Secciones
Síguenos en:
A desnudar las cifras

A desnudar las cifras

El solo problema de la salud en Colombia necesita de punto y medio del PIB. ¿Está presupuestado?

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 2015 , 10:19 p. m.

A raíz del paro de maestros, es la primera vez que oigo al Ministro de Hacienda decir que el país no tiene plata. Tal vez para cuidar sus expectativas como precandidato presidencial, Mauricio Cárdenas no le ha dicho la verdad al país sobre la nueva situación fiscal. Lo cual, como es lógico, incentiva a los diversos sectores sociales a salir a las calles a reclamar su tajada del boom económico, convencidos de que aquí hay a rodos para repartir, además de que mantiene a muchas actividades industriales, como la cafetera, exigiendo subsidios del Estado.

La verdad que el Ministro no le ha querido contar al país es que la economía colombiana se está descolgando. Que la situación fiscal es mucho más seria y delicada de lo que creíamos. El hueco se calcula en 8 billones de pesos, pero nadie lo sabe a ciencia cierta, porque el Ministro nunca nos ha hecho sumas y restas. El déficit en cuenta corriente llegará a 5 o 6 %, cuando los economistas dicen que si pasa del 3 % hay que comenzar a temblar. Preocupa mucho la inflación, que en el 2013 fue del 1,94 % y ahora está en 4,56 % (12 meses corridos).

La Misión Rural del exministro José Antonio Ocampo calcula que cumplir solo el primer punto de la agenda con las Farc sobre el conflicto rural puede costar 0,6 % anual no financiado del PIB, o sea entre 4,8 y 5 billones, que, sumados a los 8 billones, completarían un faltante de 12 o 13 billones anuales. Sin contar siquiera el problema de la salud, que es apremiante y que necesita por lo menos punto y medio del PIB. ¿Estará presupuestado?

Todo esto sería manejable si la economía colombiana estuviera creciendo. Pero de la quimérica meta del 4,5 %, el Gobierno se ha bajado al 3,5 %, presionado por otras visiones más realistas, como la del Banco Mundial, la Cepal, el BID. Algunos analistas dicen que incluso llegar al 3 % sería un milagro.

Claro. América Latina en su conjunto está peor. Si Colombia logra crecer al ritmo por lo menos de Chile, Perú y México, nuestros socios en la Alianza del Pacífico, lo habremos hecho muy bien.

Pero ¿cuánto costará un crecimiento del 3 % o menos sobre el empleo? El Ministro, manteniendo la caña de que todo sigue igual de bien, no solo no ha comenzado a preparar psicológicamente a los colombianos para esta descolgada, de manera que los sindicatos no sigan saliendo a las calles pensando en ordeñar la vaca lechera. Sino que tampoco parece que esté preparando a la economía. No se ven planes ni a corto ni a largo plazo para mejorar la productividad, por ejemplo, en comercio exterior o en agricultura.

En materia tributaria se han cometido graves errores. La reforma del año pasado, improvisada y atolondrada, estuvo llena de mensajes hostiles al sector privado y a la inversión extranjera. Hay hasta empresas que están pagando más del 60 % de sus utilidades en tarifa efectiva, sumados el impuesto a la renta, a la riqueza, el Cree y el GMF. Por eso, y no solo por la baja de precios, se registra un desestímulo en sectores estratégicos como el petrolero, ¡con un 82 % de reducción en la exploración y un 92 % en la sísmica! Según la ACP, 50 % de las compañías petroleras están pensando en irse.

En cuanto a los sabios que integran la misión de la nueva reforma tributaria, se sabe que arrancarán este año a hacer recomendaciones que pongan en cintura a las fundaciones, pero el grueso de la reforma quedará para el año entrante, luego solo entraría en vigencia a partir del 2017. Y mientras tanto, ¿qué hacemos con el hueco?

Algo que preocupa mucho es la Ley del Plan. Me dicen que tiene 250 artículos, que reforma 56 leyes y que ha recibido 1.200 proposiciones de modificación, solamente de parlamentarios. ¿Qué cosa sensata y coherente para el futuro de las finanzas del Estado puede salir de eso?

Y a propósito, Ministro: en esta época de vacas flacas, ¿cuánta ‘mermelada’ se está repartiendo a través del DPS, del Fondo de Adaptación, de Coldeportes, de Invías? ¿Será capaz usted de mostrarme la lista, congresista por congresista, de aquellos a los que se les han entregado cupos indicativos, principalmente en esas entidades?

Entre tanto... Y, según la Corte Suprema, ni ‘Timochenko’ ni ‘Márquez’ han reclutado nunca menores.

María Isabel Rueda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.