Secciones
Síguenos en:
Los efectos del cese de bombardeos en el Meta

Los efectos del cese de bombardeos en el Meta

Hubo reducción en quejas de comunidades y en las cifras de desmovilizados.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de abril 2015 , 07:52 p. m.

Yenny* le vio la cara a la muerte en tres ocasiones cuando aviones de la Fuerza Aérea bombardearon campamentos de las Farc en el Caquetá, Antioquia y el municipio de Mapiripán, en el Meta, este último en una operación contra el frente 44.

“Cuando uno escucha los aviones entra en pánico y todo es confusión. Se viven momentos de angustia y todo el mundo se prepara para la huida del ataque, corriendo hacia las trincheras. Eso produce terror y nunca se le borra a uno de la memoria, a veces tengo pesadillas”, recuerda Yenny, que fue radioperadora y enfermera de las Farc y que ahora hace parte del proceso de reintegración de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) en el Meta.

A los guerrilleros los bombardeos les genera tanto terror que esa es una de las principales causas de las desmovilizaciones. De hecho, en lo corrido del año, incluidos los 35 días del cese de bombardeos ordenado por el presidente Juan Manuel Santos, en el área de influencia de la Cuarta División del Ejército ha habido 25 desmovilizados, frente a 99 del mismo período del 2014.

La zona de la División incluye Meta, Guaviare y Vaupés. En el Meta, por ejemplo, ha habido 13 desmovilizados en el 2015, mientras que en el 2014 la cifra llegó a 96.

El cese de bombardeos también ha influido, según el Comité Cívico por la Defensa de los Derechos Humanos del Meta, en la reducción de quejas de las comunidades sobre presuntas afectaciones psicológicas y al medio ambiente.

Islena Rey, presidenta del Comité, afirma que antes del cese de bombardeos el organismo recibía entre dos y tres quejas por supuestos daños colaterales en las operaciones militares, particularmente en municipios como Lejanías, Castillo, Vista Hermosa, Puerto Rico y Puerto Lleras.

“Las denuncias de la población rural menguaron considerablemente por violaciones de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. Esto nos indica y tenemos que reconocerlo que los bombardeos afectan al movimiento social, a la gente que afronta la guerra en el campo”, dijo Rey.

El general Rodrigo Valencia Guevara, comandante del Comando Aéreo de Combate número 2 (Cacom 2) en Apiay, informó que antes de “hacer la entrega del armamento (bombardeo)”, la fuerza sigue unos protocolos para proteger a la población civil y causar el menor impacto posible al medio ambiente.

“Cada vez que se realiza una misión esta tiene características especiales. El mandato constitucional nos obliga a proteger a la población y siempre verificamos que no haya afectación a las comunidades, tenemos mucha precaución. Sabemos que el enemigo influye en la gente para generar presión”, dijo el general.

(*) Nombre cambiado por petición de la fuente.

LLANO SIE7E DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.