Secciones
Síguenos en:
Doña 'Tutina' y doña Lina

Doña 'Tutina' y doña Lina

Santos y el senador Uribe deben hablar francamente y pactar una oposición seria, fuera de Twitter.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2015 , 06:40 p. m.

¡Por Dios!, como diría el expresidente Álvaro Uribe, casi pasa inadvertido un encuentro, lleno de mensajes y de significado político, como el del martes pasado en Expoartesano, en Medellín, de la primera dama, María Clemencia de Santos, y la ex primera dama Lina Moreno de Uribe, siempre suave y discreta.

Lo bonito es que se notó un saludo sincero, afectuoso, por encima de las rencillas políticas de sus esposos, sin el menor asomo de rencor ni “te doy en la cara...”. El beso de saludo fue sincero. No ese beso en la mejilla, tan común en muchas reuniones sociales, más si son políticas: mua, mua, pero con hipo. Es decir, con hipocresía, o hipotecado e hipotenso, que arde hasta en la hipodermis. Para luego criticar el perfume, la piel reseca o la última pategallina...

Esta vez no. Ellas son viejas amigas y compañeras de lucha, pero, como dicen en las telenovelas, el destino las distanció. Claro que al pobre destino siempre se lo culpa de todo, cuando en este caso fue la política, llena de ambiciones e intereses. Ese momento en Medallo es una muestra de entender el valor de la amistad, y un ejemplo oportuno para el país, especialmente para sus medias naranjas. Sobre todo para uno que a veces parece medio limón, o limón y medio.

No dicen las crónicas de qué hablaron doña ‘Tutina’ y doña Lina. Seguramente de las artesanías, de lo ingeniosos que somos los colombianos, de “te ves muy bien” y “tú también”. Quién sabe si a doña Lina le quedaría tiempo de preguntar si aún hay foto de Uribe colgada en Palacio, o si ya está en el sótano.

No era propicio para hablar de gestiones de gobierno, ni de qué se comenta en las casas, la de Nariño y la de Uribiño; sobre las últimas rechiflas o sobre los diálogos en La Habana, ni sobre cómo el uribismo sigue aportando al hacinamiento carcelario. Era la distensión plena.

Y seguramente, al despedirse, alguna de ellas dijo “saludos a los tuyos”. Eso significa a Uribe o a Santos. Ojalá este sea el primer paso hacia la unidad. Doña Lina y la primera dama podrían propiciar un encuentro en torno de un chocolate palaciego, con huevitos al gusto, entre Santos y Uribe. Y que se invite al Procurador, como una especie de sacerdote que bendiga el encuentro. Amén.

Porque, sin dejar de hacer oposición, Santos y el senador Uribe deben hablar, sin el mua, mua de las primeras damas, pero sí francamente, con las observaciones del caso, y pactar una oposición seria, sin dejar de empujar los temas de interés nacional. El primero, la paz. Porque la disputa por Twitter, que es ya una ‘emptuitiada’ nacional, es muy dañina.

Eso les conviene a las Farc, que saben cómo mantener a los bandos separados, a veces con sangre de soldados, pues así polarizan y dilatan el proceso. “Las atrocidades de las Farc alimentan la polarización”, escribió con acierto este viernes Eduardo Posada Carbó.

Me gustó lo que dijo en un tuit Martín Santos: “Los hombres tenemos mucho que aprender de las mujeres”. A mí, por ejemplo, las mujeres me han enseñado a darlo todo. Y Esteban Santos agregó: “Los colombianos debemos ser respetuosos y tolerantes por el bien del país”. Tolerancia. Me gusta.

En este país dividido hay muchas fotos que faltan. La lista es larga. Por ejemplo, se necesita la foto de los directivos de Fecode y la ministra Gina Parody buscando un acuerdo. Porque los queridos maestros entraron a paro...dy, y seguramente tienen justas peticiones. Pero el ideal es un país con profesores preparados y bien remunerados, pero todo se arregla en la mesa, hablando. Ojalá se llegue a un acuerdo pronto, pues que haya muchos niños en la calle es un peligro.


Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.