'Olvida tu lenguaje corporal', una novedosa visión de la comunicación

'Olvida tu lenguaje corporal', una novedosa visión de la comunicación

Javier Cebreiros expresa en su libro lo importante de las emociones al momento de expresarse.

notitle
17 de marzo 2015 , 06:31 p.m.

Aunque la mayoría de las técnicas sobre comunicación ponen el énfasis en cómo mejorar el lenguaje corporal, el tono de voz, los gestos o el contacto visual con la audiencia o un interlocutor, para Cebreiros la parte más determinante de la comunicación son las emociones.

Según Javier Cebreiros, lo más importante de la comunicación de las personas “no es cómo se mueven, sino cómo están, cómo se sienten”.

Graduado en administración de empresas, Cebreiros destaca que “comunicarnos con emoción, con sentido y con mensaje hace que nuestros sueños se hagan realidad”, e incluso enfatiza: “¡Nosotros somos las emociones que comunicamos!”

El autor asegura que llevamos mucho tiempo trabajando en lo que parecemos y olvidamos mejorar lo que somos: “¿Es más importante sonreír o luchar por ser felices?”, es el cuestionamiento que hace en su reciente obra.

Para explicar mejor su punto, Cebreiros nos hace recordar cuáles eran los profesores que más nos marcaron de pequeños. “Ellos no eran únicos por como se movían, sino por lo que nos hacían sentir”, asegura el experto.

En este aspecto, las emociones tienen unas características determinantes que influyen en la comunicación diaria de las personas. “No las podemos esconder, las reconocemos y se contagian”, comenta.

De esta manera, las personas que nos escuchan eficazmente reconocen las emociones que nos invaden, tanto la alegría como la tristeza, etc. Esta es una novedosa visión sobre la comunicación que Javier Cebreiros, experto en el tema, expresa en su libro 'Olvida tu lenguaje corporal'.

Para explicar mejor su punto, Cebreiros nos hace recordar cuáles eran los profesores que más nos marcaron de pequeños. “Ellos no eran únicos por como se movían, sino por lo que nos hacían sentir”, asegura el experto.

En este aspecto, las emociones tienen unas características determinantes que influyen en la comunicación diaria de las personas. “No las podemos esconder, las reconocemos y se contagian”, comenta.

En este sentido, el autor resalta que la forma como nos han educado gira alrededor de reprimir las emociones y comportarnos de una forma determinada. “Lo natural debería ser potenciar nuestra autenticidad y convertirnos en un versión mejor de nosotros cada día”, enfatiza.

Finalmente, para comunicar con emoción, sentido y un mensaje claro es indispensable la empatía con el otro. “El aprender a escuchar cultivando la curiosidad y la humildad, entendiendo que todos tienen algo que enseñar. Podemos transmitir todas las emociones, pero debe preferir las positivas, porque ser alegre es ser inteligente”, explica Cebreiros.

 

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.