Los barrios de Bogotá con la calificación más alta en seguridad

Los barrios de Bogotá con la calificación más alta en seguridad

En cerca de 200 no se han cometido más de dos delitos de alto impacto en 2015.

notitle
09 de mayo 2015 , 07:54 p. m.

En medio de la inseguridad que buena parte de la ciudadanía percibe (un 43 por ciento, según la más reciente encuesta de la Cámara de Comercio), hay quienes piensan que encontrar barrios donde la conflictividad sea escasa es tan mínimamente probable como hallar una aguja en un pajar.

Pero, contrario a esa impresión inicial, en Bogotá hay sectores que en lo corrido de este año no han sumado a las estadísticas de homicidio, hurtos y lesiones personales, según la Policía Metropolitana de Bogotá. Son unos 200 barrios de los cerca de 5.600 que hay en la ciudad en los que el número de delitos que se han cometido no superan los dos casos.

Si bien es cierto que la lista destaca algunos sectores exclusivos como Cerros de Santa Bárbara y Rincón del Chicó, en Usaquén, norte de la ciudad, la medición no distingue estrato social ni localidad.

Mientras que en este par han sido denunciados solo dos casos por hurto –uno en cada barrio– y no se han reportado robos a residencias, a automotores ni motocicletas y mucho menos homicidios o lesiones personales, el panorama no varía en Mandalay 2.° sector (Kennedy), suroccidente. Allí solo se ha registrado un hurto en la calle durante los primeros cuatro meses del año.

Los tres –al menos por ahora– se llevan una buena calificación en seguridad, sin importar la zona en la que se encuentran.

Si bien frente a este último caso pareciera que se tratara de una contradicción, teniendo en cuenta que la localidad tiene la cifra más alta de hurto a personas de la ciudad (801 casos denunciados en 2015), según el balance de delitos de alto impacto del primer trimestre de este año, realmente no lo es.

Mientras Mandalay (ubicado en la UPZ Américas) está gozando de una buena reputación, otro barrio de la localidad, Gran Britalia (de la UPZ del mismo nombre), lleva 40 denuncias por diferentes delitos, como hurto a personas (17) y lesiones (19).

Este tipo de paradojas, en las que un barrio termina por arrojar resultados totalmente contrarios a los de su localidad, son más frecuentes de lo que se cree. ¿Por qué?

Para el analista en temas de seguridad y políticas públicas Jairo Libreros, son varios los factores que pueden incidir en que los delitos se concentren en algunas zonas. La duración de una acción policial de tipo preventiva, su operatividad y las acciones que ponen en marcha los mismos ciudadanos para blindarse de los delincuentes hacen parte de ellas.

“Es común que suceda. Hay esquinas donde se concentran delitos; pasa en ciertos sitios por el número de personas que habitualmente cruzan por ciertos sectores, lo que facilita o invita a que se presenten estos delitos; también, por la disminución de unidades policiales (...) La seguridad en algunos sectores puede estar relacionada con la recuperación del espacio público, porque hay iluminación y por la presencia de patrullaje”, explicó. Autoridades y expertos también coinciden en que el tamaño y la población (incluyendo la que es flotante) de ciertas zonas son determinantes en el comportamiento delictivo de las localidades, especialmente de las que albergan más gente como Suba –la más poblada– y Kennedy –la segunda.

Por esto, la medición termina por ser más precisa con los barrios y no con extensiones más grandes de territorio. Por ejemplo, mientras que en Suba Centro, por el sector de la calle 145 con carrera 91 se han registrado, entre otras, 12 lesiones personales y un homicidio, en Camino de la Estancia, a la altura de la carrera 132 con 132, solo se ha denunciado un hurto de celular.

El positivo listado de las autoridades incluye asimismo barrios como Metrópolis occidental (Engativá), Modelo II (Barrios Unidos), Santa Isabel Occidental (Puente Aranda) y Divino Niño (Ciudad Bolívar).

Este es un sector bastante deprimido, pero, a pesar de eso, el año pasado solo se registró un homicidio, y fue el de un consumidor de droga; las contravenciones no son mayores”, contó un uniformado de la zona.

Eso sí, frente a los resultados, las autoridades aclaran que no se trata de que en estos barrios no ocurra ningún delito o que los demás sean inseguros, sino que son un ejemplo, pues el número de episodios está por debajo del promedio, que a la fecha está sobre los 40 delitos denunciados.

Les fue bien en el 2014

A los barrios que empezaron con el pie derecho este año se suman a aquellos que no reportaron homicidios, lesiones, riñas ni hurtos en ninguno de los 365 días del año pasado.

Según el Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (Ceacsc) de la Secretaría de Gobierno, fueron 377 los barrios catastrales “con menores conflictividades, violencia y delitos”.

EL TIEMPO cruzó los datos de Policía y Ceacsc y encontró que algunas zonas que tuvieron el mejor comportamiento en el 2014 coinciden con las que reportan menos casos para el 2015.

Entre estas están los barrios Ciudad Salitre (Teusaquillo), Bellavista (Chapinero), El Retiro (Chapinero). Incluso, en este nuevo conteo se incluye a Bosques de Torca (Usaquén).

Para el caso de El Retiro, por ejemplo, su buena calificación no solo se la dan la Policía y las autoridades distritales sino también sus propios residentes, quienes están convencidos de que el suyo entra en el escalafón de los barrios más seguros de Bogotá.

Hubo una época, hace como cuatro años, en la que se presentaron atracos en el sector, pero en este momento sí es uno de los más seguros. Lo hemos conseguido con el apoyo de la Policía e incluso con la colaboración de los vecinos que estamos muy pendientes de lo que pasa”, explicó Salomón Parra, director de la Asociación vecinal El Retiro. Para él, la base de los positivos resultados –el año pasado no se reportaron delitos de alto impacto y para el 2015 se ha denunciado un hurto a residencias– tiene que ver en buena medida con la constante comunicación que tienen con la Policía de su cuadrante, las cámaras de seguridad que han instalado, así como el control de ellas y el estado vigilante en el que permanecen.

Sobre el sector de Bellavista, otro de los que van pasando la prueba, el alcalde de Chapinero, Mauricio Jaramillo Cabrera, lo describió como un lugar “seguro, donde reside una comunidad de 900 personas aproximadamente y casi que podríamos afirmar que allá no existe ni una sola ‘olla’ de microtráfico”.

Pasan por buen momento
Otros barrios que sacan la mejor cara de la ciudad

Algunos de los barrios que también tienen índices de criminalidad mucho menores al promedio son los barrios de Ciudadela Colsubsidio y Bolivia, en Engativá; Multicentro (Usaquén); Ciudad Jardín Sur (Antonio Nariño), Sotileza (Suba), El Rubí (Fontibón) y Camelia (Puente Aranda).

Para el caso de los dos primeros, autoridades y ciudadanos coinciden en que la organización de los conjuntos residenciales y vigilancia privada, la llegada de centros comerciales y la dificultad para tener acceso a las vías principales, si de antemano no se ha conocido el sector, ha contribuido a que sea uno con los menores índices de criminalidad. Esto a pesar de que a pocos metros de distancia se encuentran otros barrios de mayor conflictividad, donde los ciudadanos ven más riesgosa la convivencia. Han logrado, entonces, blindarse de los delincuentes que actúan cerca. “En general me parece un barrio seguro, aunque no el 100 por ciento. Estoy tranquilo cuando salgo, pero como estamos en Bogotá hay que andar con precaución”, dijo Daniel Sánchez, residente de Bolivia.

Por su parte, Multicentro se ha convertido en un ejemplo de seguridad para la ciudad desde hace al menos ocho años; el trabajo ha sido largo, pero eficaz. Crear un equipo entre la Policía, la gente y la vigilancia privada ha sido vital para mantenerlo en el tiempo y evitar que los delincuentes regresen al sector.

ALEJANDRA P. SERRANO GUZMÁN
Redactora de EL TIEMPO
Si tiene una denuncia o historia, escríbanos a aleser@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.