Cuidado y cariño para tener aves saludables

Cuidado y cariño para tener aves saludables

Los pájaros suelen esconder sus dolencias, por lo que conocer los síntomas es vital para un control.

notitle
08 de mayo 2015 , 05:11 p.m.

Si le gustan las mascotas, pero prefiere tener un ave en vez de un perro o un gato porque considera que su cuidado es menos dispendioso, esto no es del todo cierto. Tener un pájaro no solo implica brindarle agua y comida; requiere de algunos conocimientos y atenciones específicas. Su higiene y una adecuada alimentación son indispensables para la prevención de enfermedades.

Recuerde que las aves que usted puede tener en su hogar son las ornamentales, como el canario, el perico australiano, la cacatúa carolina, el perico fisher, el bengalis y las alondras.

Antes de adquirirlas, consulte al veterinario para que le dé las indicaciones necesarias, pues cada una requiere de cuidados concretos. Debe aprender a conocer a su ave, así identificará de forma rápida cuando sienta alguna molestia.

“Las aves ornamentales son animales presa, no son un predador, por lo que enmascaran los síntomas lo máximo que puedan, ya que si se ven débiles se convierten en presas fáciles”, explica Claudia Brieva, docente de la facultad de medicina veterinaria y zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia.

Esté atento, porque cuando se hace muy notorio su malestar, es posible que su estado ya sea crítico. Las enfermedades nutricionales, respiratorias e infecciosas son las más habituales.

“Los síntomas de alerta cuando están sufriendo este tipo de enfermedades son la descamación de las patas y del pico, puede haber dificultad respiratoria, ronquera, diarrea, y suelen quedarse quietas”, señala Mary Cerliz Choperena, médica veterinaria y docente la Universidad de Antioquia.

Si nota que a su ave se le esponjan las plumas de forma continua, no canta, estornuda y abre el pico para respirar, puede estar padeciendo alguna enfermedad respiratoria, desde una sinusitis hasta neumonía. Esta puede ser causada por la frecuente exposición a corrientes de frío.

Buena higiene

La mejor manera de prevenir las enfermedades es una dieta variada y enriquecida con vitaminas y minerales. Por ejemplo, el mercado ofrece mixturas de semillas como alpiste, millo, avena y nabo, que son una buena opción de alimentación.

Cerliz enfatiza en que el continuo aseo de las jaulas es indispensable para que el ave se mantenga libre de infecciones. “Se deben mantener limpios los bebederos, comederos y perchas, y con periodicidad se debe lavar la jaula. Igualmente, es necesario limpiar las telas con la que se tapa la jaula para evitar la acumulación de bacterias y hongos”.

En cualquiera de estos casos, es indispensable llevarla al veterinario inmediatamente. Los expertos recalcan que las aves son seres vivos y su bienestar depende de los dueños, tal como ocurre con los gatos y los perros. Las aves se estresan fácilmente y hay que brindarles tranquilidad, cariño y atención.

Perros y gatos con un paladar bastante refinado

En los años 80 no importaba mucho lo que los animales de compañía comían. “Ellos se alimentaban de sobras, comida casera y, en general, basura, porque en América Latina no habían industria enfocadas en su nutrición”, aseguró, José Antonio Pulido, gerente de alimentos Polar en Colombia, durante el segundo encuentro de médicos veterinarios y zootecnistas organizado por esta entidad.

En este evento se discutieron los últimos avances en tecnología de alimentación para animales domesticos, en donde el panorama actual es bastante diferente. “Buscamos que para la mascota comer sea una experiencia nutritiva y placentera, así como lo es para los humanos”, explica Pulido.

En este sentido, los alimentos incluyen toda una serie de sustancias pensadas para cuidar diferentes órganos de su cuerpo, darle brillo a su pelaje y llenar de energía a estos juguetones amigos. “Los concentrados vienen con antioxidantes, Omega 3 y 6, entre muchos otros aditivos y nutrientes”, explica el médico veterinario Carlos Cifuentes, representante de Pet Food Institute.

Pero no solo es por salud, también es por placer y gusto. Para las mascotas debe ser agradable la comida que prueban, esto es conocido como palatabilidad, “Actualmente todo las marcas premium y semipremium ofrecen esta garantía y tienen sustancias que generan sabores, olores y colores que aumentan el apetito de las mascotas”, comenta Cifuentes.

Esto hace casi seguro que se coman el concentrado, a menos que estén enfermos. La variedad es un punto clave, sabores a vegetales o frutas pueden ser una opción.

Como una manera de complementar la experiencia de comer en estos animales, actualmente se está implementando la alimentación tranquila: “la idea es que al momento de ofrecer la comida a la mascota, desde pequeños los acostumbremos a un ambiente calmado y limpio, usando esencias relajantes para ellos”, explica Cifuentes. Así, desarrollarán hábitos alimenticios más sanos.

Más espacio para las mascotas

Que una de cada cuatro personas tenga un perro o un gato en su casa, demuestra el cariño que los colombianos tienen por las mascotas.

Por eso queremos que ellas estén cada vez mejor. Los invitamos a que nos envíen sus dudas acerca del cuidado de sus animales de compañía, que serán respondidas por expertos.

También, si su mascota está extraviada, le esta buscando novio o novia, tuvo cría o tiene algún perro o gato listo para ser adoptado, puede mandarnos su información y fotografías. Pueden escribirnos al correo mascotas@eltiempo.com.

GISELLA N. ÁLVAREZ SANDOVAL
Redactora EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.