10 planes para gozarse el festival vallenato

10 planes para gozarse el festival vallenato

Hay mucho por hacer en una semana de elección del Rey Vallenato.

notitle
26 de abril 2015 , 12:06 a.m.

Comienza la temporada del culto al acordeón y a su ejecutante en Valledupar: el Festival de la Leyenda Vallenata, en el que se corona como rey al acordeonero que mejor interprete los aires típicos: paseo, puya, merengue y son.

El martes comienza el gran evento, que irá hasta el 3 de mayo y que se caracteriza por la buena música y la adrenalina que despierta la competencia entre participantes y seguidores. Y categorías hay para todos los gustos: infantil, aficionado, juvenil y profesional, así como piqueria (duelo de verseadores) y canción inédita. De cada una se elige un rey.

Además de ser la oportunidad de apreciar el vallenato en su formato típico, hay muchos planes en Valledupar y sus alrededores para estos días, como ir a La Junta (donde ahora se volvió fiebre fotografiarse junto a la famosa ventana marroncita de Diomedes Díaz) o a la vecina La Paz, donde el festival hará uno de sus concursos.

1. Ver el desfile de piloneras

El pilón, canto tradicional, es la banda sonora del desfile de piloneras, que evoca a las mujeres que pilaban maíz en el campo. Tiene su propio baile, y varias comparsas compiten por el trofeo en el desfile inaugural, que recorre la avenida 19 de la ciudad hasta la glorieta Pedazo de Acordeón. Hay desfile de niños (el 28 de abril) y de adultos (el 29).

2. Noches de compositores

Los compositores vallenatos tienen su espacio para contar cómo se inspiran y, a su modo, cantar sus creaciones. En las ‘noches de compositores’, el público no espera grandes voces, pero sí sentimiento. El 29 de abril habrá un encuentro, en el Club Valledupar, con Gustavo Gutiérrez, Beto Murgas y Marciano Martínez, entre otros. Al día siguiente, en Río Luna será la ‘Noche de bohemia’, con autores como Rosendo Romero.

3. Visita a puntos turísticos

Lugares para visitar y tomarse fotos hay varios: la pilonera mayor, El Pedazo de Acordeón, la plaza Alfonso López (donde se celebran eliminatorias), el Balneario Hurtado (donde es tradicional el paseo de olla dominical) y el río Guatapurí, con su sirena vallenata. En materia de artesanías están la galería y la tienda Compay Chipuco.

4. Un poco de historia y anécdotas

Oír a un artista vallenato contar sus anécdotas musicales puede ser un auténtico placer. Más si tienen tanta historia como los integrantes de la dinastía de los López. La oportunidad será en el conversatorio de mañana, en la plaza Alfonso López. Si el interés es más académico, también habrá un foro sobre su legado el mismo día, en la biblioteca departamental.

5. El origen religioso de la fiesta

La guerra entre españoles e indígenas (siglo XVI), mediada por la aparición de la Virgen del Rosario, es escenificada en la plaza Alfonso López todos los 30 de abril, a las 4 de la tarde. Es una forma de recordar el origen religioso de estas fiestas.

6. La cuna de la dinastía López

A solo 20 minutos de Valledupar está la cuna de la dinastía López: La Paz, donde también nació Jorge Oñate. La insignia culinaria del pueblo son sus famosas almojábanas, de las que se sienten muy orgullosos. Este año, también será la sede del concurso de acordeonero aficionado, en el marco del festival vallenato.

7. En el parque de la Leyenda

El Festival ofrece un artista internacional por noche, en los conciertos que siempre van hasta el amanecer. Esta vez actuarán Franco de Vita (30 de abril), Marc Anthony (primero de mayo) y Juan Luis Guerra (2 de mayo). Con ellos alternarán Jorge Celedón, Silvestre Dangond, El Gran Martín Elías y otros artistas vallenatos.

8. El Museo del Acordeón

Beto Murgas, acordeonero y compositor, se hizo folclorista gracias a su afición por los acordeones y su historia. Convirtió su casa en un nutrido museo, que no solo da cuenta de la evolución instrumental del vallenato, sino que guarda un magnífico archivo de recuerdos de sus artistas.

9. Procesión de la Virgen del Rosario

Mucho antes de que existiera la contienda de acordeones, estaba esta fiesta religiosa, basada en la famosa leyenda vallenata, con la que se hizo coincidir el Festival. Cada 29 de abril, a las 9 a. m., fieles caracterizados como indígenas y con ofrendas como panes en forma de animalitos locales asisten a la catedral de Nuestra Señora del Rosario, para la misa. Acto seguido, la procesión y la consagración de los indios a la Virgen.

10. Asistir a una parranda

La hospitalidad vallenata y las parrandas florecen esta semana. Una verdadera parranda implica sentarse a oír (no bailar) anécdotas y música a cargo de cantantes y acordeoneros. Hay comida típica y whisky.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.