¿Por qué protestan los ecuatorianos?

¿Por qué protestan los ecuatorianos?

Los ecuatorianos rechazan la estigmatización del presidente hacia los movimientos sociales.

notitle
19 de marzo 2015 , 06:26 p. m.

Varias organizaciones sociales de Ecuador realizaron este jueves una gran movilización nacional en la que le pidieron al gobierno escuchar sus peticiones e iniciar un dialogo con el fin de resolver las diferencias.

Los movimientos indígenas marcharon en rechazo a un proyecto de ley de tierras que, según sus dirigentes no incluye sus propuestas contra el latifundio y puede, en cambio, perjudicar la propiedad indígena.

Además, protestaron por el eventual desalojo de un edificio en Quito que desde 1991 ocupa la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) bajo un acuerdo de comodato, que el gobierno decidió dar por terminado, pero que la organización se rehúsa a desocupar.

Carlos Pérez Guartambel presidente de la Confederación de Pueblos Quiche le dijo a EL TIEMPO que las peticiones de las organizaciones indígenas solo buscan una ley justa, una ley de tierras que garantice la tierra para quienes la trabajan.

Con la consigna “a defender derechos conquistados de los trabajadores pobres y explotados”, los sindicatos también marcharon para protestar por el proyecto de la nueva Ley de Código de Trabajo, pues según ellos muchas de sus enmiendas viola los derechos de los trabajadores.

“Este nuevo Código de Trabajo viola el convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva y la protección a la libertad sindical ratificadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, afirma Mario Morales vocero del Frente Unitario de Trabajadores (FUT).

Los ecuatorianos también marcharon en contra de las nuevas medidas arancelarias que entraron en rigor el pasado 11 de marzo. Estas medidas adicionan un arancel a los productos importados que va desde el 5 % hasta el 45 % incluyendo productos alimenticios, lo que finalmente se ve reflejado en un incremento en el precio de los productos que afecta el bolsillo de los consumidores.

“Estos aranceles con los que Correa pretende reducir las importaciones para frenar la salida de divisas solo producirá que se incremente el contrabando”, asegura Morales.

Otro de los puntos que reclamaron los manifestantes es el de la explotación petrolera, pues las organizaciones indígenas y ambientales están en contra de los proyectos de explotación anunciados por el presidente Rafael Correa.Los ambientalistas rechazan el visto bueno dado por el gobierno a la búsqueda de petróleo en el subsuelo del Parque Nacional Yasuní, uno de los espacios más biodiversos del planeta.

Para Felipe Burbano, analista político y profesor de La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) “las marchas son un rechazo al autoritarismo del gobierno y a la estigmatización mostrada hacia los movimientos sociales opositores”.

Burbano le dijo a EL TIEMPO que estas protestas son parte de un reclamo que las organizaciones sociales le hacen al gobierno por no reconocer otras agendas fuera de la gubernamental.

Además afirma que aunque la economía está entrando en un proceso de ajuste, las nuevas medidas arancelarias impactan el consumo de la clase media que en cierta forma ha apoyado al gobierno de Correa pero que al ver afectados directamente sus intereses le reclaman enérgicamente.

“Cuando surge una organización social con una postura crítica frente al gobierno este lo que hace es atacarla por eso los ecuatorianos reaccionan ahora de esta forma y salen a las calles a protestar”, asegura Morales.

El presidente Correa señaló que estas marchas son convocadas para desestabilizar al gobierno, pero los líderes de las organizaciones sociales afirman que estas son un espacio de lucha. “El gobierno prefiere reunirse con los empresarios y no quiere hablar con los trabajadores, por eso nos toca recurrir a otros escenarios para poder expresarnos y que nos escuchen”, dice Morales.

“Los indígenas somos como un león dormido, pacíficos, pero cuando nos despertamos no hay quien nos detenga”, afirma Pérez que resalta la masiva participación de la población en estas marchas.

Las reclamaciones de los ecuatorianos han ido generando un clima de tensión que se ha acumulado, razón por la que los problemas se pueden agrandar, sobre todo en un momento en donde se empieza a sentir más la crisis económica. Además, cada vez le cuesta más al presidente mantener una unidad alrededor de su propio liderazgo que articula a grupos muy diversos.


Redacción Internacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.