Secciones
Síguenos en:
Aviación keniana bombardea dos campos de Al Shabab en Somalia

Aviación keniana bombardea dos campos de Al Shabab en Somalia

Al Shabab fue el grupo autor de la matanza de 148 estudiantes en la Universidad de Garissa.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de abril 2015 , 08:11 a. m.

La aviación militar keniana bombardeó este lunes dos campos de los insurgentes de Al Shabab en el sur de Somalia, indicó el ejército, cuatro días después de que esos yihadistas mataran a 148 personas en una universidad de
Kenia.

"Bombardeamos dos campos de Al Shabab en la región de Gedo", declaró a la AFP el portavoz del ejército keniano, David Obonyo. "Los dos objetivos fueron golpeados y eliminados, los dos campos fueron destruidos".

El bombardeo se produjo después de que el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, avisara de que respondería "con la mayor severidad" a Al Shabab por su ataque el jueves en una universidad de Garissa, en el este de Kenia. (Vea también: Kenia llora y promete venganza por masacre de 148 personas). 

No se aportó ninguna información sobre posibles bajas en el ataque contra los campos de los insurgentes. Hombres armados de Al Shabab asaltaron la Universidad de Garissa el jueves por la noche mientras los universitarios dormían, antes de hacer un descarte de los estudiantes no musulmanes para ejecutarlos, algo que Kenyatta calificó de "bárbara matanza medieval". La masacre acabó con la vida de 142 estudiantes, tres policías y tres soldados. (Vea también: El terror no puede seguir entrando a las escuelas, por Gordon Brown).

Desde que en 2011 Kenia decidiera entrar en Somalia para luchar contra los insurgentes islamistas, el país ha efectuado varios bombardeos contra las bases de Al Shabab. Más tarde, las tropas de Nairobi se integraron a las fuerzas de la Unión Africana para luchar contra los islamistas.

"Los bombardeos forman parte de un proceso y un compromiso continuos contra Al Shabab que va a continuar", añadió Obonyo. Los combatientes yihadistas huyeron de sus bases, en Mogadiscio, capital de Somalia, en 2011, en su lucha contra las fuerzas de la Unión Africana, integradas por tropas de Burundi, Yibuti, Etiopía, Kenia y Uganda.

El sábado, integrantes de Al Shabab advirtieron de una "guerra larga y espantosa" si Kenia no retira sus tropas de Somalia, y amenazaron con "otro baño de sangre". La citada agrupación yihadista es también la responsable del ataque contra el centro comercial Westgate de Nairobi en septiembre de 2013, sitiado durante cuatro días, que dejó al menos 67 muertos.

Cinco personas relacionadas con el ataque de la semana pasada fueron detenidas, incluyendo a tres "coordinadores" capturados cuando huían hacia Somalia, y otros dos en la universidad.

Los dos arrestados en el campus eran un guardia de seguridad y un tanzano que encontraron "escondido en el techo" de la universidad en posesión de granadas, según dijo el ministro del Interior.

Las autoridades kenianas siguen buscando al que consideran el cerebro del ataque, Mohamed Mohamud, un ex profesor keniano, por el que ofrecen unos 215.000 dólares de recompensa.

Atacante, hijo de político local

Uno de los terroristas de Al Shabab que perpetraron la matanza fue identificado como el keniano Abdirahim Abdulahi, hijo de un político local de la ciudad nororiental de Mandera y un prometedor abogado, informan este lunes medios locales. Abdulahi fue identificado el domingo cuando las Fuerzas de Defensa de Kenia (KDF, en inglés) exhibieron los cadáveres de los cuatro atacantes en la parte trasera de un vehículo que conducía a baja velocidad por las calles de Garissa, según el diario "Standard".

Su padre, cuyo nombre no ha transcendido, alertó a las autoridades de que su hijo había desaparecido y que sospechaba que había viajado a Somalia, ya que en el último año no había querido darle pistas sobre su paradero, de acuerdo con el periódico.

Al parecer, el padre ya había denunciado que Abdirahim podría haberse unido al grupo islamista Al Shabab cuando cursaba segundo de Derecho en la Universidad de Nairobi. Una persona de su entorno lo definió como "un abogado brillante con un futuro prometedor" y según su registro escolar acabó la escuela secundaria con un currículum escolar impecable.

"Es muy importante y crítico que los padres cuyos hijos desaparezcan o muestren síntomas de haber sido expuestos al extremismo violento avisen de inmediato a las autoridades para evitar que su radicalización vaya a más", alertó el portavoz del Ministerio del Interior de Kenia, Mwenda Njoka.

Por su parte, el comisionado del distrito de Mandera, Alex Nkoyo, aseguró en declaraciones recogidas por The Standard que están esperando "la confirmación oficial, pero el padre ya avisó de que (Abdirahim) había cortado lazos con su familia y el Gobierno tenía conocimiento de ello".

Los cuerpos de los cuatro terroristas fueron exhibidos, desnudos, el domingo para que la población local ayudara a identificarlos y cientos de personas, incluidos niños, se congregaron en las calles para ver los cadáveres y algunos les tiraron piedras e insultaron, informó The Standard. Cinco personas han sido detenidas en relación a la masacre, tres de ellas cuando intentaban huir a Somalia, y todavía se busca al presunto cerebro, Mohamed Kuno, que sigue en paradero desconocido.

AFP y EFE

NAIROBI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.