Secciones
Síguenos en:
'Nos mintieron con obra de la 94'

'Nos mintieron con obra de la 94'

IDU se comprometió ante la Personería a no cobrar un peso más por valorización, aseguraron vecinos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2015 , 04:20 p. m.

 Ante la posibilidad de que se realice un nuevo cobro de valorización por la obra de la NQS con calle 94 –pues según el director general del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), William Camargo, hay un déficit de 107.000 millones de pesos–, habitantes del sector dicen que el Distrito le ha mentido a la ciudad.

Los miembros de la mesa veedora de la obra –que conformaron, hace 22 meses, con Personería y entidades involucradas– aseguran que el IDU se había comprometido a terminar el proyecto y a no cobrar un solo peso más a la ciudadanía.

“Empezaron la obra desfinanciada. La última porción de dinero que faltaba la tenía que aprobar el Concejo de Bogotá en diciembre del 2014, y se le aprobó. Ahí se le acabó a la comunidad la inquietud de que por plata no iban a terminar”, dijo Alba Astrid Cruz, representante de Corpocountry y quien hace parte de la mesa veedora. (Lea: Participe: ¿Qué palabras se entienden solamente en su región?)

Según los vecinos, la creación de la mesa se debió al miedo que existía de que la obra se iniciara y no se terminara por dinero. “Todos señalamos que la plata no alcanzaba y teníamos miedo de que el IDU la dejara tirada”, comentaron. Cruz señaló que la comunidad no está dispuesta a pagar más por dicha obra.

“El Distrito cometió un error craso. ¿Cómo, ahora, nos vienen a decir todo eso?”, preguntó la vecina y contó que desde hace más de una semana le solicitaron al IDU que respondiera las inquietudes de los ciudadanos, y que no lo hizo.

Además, dijo que los compromisos que adquirió la entidad con la comunidad y la Personería en las audiencias fueron vanos. “Estamos asombrados y decepcionados porque la palabra del IDU no vale. En Personería mintieron. Entonces no sirve que la ciudadanía sea veedora, se burlan en la cara de los ciudadanos”, subrayó.

Por su parte, Juan Camilo Patiño, que también hace parte de la mesa de veedores, dijo que entre los vecinos han conversado sobre la posibilidad de realizar una movilización ciudadana ya que “nos sentimos engañados pues dijeron que la plata estaba garantizada”. Señaló que les preocupa saber que la obra está parada por líos con dos edificios, y comentó que desde hace dos meses el proceso de hincado de material –clavado de la tablestaca– se detuvo.

Sin embargo, el director del IDU aseguró esta semana que el déficit se ha cubierto con otras fuentes de dinero y que no se descarta la posibilidad de cobrar un segundo recaudo.

La megaobra del deprimido cuesta unos 186.000 millones de pesos, pero solo se han pagado con los dineros de valorización 79.000 millones de pesos. Su construcción, según el IDU, pasó de costar unos 48.000 millones de pesos a 186.000 millones debido a que en su momento “la estimación de costos se realizó con un proyecto que no estaba diseñado”.

Según el IDU, en la actualidad la obra no está detenida y se terminará, pues está financiada con recursos del Distrito.

Redacción EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.