Ataque en Cauca, paso atrás de Farc en desescalamiento del conflicto

Ataque en Cauca, paso atrás de Farc en desescalamiento del conflicto

Muerte de 11 militares lleva a la reactivación de los bombardeos y atrasa cese bilateral del fuego.

notitle
15 de abril 2015 , 09:54 p.m.

La muerte de 11 militares en el Cauca por un ataque de las Farc, que según confirmó el presidente Juan Manuel Santos al mediodía de este miércoles fue “deliberado”, y que lo llevó a ordenar la reactivación de los bombardeos contra esta guerrilla, no es la peor crisis del proceso de paz de La Habana pero sí un paso atrás en el desescalamiento militar del conflicto con ese grupo armado.

Es decir, se da una riesgosa interrupción en la disminución de la intensidad de la guerra. Sin hechos traumáticos como el ocurrido hacia la medianoche del martes en el área rural del municipio caucano de Buenos Aires, esta decisión de las partes debía conducir progresivamente al cese bilateral del fuego que las Farc han pedido desde el primer día de la negociación.

Precisamente, en la línea de la reciprocidad para avanzar hacia el desescalamiento militar, el Presidente había ordenado en marzo suspender los bombardeos contra las Farc. Y en esa misma línea, este miércoles levantó, tras el ataque guerrillero, la suspensión de los bombardeos al considerar que el grupo armado “violó la promesa de la tregua unilateral”. (Vea en fotos el rescate de cuerpos de los militares)

Si bien las Farc dieron el primer paso adelante en la disminución de la intensidad del conflicto al declarar un cese unilateral e indefinido del fuego en diciembre pasado, también dieron el primer paso hacia atrás con el episodio en el Cauca.

En La Habana, al responder si la muerte de los 11 militares había sido producto de un acto defensivo o de una emboscada, el jefe guerrillero ‘Pastor Alape’ dijo: “Sea emboscada, contraemboscada, asalto, lo que haya sido, lo que tenemos que mirar es que hay unos colombianos muertos, y es lo que hay que parar”.

En la cancha de las Farc

Pero la lógica del desescalamiento militar cuando se quiere llegar al fin del conflicto es un acto por otro, y al haber logrado no solo la suspensión de los bombardeos, sino también una prórroga el pasado nueve de abril, esta guerrilla había quedado con la responsabilidad tácita de dar el siguiente paso en la disminución de la intensidad de la guerra.

Justamente debido a la coyuntura de desescalamiento militar, Santos fue cuidadoso y antes de viajar a la sede militar de Cali desde donde se atendía la emergencia en el nororiente caucano dijo por Twitter: “Lamento muerte de soldados en Cauca, esta es precisamente la guerra que queremos terminar”.

Esta actitud no fue desconocida por el jefe guerrillero ‘Pastor Alape’, quien también dijo en La Habana: “Acompañamos al señor Presidente y desde aquí lo convocamos a la tregua bilateral. El cese al fuego bilateral es urgente para la Nación y esa noticia la espera el país”.

Pero quedó claro, tras la decisión del presidente Santos de reactivar los bombardeos, que un acto “deliberado” de la guerrilla en medio de una tregua unilateral no acerca sino que, por el contrario, aleja el cese bilateral del fuego.

“Que les quede claro a las Farc que no me voy a dejar presionar por hechos infames como este para tomar una decisión de cese al fuego bilateral”, enfatizó Santos en la base militar Marco Fidel Suárez de Cali luego de conocer detalles de la muerte de los 11 militares.

Según la información que recibió de los comandantes de la Tercera División del Ejército, los militares estaban guardándose de la lluvia cuando fueron sorprendidos.

Al final del día, en un comunicado, las Farc dijeron que los hechos del Cauca fueron “la reacción legítima” de esta guerrilla por el “asedio militar del Ejército”.

Si el ataque ocurrió en medio de una eventual paranoia al sentir cerca unidades del Ejército, lo que conviene es, como dicen las mismas Farc, “entre ambas partes (Gobierno y guerrilla ) rebajar la tensión existente en todo el país y en la región del Cauca en particular”.

Piden una verificación en la zona, pero esta es un componente del cese bilateral y definitivo del fuego y no del unilateral e indefinido que mantienen hoy y que queda en entredicho tras el ataque en el Cauca. Por eso, la decisión que tienen que tomar las Farc es si le apuestan, ya, al cese del fuego definitivo.

Tres de La Habana, jefes del grupo que atacó

La cabeza de la columna móvil ‘Míller Perdomo’, de las Farc, señalada de cometer el ataque en el que murieron 11 militares de la Fuerza de Tarea Apolo, es un curtido guerrillero al que llaman ‘Juvenal’, quien lleva más de 20 años en la subversión y líder de esa columna desde hace una década.

Su zona de mayor injerencia son los municipios aledaños a Cali y Buenaventura, en el Valle; y Timba, Suárez y Buenos Aires, en Cauca. En este último ocurrió el ataque al contingente de 40 soldados.

Fuentes en la zona dicen que ‘Juvenal’ responde a tres jefes guerrilleros que hoy integran la comisión de las Farc que participa en los diálogos de paz en La Habana: ‘Pablo Catatumbo’, ‘Pacho Chino’ y ‘Walter Mendoza’.

El jefe directo de alias ‘Juvenal’ es ‘Walter’, máximo comandante del bloque móvil ‘Arturo Ruiz’, que a su vez hace parte del bloque ‘Alfonso Cano’, bajo el mando de ‘Pacho Chino’.

Del bloque ‘Arturo Ruiz’ también hacen parte las columnas móviles ‘Gabriel Galvis’, ‘Libardo García’ y ‘Alirio Torres’. La última le prestó seguridad ‘Catatumbo’. Cada columna está conformada por entre 70 y 80 hombres.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
En Twitter: @MarisolGmezG

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.