Secciones
Síguenos en:
El criminal saqueo chavista

El criminal saqueo chavista

Ser cómplice de Maduro es serlo de los corruptos, de la represión y hasta del terrorismo yihadista.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de marzo 2015 , 09:11 p. m.

“Ser rico es malo, es inhumano, así lo digo”, exclamó una vez el presidente venezolano Hugo Chávez. Le faltó aclarar que tan tajante definición no era aplicable a sus familiares ni a los jerarcas de su movimiento revolucionario, ahora liderado por Nicolás Maduro. Investigaciones periodísticas y judiciales en Venezuela, España y Estados Unidos han puesto el foco en el enriquecimiento de la parentela de Chávez y de líderes de la revolución bolivariana.

A los padres, hermanos e hijas del fallecido mandatario les atribuyen 17 fincas en Venezuela valoradas en cerca de 10 millones de dólares, 200 millones de dólares en cuentas bancarias en el exterior que explican los lujos –una flota de camionetas Hummer, anillos de oro y diamantes, costosos relojes con zafiros– de una familia que, antes de la llegada de Chávez al poder, apenas poseía una hacienda en Barinas. Según diputados opositores, la fortuna familiar superaba los 550 millones de dólares a la muerte del mandatario.

El ejemplo de los Chávez se extendió a otros mandos de la revolución. Tres exviceministros, un exjefe de inteligencia y un alto ejecutivo de la petrolera PDVSA son protagonistas de una red de lavado por medio de un banco en Andorra que acaba de ser intervenido y liquidado, junto con su banco hermano en Madrid. Las agencias antiblanqueo de Estados Unidos y España hablan de más de 4.200 millones de dólares que solo pueden provenir de oscuros negocios de estos privilegiados de la revolución.

Henri Falciani es un ingeniero de sistemas que trabajó por años en la sucursal suiza del banco HSBC. En la lista Falciani, que el informático elaboró tras copiar miles de archivos de cuentas secretas de personas de muchos países, aparecen compañías de bolsillo de PDVSA manejadas como caja menor por sus directivos, así como Alejandro Andrade, que ascendió de guardaespaldas de Chávez a Tesorero de la Nación y luego a presidente del oficial Banco de Desarrollo Social. Los depósitos de venezolanos en estas cuentas ascienden a unos 31.000 millones de dólares, la gran mayoría bajo sospecha de corrupción.

Diosdado Cabello, hombre fuerte del Congreso chavista, también sale salpicado. Un banco alemán reportó a las autoridades venezolanas y a organismos antilavado de Europa que a nombre de Cabello aparecen depósitos por más de 21 millones de dólares.

Estos casos de corrupción son crímenes atroces: los venezolanos del común hacen largas colas en busca de papel higiénico, pañales y alimentos básicos. El chavismo, que llegó al poder en 1998 como esperanza de honestidad para un país hastiado de la corrupción de los viejos partidos, dilapidó en 15 años una descomunal bonanza: más de 550.000 millones de dólares de renta petrolera. ¡La pobreza creció diez puntos porcentuales en los últimos cuatro años!

Pero esta responsabilidad no es solo de los chavistas corruptos: se extiende ahora a quienes desde Unasur y varias cancillerías de la región critican a Barack Obama por poner el dedo en la llaga de la corrupción de ese régimen y de su política represiva contra la oposición. Obama tiene entre ojos a Caracas por el apoyo a las redes yihadistas, que incluye darles pasaportes venezolanos a esos terroristas y prestarles las cuentas bancarias de esta red de corrupción. Ser cómplices de Maduro es serlo de la represión política, de la corrupción que ha saqueado las riquísimas arcas del vecino país y, de manera indirecta, del terrorismo yihadista. Ni más ni menos.

* * * *

DESTAPE. El magistrado Jorge Pretelt está acusado de gravísimos delitos. Pero su destape el viernes en La W demuestra que no es el único untado en la cúpula de la justicia. Aunque resulte asqueroso y aterrador, el destape de la olla podrida del Poder Judicial debe seguir. Caiga quien caiga.

Mauricio Vargas
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.