"¡Mami, la calle se abrió en dos!": sobreviviente de tragedia en Nepal

"¡Mami, la calle se abrió en dos!": sobreviviente de tragedia en Nepal

Esto le dijo Daniela Londoño a su mamá cuando logró comunicarse tras el terremoto.

notitle
28 de abril 2015 , 10:04 a.m.

Lo que Beatriz Moreno sabe de su hija Daniela Londoño, de 25 años, quien estaba en Katmandú (Nepal) en el momento del terremoto, son pocas escenas que se ha ido armando en su mente con base en lo que ha logrado hablar con ella.

Eso se suma a las trágicas imágenes que ha visto en televisión y que recorren el mundo informando sobre uno de los fenómenos naturales más graves de los últimos años en el país asiático, que ya deja un saldo de más de 3.700 muertos y miles de heridos.

“Ella me dijo: ‘¡Mami, la calle se abrió en dos!, salí corriendo, se me perdieron los zapatos, me encontré con un australiano, él me ayudó, estuve con él todo el tiempo, no me desamparó. Mami, es un ángel”.

Desde Manizales, Moreno contó agradecida con Dios y con todas las personas que la ayudaron cómo han sido sus últimos días desde que se enteró del terremoto.

Sábado, 6:30 de la mañana. Una llamada de su suegra la despertó para contarle lo sucedido en Nepal. Cuando corrió a revisar su celular, ya tenía un mensaje de Daniela a las 3:40 de la madrugada, decía que estaba bien y fuera de peligro.

Había un segundo mensaje a las 6 de la mañana. “Vamos a dormir en un parque muy seguro”. Tres horas más tarde, la joven manizaleña escribió: “No se preocupen que estoy bien”.

Casi dos días después, cuando Moreno ya se sentía "enloquecida" por no saber más de su hija mayor, y luego de haber montado casi "una embajada" en su apartamento con amigos, familiares, contactos y toda una red de ayuda desde distintas partes del mundo averiguando por el paradero de la joven, ella contestó el celular.

“Coincidió que puso su sim en un celular que le prestaron y en ese momento mi otra hija le marcó y le entró la llamada”, dijo Moreno, y añadió que Daniela “ya estaba desesperada, llorando. Me decía: 'No sé qué hacer, ya no hay comida, no hay agua, la gente se está yendo, los están ubicando'. Yo le respondí que se fuera para la Embajada Americana, que de alguna manera, allá llegábamos”.

Pero la joven administradora de empresas, quien ese día estaba en un viaje turístico en la zona central de Katmandú, Tame, estaba sin zapatos, sin papeles y a una hora de su residencia. La respuesta de esa Embajada fue que no le podían ayudar, ella no tenía identificación alguna.

Horas más tarde, con ayuda de unos policías, Daniela fue a su casa, recogió los papeles y volvió a esta institución, pero la respuesta fue la misma. “Ella se sentó a llorar en un andén”, narró su mamá.

Mientras tanto, desde Colombia su familia ya se había comunicado con varios organismos y autoridades, entre ellos, el cónsul de Colombia en la India, Santiago Arrubla. “Él llegó a buscarla. ‘Daniela, Daniela’, la empezó a llamar y ella apareció entre la gente. Se encontraron el domingo a las 11 de la noche y desde ahí no se separan. Ella durmió en un buen hotel, comió, descansó, no sé si recuperó los zapatos”, finalizó Moreno entre risas de alivio porque su hija, quien estuvo descalza y perdida durante dos días en Nepal, ya está a salvo.

Ahora están coordinando con la Cancillería Colombiana y varias embajadas para que la joven regrese a su casa en
Manizales. “No se sabe si va a Nueva Deli o a España o directamente aquí, todavía estamos esperando qué más nos dicen, pero ojalá que para el fin de semana ya esté con nosotros”, aseguró Moreno.

La joven llevaba pocos días en el país asiático. El 14 de abril viajó a Katmandú con una misión social de la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales (Aiesec). Estaba trabajando en una escuela dando clases de inglés y de baile.

“Ella se viene para Colombia, pero dice que quedó enamorada de Nepal, hay gente humilde que la ayudó mucho, le dieron primero comida a ellos, a los extranjeros. ‘Me decían que repitiera y ellos no habían comido’, me contó la niña”.

 

Mónica Arango Arango
Corresponsal de EL TIEMPO
Manizales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.