washington, tendrá que pasar a defender todas esas cosas”, afirma Isacson.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
@sergom68

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.