Secciones
Síguenos en:
En Manizales exigieron soluciones al problema penitenciario del país

En Manizales exigieron soluciones al problema penitenciario del país

Asistieron familiares de personas detenidas, líderes sindicales e integrantes de diferentes grupos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2015 , 08:15 a. m.

Hacinamiento, déficit de atención en salud, alimentación y resocialización de los presos con la ciudadanía cuando salen libres, son algunas de las carencias que denunciaron este viernes en Manizales durante un plantón por los derechos de los detenidos.

A las afueras del Palacio Nacional de Justicia, en Manizales, con carteles y mensajes alusivos a sus peticiones, arengas por un megáfono y hasta un cantante con guitarra, los manifestantes pidieron mejoras en el sistema carcelario del país. Asistieron familiares de personas presas, líderes sindicales e integrantes de diferentes movimientos en la ciudad.

El plantón se realizó en simultáneo en otras ciudades como Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín.

Las peticiones puntuales que hicieron fueron que el Gobierno declare la emergencia social humanitaria en las cárceles, que los detenidos paguen su pena en las regiones donde vivan sus familiares, que se cumpla con las rebajas de pena prometidas, una "solución definitiva" a los problemas de salud y hacinamiento y la no extradición de ningún colombiano.

Y a pesar de que en el Eje Cafetero no se vive una situación tan crítica como en otros centros penitenciarios del país, en sus cárceles también está copada la capacidad máxima de reclusos.

En la cárcel de varones La Blanca, de la capital caldense, por ejemplo, el cupo es para unos 670 internos pero tiene 1.373. Y frente a los 600 cupos en la cárcel Doña Juana, del municipio de La Dorada, hay más de mil reclusos.

En Pereira, por su parte, la cárcel de varones La 40 cuenta con una capacidad de 700 presos, pero hoy tiene 1.600.
Y en la cárcel de varones San Bernardo, de Armenia, donde solo hay espacio para 300 personas, tiene 640.

Aunque no contó con tanta asistencia, Henry Ocampo, secretario de la Central Unitaria de Trabajadores (Cut), en Caldas, e integrante de la Fundación Larga Vida a las Mariposas, aseguró que por eso había que darles a conocer a las personas lo que estaba pasando con la gente que paga una condena en las cárceles del país.

"Muchos no saben y por eso no se acercan, pero es hora de que conozcan que los detenidos en Colombia pagan condenas inhumanas, y más del 70 por ciento ni siquiera les han resuelto su situación jurídica", dijo Ocampo.

Añadió que la fundación Larga vida a las mariposas reúne a otras organizaciones en defensa por los derechos humanos y de solidaridad con los detenidos. "La mayoría de los que están en las cárceles es por la crisis social que atraviesan, de hambre, desempleo, el Gobierno debería empezar a pensar en esos factores", señaló.

De otro lado, Sergio Díaz, de la Organización Colombiana de Pensionados, reiteró que este tipo de manifestaciones son "necesarias y urgentes" para que los colombianos se den cuenta "de las situación real en las cárceles".

La jornada se extendió hasta las 3 de la tarde.

MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.