Santa Fe y Millonarios, el clásico de la vida en la Liga

Santa Fe y Millonarios, el clásico de la vida en la Liga

Este domingo a las 4 p.m., el partido más importante del siglo XXI. Se juegan su futuro.

notitle
16 de mayo 2015 , 04:39 p.m.

El escenario no podía ser más emocionante. Clásico capitalino. Santa Fe y Millonarios, los eternos rivales, y urgidos. Última fecha de la Liga. El todo o nada para seguir adelante. El juego de la vida para ambos. Uno de los dos se puede quedar o los dos podrían avanzar. Toda una incertidumbre. Como para alquilar palco de honor en El Campín. (Lea aquí: Wílmar Roldán dirigirá el clásico entre Santa Fe y Millonarios.)

Los dos equipos bogotanos, como es poco habitual, llegan en un momento de efervescencia. Motivados. Entusiasmados. Los azules, en un ascenso esperanzador para sus hinchas; los rojos con el pecho inflado por la reciente clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Y para hacer aún más emotivo semejante duelo, basta con ojear la tabla de posiciones. Los dos llegan con 31 puntos, ambos con 8 victorias, 7 empates y 4 derrotas. ¡Qué parejos! Santa Fe tiene un golecito más en la diferencia (Santa Fe + 12, Millonarios + 11), golecito porque parece mínimo, pero en realidad vale oro. Ese tanto de más marca la diferencia para los ‘cardenales’, les permitirá, por mal que les vaya, empatar esta tarde y clasificar a los cuartos de final. (Lea aquí: 'El clasico hay que ganarlo, es la frutilla de la torta': Costas.)

El partido de la vida

A las 4 p. m. el cronómetro comenzará su andar en El Campín. Se vale que los corazones rojos y azules se detengan por esos 90 minutos, lo que durará esa batalla de la pelota que seguramente será infartante. Es tiempo suficiente para perder la compostura. Para sufrir, llorar y vibrar con el clásico. Para disfrutarlo en la cancha y en las tribunas, allí donde este duelo siempre es sinónimo de carnaval, de fiesta, de máxima rivalidad, aunque cada vez sean menos las aficiones visitantes. Hoy los azules serán la minoría presencial, pero a la distancia será una multitud expectante. La casa será de mayoría roja.

Por lo menos los protagonistas prometen dejar el alma en la cancha. Nadie quiere perder el clásico, sobre todo cuando la eliminación ronda como un fantasma entrometido que puede posarse sobre uno de los dos y dejarlo afuera. Nadie quiere correr ese riesgo; de seguro saldrán a ganar.

Ricardo Lunari, por ejemplo, que vivió muchos clásicos como jugador, espera con ansias este duelo, que ahora vive en el banco técnico de Millos. Está motivado con el rendimiento de su equipo en las últimas fechas y con una confianza desbordada en lograr la victoria.

“Mejor no podemos llegar a este partido, que es decisivo, más con el rival de patio, un rival al que todos quieren enfrentar. Los dos equipos llegamos bien, sabemos que nos jugamos mucho. Imagino que ellos, que están en cuartos de final de la Copa Libertadores, quieren seguir con vida en el campeonato local. Es un clásico a muerte, muy importante. Va a ser un gran partido”, dijo Lunari, y no disimula su emoción. Debe estar contando los minutos.

No solo él siente eso; ha trasmitido la confianza a sus jugadores, que solo ven la victoria frente a los cardenales. “Santa Fe es uno de los rivales más fuertes de la liga, afortunadamente venimos bien. Tenemos la expectativa de pelear por el título y por eso tenemos que vencer a un rival como Santa Fe, eso sería una inyección anímica muy grande para los playoffs. Le tenemos respeto, tienen categoría, pero confiamos en los nuestro”, dijo el portero Nicolás Vikonis.

Y por el lado rojo, la motivación no podía ser mayor. El equipo llega con ventarrones impulsando su camiseta, que está inflada, orgullosa, con la reciente clasificación en la Copa Libertadores. Pero los cardenales deben hacer frente a la doble competición. Esta semana que entra jugará el partido de ida contra Internacional de Porto Alegre.

Santa Fe ha tenido un calendario fuerte, ha tenido que alternar su equipo, poner a veces a los suplentes, como frente a Nacional, cuando perdió 2-0, hace ocho días, y se complicó en la clasificación. Pero los titulares están que se juegan. Así lo confirmó el técnico Gustavo Costas: “Es el clásico, este es el tipo de partidos que estoy seguro todos quieren jugar, todos se ponen bien para jugarlo”.

Y como todos quieren jugarlo, Costas deberá escoger el mejor equipo para afrontar sus dos competencias. Consciente de que si pierde hoy podría quedar eliminado, dependiendo de lo que pase con Junior y Tolima, aunque con la ventaja del empate. Entrando a la cancha, con el equipo que ponga, arranca clasificado a la siguiente fase.

“No vamos a cambiar nada en nuestra idea, Y mucho menos lo vamos a hacer ahora que nos jugamos la Liga. Es claro que todos queremos ganar el clásico, sería la frutilla de la torta”, dijo Costas el viernes, al confirmar que Omar Pérez irá como titular en el clásico.

Lo que pasa es que Millos no quiere reparar en lo que plantee su rival. Lunari solo visualiza sus propias fortalezas. “Más allá de que sea el clásico de la clasificación, estamos es concentrados en mantener nuestro nivel, así le podemos ganar a cualquiera. Ya nos sacamos eso de no poderle ganar a un grande. Sin pensar qué equipo pone Santa Fe, nosotros pensamos solo en nosotros para ganarle al titular, al alterno o al equipo que nos pongan por delante”, aseguró, y su emoción se transformó en vehemencia, en convencimiento.

Pero el técnico de los embajadores también tiene, como Costas, un dolor de cabeza para armar la nómina, y todo por la ausencia por lesión del delantero Jonathan Agudelo. Debe buscar su mejor reemplazo, pero teniendo en cuenta que si juega el argentino Maxi Núñez, el reemplazo natural, deberá sacrificar a un extranjero ¿a Vikonis, a Román, a Insúa? Solo tres podrán estar en la cancha.

Llegó el momento de disfrutar el clásico bogotano. Un duelo que hoy no quiere empates, que no quiere ausencia de goles, que necesita coraje, entrega, fútbol, estrategia y emociones. Es el clásico en el que no se juega la muerte, se juega, ante todo, la vida, la clasificación en la Liga.

Alineaciones probables:

Santa Fe: Castellanos; Cummings, Mina, Meza, Mosquera; Roa, Torres, Seijas; Omar Pérez;  Morelo y Páez.
D.T.: Gustavo Costas.

Millonarios: Vikonis; Ochoa, Torres, Díaz, Cadavid; Silva, Vargas, Robayo; Vásquez, Insúa; Uribe.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.