Las frases del paro que dividen a maestros y Gobierno

Las frases del paro que dividen a maestros y Gobierno

Mientras la Nación insiste en que no negociará si no hay clases, maestros exigen mejores salarios.

notitle
27 de abril 2015 , 06:38 a.m.

Tras seis días de paro, las posiciones de los maestros y de la Ministra de Educación, Gina Parody, se mantienen inamovibles: no hay un acuerdo sobre los salarios, ni sobre los beneficios en salud y mucho menos sobre la evaluación docente.

Mientras tanto, se calcula que el 95 por ciento de los colegios públicos del país se han visto afectados por la falta de acuerdo: niños que no van al colegio, padres que no tienen con quién dejarlos.

La misma Parody ha reconocido que los salarios de los docentes (1,6 millones de pesos para los que empiezan, 2,5 millones para otros que llevan años de servicio y hasta poco más de 5 millones para una minoría en mejores condiciones), pero la Federación Nacional de Educadores (Fecode) se levantó en la mesa porque consideraron insuficiente el aumento del 10 por ciento ofrecido por la Nación. En total, hay 330.000 maestros en el sistema público.

Estas son algunas de las frases que muestran la división. En el caso de Bogotá, amenazan con generar bloqueos en varios puntos de las troncales de TransMilenio, especialmente en la calle 26, donde se encuentran las instalaciones del Ministerio.

 

Las de los docentes

- “El problema no solo es el bajo aumento ofrecido, sino también la evaluación por competencias, que está diseñada para que muy pocos pasen”, Yesid González, docente de bachillerato con maestría.

- “Sentimos que necesitamos mejoras inmediatas en materia salarial y en las condiciones del servicio de salud; además, pedimos que se suspenda la evaluación por competencias para los docentes”, Luis Grubert, presidente de Fecode.

- “Nos parece un esquema injusto (la evaluación de competencias), porque esos ascensos están condicionados por la disponibilidad presupuestal; es decir que a la larga las mejoras sólo operarían hasta donde alcancen los recursos”, Jairo Arenas, ejecutivo de Fecode.

- “Aunque todos los profesores decidieran presentarla (la evaluación de competencias), y la pasaran, el Ministerio tiene recursos limitados para soportar todos esos ascensos. Eso explicaría por qué solo el 20 por ciento la aprueba”, Jairo Arenas, ejecutivo de Fecode.

- “Es una actitud prepotente frente a los educadores que tienen derecho a la protesta amparados en la Constitución. (En el paro) no hay nada irregular, no hay que castigarlos porque no están cometiendo un delito y tienen fuero circunstancial mientras adelantan las negociaciones”, Aurelio Suárez, excandidato a la alcaldía de Bogotá.

- “No solo nos importan los salarios. Dos de los puntos del pliego están orientados hacia la gratuidad y a que el preescolar sea de tres grados… Eso no quedó en el Plan Nacional de Desarrollo”, Luis Grubert, presidente de Fecode.

 

Las de la Ministra Gina Parody

- “Todas las propuestas que se hicieron en la mesa de negociación han sido retiradas e iniciaremos las conversaciones de cero. (...) Si los educadores permanecen en paro, no negocio y no hay pago”.

- “La jurisprudencia de la Corte es clara al señalar que no podemos cancelar sueldos por días no laborados a los funcionarios públicos, por eso las secretarías de educación están autorizadas para hacer los descuentos de nómina correspondientes a quienes ejerzan su derecho a la huelga en horas laborales”.

- “Les propusimos un aumento salarial del 10 por ciento, pero el sindicato lo rechazó porque para ellos es insuficiente. También nos rechazaron una bonificación para los docentes del grado 14 durante su último año de servicio, en reconocimiento al ejercicio de la profesión”.

- “No es una opción para Colombia eliminar la evaluación docente. Los profesores nos han dicho que el mecanismo del examen es engorroso y complicado y que no tiene relación con la práctica de aula, por eso propusimos erradicar la evaluación escrita. La propuesta también fue rechazada por Fecode”.

- “Los profesores tienen 36 días hábiles de vacaciones mientras que el resto de colombianos tiene solo 15; además deben trabajar un promedio de seis horas diarias presenciales y los demás empleados públicos trabajan 8 horas”.

- “Estuvimos dispuestos a negociar, pero, al no ver resultados, tuvimos que acoger esta herramienta como último recurso para hacernos escuchar”.

 

 

 REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.