Secciones
Síguenos en:
¿Ocurrió realmente el arcoíris cuádruple en Nueva York?

¿Ocurrió realmente el arcoíris cuádruple en Nueva York?

Experto en meteorología explicó la verdad que se oculta detrás de este extraño fenómeno.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2015 , 07:26 a. m.

Una fotografía de cuatro arcoíris en Nueva York está causando furor en los medios, pero un experto en tales fenómenos inusuales dijo que no se trata para nada del milagro cuádruple que parece.

"Tuve un momento de sobrecogimiento, escuché mi tren venir, tomé la fotografía y corrí tras mi tren", comentó Amanda Curtis, cofundadora de una empresa de moda con sede en Brooklyn llamada Nineteenth Amendment, quien tomó la fotografía en la estación ferroviaria Glen Cove en Long Island. "Fue muy inspirador".

"Muchos lo están llamando el arcoíris cuádruple, pero no lo es", dijo Raymond Lee, un profesor de Meteorología en la Academia Naval de Estados Unidos, quien estudia y escribe sobre arcoíris raros.

Primero que nada, algo básico sobre los arcoíris: se crean cuando la luz es reflejada por gotas de agua. Un arcoíris doble ocurre cuando luz residual reaparece para reflejarse por segunda vez a través de la gota de lluvia. Con cada reaparición, el arcoíris se desvanece un poco.

Cuando la luz atraviesa por tercera o cuarta vez ─lo cual se llama terciario o cuaternario, no cuádruple─ eso es raro: Quizá se han confirmado cinco en 250 años, dijo Lee.

Pero cuando eso ocurre, el tercer y cuarto arcoíris están en el lado opuesto del cielo, como un sujetalibros, algo dictado por física complicada, señaló Lee. Jeff Masters, director de Meteorología de Weather Underground, y Craig Wiegert, profesor de Física de la Universidad de Georgia, confirmaron esto.

"Lo que ocurrió esta mañana en Nueva York fue un fenómeno bastante diferente", dijo Masters en un correo electrónico. Son reflejos salidos de un cuerpo de agua, cuando la luz rebota y pasa nuevamente a través de las gotas de agua, dijeron los expertos. Estos son llamados arcoíris de reflejo, inusuales, pero no sobrenaturales.

"Ésta es una fotografía bastante rara, pero no establece un precedente", agregó Lee.

De cualquier manera, Lee está impresionado con el trabajo de Curtis: "Yo soy malísimo tomando fotografías de arcoíris".

EL UNIVERSAL / GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.