El barrio donde hay más perros que palomas

El barrio donde hay más perros que palomas

Secretaría de Salud dice que Usme tiene un problema de tenencia irresponsable de mascotas.

notitle
18 de mayo 2015 , 10:55 p.m.

Bogotá se caracteriza por tener una población abundante de palomas. Sin embargo, hay un barrio con más perros que aves. Se trata del Tihuaque (Usme), donde se les ve por racimos en las calles, husmeando en basureros y parques.

Leona, una chow chow, de mirada cansada y pelo enredado, es de todos y de nadie. Llegó recién nacida al barrio, junto a su hermano. Dicen que en ese entonces fueron arrojados desde una camioneta. “Eran hermosos; se nota que eran de gente con plata, el pelo les brillaba”, recuerda Lucena Durán, residente del barrio.

El macho corrió con suerte, fue adoptado y no se le volvió a ver deambulando por el barrio. Ella, en cambio, sigue allí. Aunque la gente le da comida y uno que otro gesto de cariño, vive en la calle.

Otro de los perros abandonados es Negro, un criollo de pelo esponjado, que apareció una mañana tirado en un andén con sus patas completamente quemadas. “Ese animalito gritaba del dolor, se le veían los huesos de las paticas de lo quemado y no podía caminar. Se paraba y se caía de inmediato”, agregó Lucena, quien no soportó lo dramático de la escena y se lo llevó a su casa.

Ese día, le hizo curación, lo alimentó y le dio medicamentos hasta que pudo valerse por sí mismo. “Yo quería que se quedara, pero ya tenía tres perros y no podía”, contó.

Sin embargo, Negro nunca se fue. Vive en la puerta de su casa y cada vez que ella sale la acompaña.

Solo de este barrio podrían contarse cientos de historias como las de Leona y Negro. Apenas en dos cuadras, se ven 30 perros.

Para Jaime Urrego, subsecretario de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud, la situación es fundamentalmente un problema cultural.

“El tema con Usme es que históricamente se ha tenido una gran cantidad de caninos por ser un sector semirural. Esto lleva a que cada vivienda tenga sus propios perritos ligados a la seguridad y la compañía”.

Salud contabiliza que solo en esa localidad la población canina se acerca a los 80.000 y que en la ciudad, hay 900.000 perros.

La subsecretaria de salud pública hizo 3.200 esterilizaciones gratuitas en 2014. Pese a ello, la situación parece no mejorar porque los habitantes se resisten a este tipo de intervenciones, pues creen que castrados, los animales no vuelven a ser los mismos.

Otra de las acciones de las autoridades para mitigar la presencia masiva de canes es la recolección a través de Zoonosis, pero, según Elsa Santafé, de la oficina de saneamiento del hospital de Usme, “las acciones las cancelamos en el sector de Tihuaque desde el año pasado, porque la gente nos recibía a palo”, aseguró.

“La gente cree que Zoonosis se los lleva y les aplica la eutanasia”, dijo Martha Castro, de la Asociación Defensora de Animales (ADA). Según Castro, es necesario un trabajo de sensibilización con las comunidades, porque “no dejan que se los lleven pero sí ejercen una tenencia irresponsable”. Las autoridades indicaron que muchos de los animales que se ven en la calle tienen dueño, pero estos solo los dejan entrar a sus casas en la noche. Durante el día, están expuestos a enfermedades y a proliferarse.

Por su parte, la Asociación Defensora de Animales afirmó que en estas condiciones los animales se exponen a enfermedades como la parvovirosis y la rabia, que se pueden extender a las personas.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.