Tres diarios distintos, un Gabo verdadero

Tres diarios distintos, un Gabo verdadero

García Márquez nos dejó unas lecciones de inmensa utilidad para ejercer el periodismo.

notitle
28 de abril 2015 , 06:08 p.m.

Primero fue Comprimido, luego El Otro y después El Ideal. Al final no quedó ninguno. Este podría ser un escueto resumen de las odiseas en las cuales Gabriel García Márquez se embarcó para darle alas a su pasión por los periódicos.

La primera incursión de Gabo como empresario del periodismo fue en Cartagena, donde contó con la complicidad de ‘El Mago’ Guillermo Dávila para producir “el periódico más pequeño del mundo”. Se trataba de Comprimido, cuyas notas se escribían con brevedad telegráfica. “Fuimos precursores de Twitter”, contaba ‘El Mago’ en la Feria del Libro, al recordar aquellos tiempos.

Los mil ejemplares gratuitos de la publicación en tamaño media carta tuvieron una acogida inmediata, pero la plata no les alcanzó ni para una semana y al cabo de seis ediciones Comprimido dejó de circular el 23 de septiembre de 1951.

En la despedida a sus lectores, Gabo explicó sus dificultades financieras y remató así su breve editorial (leálo aquí): “Ante tan halagadoras perspectivas, no hemos encontrado un recurso más decoroso que el de comprimir este periódico hasta el límite de la invisibilidad. [...]. Desde este instante, este empieza a ser –para honra y prez de nuestros ciudadanos– el primer periódico metafísico del mundo”.

A comienzos de la década de los ochenta –y tras unos años de exilio, gracias a la ‘seguridad democrática’ de la época–, el bicho de tener un periódico volvió a picar a Gabo. Esta vez buscó a Darío Arizmendi, quien era director de El Mundo, de Medellín, diario que se distinguía por la calidad de sus plumas y la innovación de su diseño. Más tarde se sumaron otros socios y el plan era fundar El Otro, periódico donde ningún reportero debía tener más de treinta años, para evitar periodistas contaminados o resabiados.

Entre idas y venidas, y con la noticia del Nobel atravesada en el proceso, luego de año y medio de reuniones y preparativos en Colombia y el exterior, Gabo desistió de la idea. No solo porque las condiciones económicas no eran muy favorables, sino porque aparte de los compromisos que implicaba ostentar el máximo honor literario del planeta, su participación en El Otro podría alejarlo de la literatura y ese era un riesgo que no podía correr. Además, con el surgimiento de grupos armados de extrema derecha y el recrudecimiento del conflicto armado en el país, el ambiente político y social cada vez se enrarecía más. “Si hubiéramos hecho ese periódico, nos habrían matado a todos”, admitiría posteriormente el escritor.

Sin darse por vencido, en 1998 Gabo hizo un nuevo intento, para lo cual organizó una serie de talleres en la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, a los cuales me invitó a participar. La primera tarea que nos puso fue plantear cómo debía ser un periódico ideal. Y así se llamaría: El Ideal, un diario de información local de Cartagena, que se iba a publicar una sola vez y que se imprimiría también en Nueva York, París y Tokio, ¡y en español! Toda una locura.

Después de meses de interesantes discusiones e intercambios con periodistas europeos, argentinos, gringos, mexicanos, canadienses y colombianos, el factor económico hizo inviable el proyecto. La despedida de El Ideal fue en San Miguel de Allende (México), a finales de 1998, poco tiempo antes de que Gabo adquiriera la revista Cambio.

Aunque ninguno de los intentos cuajó, en estos tres casos Gabo nos dejó –como en otras aventuras periodísticas que emprendió– unas lecciones de inmensa utilidad para ejercer nuestro oficio en forma novedosa y responsable.

* * * *

Colofón: ¿qué tienen en común el manejo de las protestas gremiales, la discusión de las reformas políticas y la información sobre el proceso de paz? La falta de consistencia en los mensajes del Gobierno Nacional.

@Vladdo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.