Secciones
Síguenos en:
Tras falla de puertas y alarmas, ¿cuál es el remedio para los colados?

Tras falla de puertas y alarmas, ¿cuál es el remedio para los colados?

Imágenes de EL TIEMPO revelan cómo burlan el sistema que está en prueba en la estación calle 57.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de abril 2015 , 07:56 p. m.

Las puertas ‘anticolados’ que entraron en funcionamiento hace tan solo una semana en la estación Calle 57, sobre la avenida Caracas, ya fueron violentadas por los evasores del sistema.

Este lunes, un reportero gráfico de EL TIEMPO captó el momento en el que varios de estos usuarios ingresaron sin pagar. (Vea las imágenes)

En algunas de las imágenes se ve cuando varios de ellos corren, arriesgando su vida, aprovechando el momento en el que un articulado frena para dejar a los pasajeros, e ingresan al sistema sin inconvenientes. A pesar de que en este caso no utilizaron la fuerza, lo que sucedió este lunes evidencia que la inversión que se hizo no fue suficiente para espantar a los colados.

En otra de las imágenes, en cambio, se ve a dos personas intentar abrir las puertas desde el interior de la estación, pese a que el nuevo sistema está pensado para que entre las puertas no haya espacio y los usuarios no puedan abrirlas utilizando la fuerza. Lo hicieron en un aparente intento por determinar si las estructuras son o no eficaces, como se planteó en principio. (Lea además: Carta a un colado).

Cada una de las puertas costó 4,3 millones de pesos, y tanto el sistema como la Policía esperaban que, de ser exitosa la estrategia, se pudiera reproducir en otros puntos de la ciudad.

Ya pensaban, incluso, en el reemplazo de unas 2.700 puertas en 140 estaciones de TransMilenio, plan en el que se debían invertir unos 11.611 millones de pesos.

Estos malos hábitos que se pretendían frenar con las nuevas puertas, más robustas que las tradicionales y con un sistema de alarma, podrían terminar siendo el nuevo pan de cada día.

Para completar, en otra de las imágenes captadas se ve a dos mujeres impidiendo que la puerta se cierre, usando sus piernas.

Eso muestra que las alarmas que supuestamente se activarían en el momento en que un usuario intentaba trancarlas haciendo uso de las manos y los pies tampoco sirvieron.

Aunque se suponía que las alarmas que tienen estas nuevas puertas emitirían un fuerte sonido, que llamaría la atención de las autoridades y de otros usuarios, en este caso no pasó nada. Las mujeres siguieron como si nada y, al parecer, nadie les dijo que dejaran de hacerlo.

Foto: Rodrigo Sepúlveda

La gravedad del problema de los colados, además de las pérdidas económicas que deja, es el riesgo que representa para los usuarios.

En lo corrido del 2014 fueron ocho las personas que fallecieron cuando intentaban colarse en el sistema, mientras que dos más han perdido la vida este año.

Según cuentas del sistema, unas 25.000 personas ingresan a TransMilenio sin pagar al día, lo que deja un millonario hueco en sus ganancias de alrededor de 45 millones de pesos diarios.

Además, estos comportamientos hacen que el sistema tenga que cancelar más de 6.000 millones de pesos anuales en arreglos de su estructura.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.