¿Tiene cambio de un billete de medio millón?

¿Tiene cambio de un billete de medio millón?

En distintos países circulan billetes con más de 5 cifras. En enero Colombia tendrá el de $ 100.000.

notitle
07 de mayo 2015 , 08:04 p.m.

Si la sola idea de tener en sus manos un billete de 100.000 pesos le aterra porque le complicaría la vida a la hora de efectuar una compra en la tienda del barrio, pagar el servicio de taxi, retirar efectivo del cajero automático o, simplemente, porque llevarlo en la cartera le generaría una sensación de inseguridad, sepa que Colombia no sería el único con un billete de ese valor. (Conozca los billetes de más alta denominación que circulan en el mundo)

En varias naciones del mundo circulan hoy billetes con cinco ceros a la derecha, y hasta hace algunos años se vieron billetes hasta con ocho ceros, como en Bosnia, que alcanzó a tener uno de 100’000.000 de dinares en 1993.

En Bielorrusia, por ejemplo, llegó a circular un billete de 5 millones de rublos, que sería como tener en Colombia uno de 700.000 pesos. En Vietnam, que tuvo uno de similar número de dongs, su equivalente en pesos sería un billete de más de 500.000, teniendo en cuenta las tasas de cambio promedio del 2014 en esos mismos países.

Para no ir tan lejos, basta con mirar los billetes de 100.000 rupias de Indonesia o los 100.000 guaraníes de Paraguay, cuyas equivalencias en pesos colombianos serían las de un billete de 18.000 y 50.000 pesos, respectivamente.

A la fecha, solo Paraguay cuenta con un billete de esa denominación en Latinoamérica, pero en buena parte de los países de la región que presentaron hiperinflaciones en la década de los años 80 era común encontrar billetes con seis ceros o más, solo que con el tiempo los fueron eliminando o cambiando la denominación de esas monedas por otras de menor valor a medida que esas economías lograron estabilizarse.

Venezuela es el país donde se hizo un ajuste de esas características más reciente. A comienzos del 2008 se eliminaron tres ceros al bolívar dando paso al ‘bolívar fuerte’.

Un año antes lo había hecho la República de Ghana. Turquía hizo algo similar en el 2005, Rusia en 1998 y México en 1993.

La puesta en circulación del nuevo billete de 100.000 pesos en Colombia es una decisión sin reversa y, según ha dicho José Darío Uribe, gerente del Banco de la República, lo más probable es que llegue a finales de año o en enero del 2016.

Se necesita el billete

Pero ¿qué es lo que obliga a un país a tener billetes de alta denominación circulando en su economía?

En esencia son dos factores, dicen los técnicos del Banco de la República: el ingreso promedio de la población y el monto del salario mínimo.

“Hoy en día, en Colombia estas variables han crecido más del doble de lo que eran cuando se emitió el billete de 50.000 pesos en el 2000, lo cual permite concluir que la economía estaría necesitando una nueva denominación”, explican.

En ese año, el ingreso per cápita en Colombia era de 2.500 dólares y el salario mínimo llegaba a 286.000 pesos. Hoy, ese ingreso se elevó hasta 7.800 dólares, mientras que el mínimo está sobre los 644.000 pesos.

La evolución de esos dos factores hace que aumente el valor de las transacciones en la economía lo que, a su vez, genera mayor demanda de billetes y monedas de denominación más alta.

“El billete de 50.000 pesos ha registrado un crecimiento de 17 por ciento anual y su participación actual en el total circulante de la economía del país es de 32,4 por ciento, similar a la que tenía el de 20.000 pesos en el año 2000 (31,2 por ciento) cuando entró el billete de 50.000”, explica la fuente del Emisor.

Agrega que, en cualquier caso, el billete de 100.000 pesos tendría un equivalente de 38 dólares, aproximadamente, mientras que en Costa Rica, el billete de más alta denominación (10.000 colones) valdría 92 dólares.

En Uruguay, donde el billete de mayor denominación es de 2.000 pesos, el valor en dólares sería de 78; en México, el billete de 1.000 pesos equivale a unos 65 dólares, y el de 200 nuevos soles de Perú rondaría los 64 dólares.

Polémica por nuevo billete

La inminente llegada del billete de 100.000 pesos ha generado un duro debate entre quienes lo consideran necesario y aquellos que creen que no, más cuando lo que se busca es quitarle tres ceros al peso, reducir el uso del efectivo y elevar la bancarización.

En la Asobancaria dicen que si bien las condiciones de la economía están dadas para ello, emitirlo es una decisión desafortunada, pues es una puerta abierta al transporte de dinero ilegal, contribuye a la evasión tributaria, pues fomenta el uso del efectivo.

Señalan que esto promueve la informalidad, evita la reducción de los costos de transacción y obstaculiza la inclusión financiera.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.