'Cómo mirarnos en ese espejo roto que explota'

'Cómo mirarnos en ese espejo roto que explota'

notitle
07 de abril 2015 , 06:30 p.m.

El fotógrafo Jesús Abad Colorado lanza hoy en Bogotá un libro que retrata el conflicto desde otro ángulo.

 

Las frases del fotógrafo Jesús Abad Colorado son tan estremecedoras como sus imágenes. Durante 25 años ha capturado el horror de la guerra y ahora, en el marco de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz, lo presenta en formato de libro (Mirar de la vida profunda) con 220 páginas de un documento necesario, contundente.

“No es un libro hecho con odio. Y no es solo muerte. En estas fotos estoy buscando la esperanza, la dignidad”, explica con voz pausada Colorado.

“Cómo mirarnos frente a ese espejo que nos explota en la cara”, dice del libro. Mejor que hablen sus fotos y sus propias palabras.

Granada (Antioquia), 2001. Jesús Abad Colorado describe sus fotos: “La marcha del ladrillo. En medio de la destrucción, la gente pedía que respetaran el territorio. Once meses después de que las Farc destruyeron cerca de 258 viviendas y que perdieron la vida 23 personas, la Gobernación de Antioquia organizó una marcha para reconstruir el pueblo”. Foto: Archivo/El Tiempo

Juradó (Chocó), 1999. “En una escuela destruida por las Farc, que estaba al pie del comando de Policía, estaba una niña buscando los cuadernos, en medio de las ruinas... Después de que pasaba el vendaval de la guerra, los niños iban buscando qué fue lo que nos quedó”. Foto: Archivo/El Tiempo

Cocorná (Antioquia), 2003. “Gabriel Arturo Villegas llora a su hija, secuestrada por la guerrilla del Eln. Le dieron dos días de plazo para que él matara al comandante paramilitar del pueblo, si quería ver viva a su hija, Ana Cecilia”. Foto: Archivo/El Tiempo

Granada (Antioquia), 2000, dos días después del ataque de las Farc. “Todavía busca- ban a los muertos entre los escombros, pero Beatriz García y Óscar Giraldo no pararon su boda. Una hora antes, en esa iglesia, hubo tres entierros. La imagen es un símbolo de esperanza”. Foto: Archivo/El Tiempo

Bojayá (Chocó), 2002. “En la iglesia, en el mismo lugar donde vi sacar los muertos cinco meses antes, está el mapa del Chocó hecho con velas. Simboli- za no solo la pérdida de vidas, sino también la esperanza”. Foto: Archivo/El Tiempo

Chigorodó (Antioquia), 1995, tras una masacre de 18 campesinos: “Que jueguen dominó no es que a la gente no le importe la muerte. Es miedo, es terror. Es no querer ver cuando hay una confrontación entre ejército aliado con paramilitares en Urabá y guerrilla de las Farc. Cualquiera que diga algo puede ser víctima del uno o del otro”. Foto: Archivo/El Tiempo

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.