Secciones
Síguenos en:
Editorial: Para qué la Semana Mayor

Editorial: Para qué la Semana Mayor

Cada quien vive estos días a su manera. Unos acuden a la palabra de Dios, otros descansan.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de abril 2015 , 10:34 p. m.

Cada quien vive la Semana Santa a su manera. Hay quienes asumen los ritos tradicionales del catolicismo: el lavatorio de los pies del Jueves Santo, el viacrucis del Viernes: la reflexión profunda sobre la Pasión, la muerte y la Resurrección de Jesucristo y la vigilia pascual del sábado. Para quienes participan de estas ceremonias y rituales se trata de la fiesta religiosa más importante que se celebra cada año.

En cambio, hay quienes se toman estos días como una oportunidad de oro para descansar, y, a pesar de las filas y de los tumultos, se van de vacaciones con envidiable espíritu aventurero. Hay también algunos que aprovechan la ocasión para ponerse al día en sus lecturas, y, picados por los hábitos culturales que desde hace cerca de tres décadas se instalaron en el calendario justo por estos días, asisten a los conciertos y los espectáculos que se toman los escenarios de las principales ciudades.

Quienes se entregan, como sus padres y los padres de sus padres, a la celebración religiosa de la Semana Santa, seguro que no solo asistirán a las misas, a las liturgias especiales, a las procesiones ancestrales y a los recorridos por los llamados monumentos, sino que además aprovecharán el relato poderoso del Redentor de la humanidad para, en el contexto colombiano –que aún trata de sobreponerse a la violencia, a la crisis de la justicia, a la corrupción–, llegar a la conclusión de que incluso hoy en día tenemos pendientes como sociedad tareas tan urgentes como la de respetar las creencias ajenas, la de reconocer a los otros como prójimos, la de declararse impedidos para lanzarles a los demás la primera piedra, la de salir de los entuertos; en fin, por la vía de la compasión.

A aquellos que ven en la llamada Semana Mayor una ocasión para viajar, habría que recomendarles la previsión y la prudencia que suelen salvar a tantos de los peores problemas: aun en este 2015, con toda la información que se tiene a la mano y con tantas ventajas que les ha traído la tecnología a los viajeros, siguen apareciendo en las noticias los accidentes dramáticos, las multitudes desbocadas, los autoestopistas que se juegan la vida, las enfermedades que se adquieren por culpa de la negligencia a la hora de protegerse de ellas y las graves desinformaciones que acaban afectando no solo a aquellos que se disponen a emprender una excursión, sino de paso a los aventureros responsables que –en las terminales y los aeropuertos del país– hacen lo que pueden para volar o tomar carretera sin morir en el intento, sin convertirlo, mejor, en viacrucis.

Esos que prefieren dedicarse en los días santos a asumir su lugar entre el público de las grandes puestas en escena que se dan por estos días se encontrarán con una oferta nada desdeñable, entre los espectáculos circenses, los conciertos, las exposiciones, los ciclos de cine ideados por los exhibidores tradicionales y los estrenos de cartelera: resulta esperanzador que aquellos que se han educado en ambientes menos religiosos, luego de años de montajes y de festivales culturales, hayan encontrado su propia manera de recibir de vuelta en esta semana de pausa todo lo que se les ha estado entregando al trabajo, a la avalancha de escándalos y malas noticias que en Colombia muchas veces parecen ser –aunque no sea cierto– lo único que pasa.


EDITORIAL

editorial@eltiempo.com.co
@OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.