Secciones
Síguenos en:
El poder de Hillary

El poder de Hillary

Todo está servido para que Hillary Clinton se convierta en presidenta de Estados Unidos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de abril 2015 , 01:18 a. m.

Después de un afroamericano, viene una mujer. Hillary Clinton será presidenta de Estados Unidos luego de Barack Obama. Desde que anunció oficialmente su deseo de participar en las presidenciales del próximo año, las fuerzas políticas de Norteamérica se han comenzado a mover a favor de la nueva candidata. Lo que todo el mundo dice aquí en Washington es que el Partido Demócrata debería ahorrarse la convención primaria y enfocar todos sus esfuerzos en buscarle una fórmula vicepresidencial para la contienda del 2016.

La carta que se va a jugar Hillary en estas elecciones es la de la diversidad. Así quedó claro en el video de 90 segundos con el que lanzó su candidatura el pasado 12 de abril: una mezcla de imágenes de familias blancas, negras, latinas, asiáticas y de homosexuales. Todas, eso sí, de clase media. Su discurso como ‘campeona’ del pueblo americano caló en los medios y gustó a la mayoría de la tribuna.

Y es que Hillary es en verdad campeona. No existe nadie como ella en la vida política americana. Hillary Clinton ha sido primera dama de Arkansas y, luego, de los Estados Unidos. Fue senadora por Nueva York y secretaria de Estado de Barack Obama. El único rival que le podría dañar el camino a la presidencia es Jeb Bush, exgobernador de Florida y una de las figuras más carismáticas del Partido Republicano. Pero Bush va a perder las primarias del Partido Republicano contra Scott Walker, actual gobernador de Wisconsin. Quienes conocen del tema aseguran que Walker es el gallo tapado de la derecha americana para estas elecciones.

Los republicanos, precisamente, tratarán de hacer de esta una campaña sexista. El arte de Clinton y sus escuderos será no dejarse acuñar en ese marco. Sería un suicidio manejar esa retórica femenina. Hillary es muchísimo más que solamente mujer. Es un ser inteligente, luchador y preparado como nadie para ocupar el cargo más importante del planeta.

En su campaña acaban de aterrizar dos maestros de la comunicación política: el encuestador Joel Benenson y el estratega de medios Jim Margolis, quien trabajó en la campaña de su esposo en 1992. La tarea de sus asesores será precisamente encontrar la manera de mantenerse en su mensaje y luchar para no caer en el juego republicano de calumniar y calumniar.

 

Paola Ochoa
WASHINGTON.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.