Las cinco claves de la receta para sacar de la crisis a la justicia

Las cinco claves de la receta para sacar de la crisis a la justicia

Gobierno dice 'no' a propuestas de constituyente y renuncia colectiva en las cortes.

notitle
24 de marzo 2015 , 10:32 p.m.

El presidente Juan Manuel Santos salió este martes en la noche a cerrarles el paso a las propuestas de una asamblea constituyente o una revocatoria de las altas cortes como solución de la crisis de la justicia que estalló por el llamado ‘expediente Pretelt’.

Este martes –mientras el magistrado Jorge Pretelt volvía a su despacho en el Palacio de Justicia después de casi dos semanas de ausencia por el escándalo de supuesta corrupción por el que está siendo investigado–, las cabezas de las principales instituciones judiciales del país y el Gobierno cumplían su segunda cumbre para analizar la situación.

Con las conclusiones de esos encuentros, el Presidente anunció este martes varias modificaciones de fondo de la reforma constitucional de equilibrio de poderes, así como nuevos proyectos para garantizar más transparencia en las altas cortes. Todo esto, partiendo de la base de que “la solución de los problemas de las instituciones tenemos que hallarla dentro de la misma institucionalidad, y no por fuera”.

Así, Santos dijo que no permitirá que el país dé “un salto al vacío” por la situación personal de un magistrado cuestionado. “Las presuntas irregularidades que se han conocido por estos días no pueden llegar al extremo de satanizar nuestras instituciones judiciales, ni de comprometer la existencia misma de esa corporación –dijo el Presidente– (...).

Mucho menos se puede alimentar la idea de que hay que revocar a todos los magistrados, o alentar la convocatoria de una asamblea constituyente sin que se conozca siquiera cuál sería su propia temática”.

Y agregó: “No permitiré que se pongan en peligro las instituciones que hemos construido y preservado con tanto esfuerzo, ni que se pretenda reemplazar el Estado de derecho por una especie de ‘estado de opinión’, donde prevalezca la versión del que más ruido haga, por encima de los conductos legales”.

Como lo reveló este diario el pasado lunes, aprovechando la reforma de Equilibrio de Poderes (que ya va para su quinto debate, de ocho, en el Congreso) el Gobierno propondrá que el Ejecutivo y el Congreso se aparten de la elección de magistrados de la Corte Constitucional y que, en sentido contrario, las cortes pierdan la función de elegir Contralor, Registrador e, incluso, Procurador.

“Hay que romper, de una vez por todas, el cordón umbilical entre la política y la justicia, que tanto daño ha hecho (...). Vamos a aprovechar la reforma constitucional para asegurarnos de que la política no participe en la selección de magistrados y jueces”, dijo el Presidente. Así, los miembros de la Corte serían elegidos por cooptación (es decir, por los magistrados de la misma Corte) de listas conformadas por meritocracia y “sin consideraciones políticas ni partidistas”

También le pondrían más ‘dientes’ al Tribunal de Aforados, que remplazaría a la cuestionada Comisión de Acusación de la Cámara y que ya está a mitad de camino en la propuesta de reforma constitucional que avanza en el Congreso.

La eliminación de la Judicatura, la prohibición por ley de los saltos de una corte a otra (la ‘puerta giratoria’) y la presentación de un proyecto de ley estatutaria para permitir que los reglamentos de las cortes puedan dar pie a la suspensión temporal de magistrados están entre las fórmulas planteadas para enfrentar la peor crisis judicial de las últimas décadas.

Este miércoles mismo, según anunció Santos, se expedirá un decreto de autorregulación para hacer más transparentes los procesos de elección en las cortes. Tatequietos al ‘cabildeo judicial’, orden en el proceso de selección de tutelas para revisión y celeridad en la publicación de sentencias son algunas de las iniciativas previstas para que haya más transparencia en el trabajo de la Corte Constitucional.

Este martes en la noche, Gobierno y partidos de la Unidad Nacional se comprometieron a aprobar la reforma constitucional antes de junio.

Congreso no elegiría magistrados

‘Meritocracia’

Se acabaría la elección de magistrados por el Congreso, que actualmente designa a los 9 miembros de la Corte Constitucional y a los 7 de la Sala Disciplinaria de la Judicatura (que desaparecería con la reforma de Equilibrio de poderes). El Presidente perdería la facultad de nominar tres cupos en la Corte Constitucional. Los mejores aspirantes, por concurso, serían elegidos por la misma Corte Constitucional por el mecanismo de cooptación, que ya usan la Suprema y el Consejo de Estado.

No elegirían

Las cortes (y los tribunales) perderían una de las facultades que más se les cuestionan, pues el proceso ha dado pie a pactos con políticos: elegir Contralor General, departamentales y municipales. De la misma manera, dejarían de elegir Registrador Nacional del Estado Civil (proceso que se debe cumplir este año) y se plantea incluso que la Corte Suprema y el Consejo de Estado no puedan proponer candidato para la Procuraduría. El otro en la terna lo pone el Ejecutivo y elige el Senado.

Los rondarían

El tribunal de aforados (que sería en realidad una comisión) tendría entre sus facultades investigar y acusar ante el Congreso a los altos magistrados, el Presidente y al Fiscal General. Será, según el presidente Santos, “un tribunal técnico elegido por un concurso de méritos, compuesto por personas idóneas en las labores de investigación”, y el Congreso tendrá términos para decidir, de tal manera que no se repitan los procesos eternos de la actual Comisión de Acusación de la Cámara.

Transparencia

El presidente anunció que recogerá, por decreto, una propuesta de la Corporación Excelencia en la Justicia que data del 2008. Esta planteaba que las cortes y el Ejecutivo revelaran los criterios usados para postular magistrados, audiencias públicas en todas las elecciones y mecanismos para que la ciudadanía pueda opinar sobre los candidatos. También, que en la página web de cada corte aparezcan indicadores de gestión, impedimentos y declaraciones de renta de los magistrados.

Abogados honestos

El Ejecutivo recoge una iniciativa planteada por el exministro de Justicia Juan Carlos Esguerra para que, desde las escuelas de Derecho, se inculque a los abogados una cultura de la ética. “La ética –que a nadie le quepa duda– sí tiene mucho que ver con el Derecho”, dijo Santos en referencia a una polémica declaración del abogado que defiende a Jorge Pretelt, Abelardo de la Espriella. Y se plantea una ley para prohibir el cabildeo ante las cortes, que hoy se practica a pesar de que no es reconocido.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.