Primeras condenas a falsas víctimas de la masacre de Mapiripán

Primeras condenas a falsas víctimas de la masacre de Mapiripán

Juez consideró a Mariela Contreras, a su hija Zuli y a Argemiro Arévalo responsables por mentir.

13 de marzo 2015 , 12:54 a.m.

Mariela Contreras, Zuli Herrera Contreras y su esposo, Argemiro Arévalo, se convirtieron este viernes en las primeras falsas víctimas de la masacre de Mapiripán (Meta) en ser condenadas.

El juez 29 de conocimiento leyó el sentido de fallo condenatorio en su contra por haber mentido al acreditarse como víctimas de la incursión de paramilitares de Carlos Castaño en Mapiripán, que entre el 15 y el 20 de julio de 1997 dejó decenas de muertos, desaparecidos y desplazados.

Según la Fiscalía, de las 49 víctimas reconocidas por las autoridades, al menos 13 mintieron.

El 6 de julio se conocerá la pena y el tipo de reclusión, sentencia que, en todo caso, tendría una rebaja, debido a que los tres culpables aceptaron su responsabilidad. El Ministerio Público se opuso a que se les rebajara la pena porque no han reintegrado ni siquiera la mitad del dinero.

Mariela, de 64 años y quien no vivía en la zona, contó cómo en menos de 4 años pasó de “aguantar hambre en las calles de Bogotá” a recibir una millonaria indemnización, que se derivó de la condena que la Corte Interamericana emitió en el 2005 contra la Nación por el caso Mapiripán.

El núcleo familiar de Contreras había recibido 3.343 millones de pesos. Sin embargo, el abogado de las tres falsas víctimas, Iván Mahecha, aseguró que se está avanzando en una reintegración del dinero.

Mahecha también aseguró que, una vez haya lectura de fallo, demandará al colectivo de abogados José Alvear, que los asesoró en el proceso de demanda contra el Estado, porque “metieron a Mariela Contreras y a su familia en todo esto”.

Tras conocerse el caso de las falsas víctimas, en noviembre del 2012 el tribunal internacional borró del fallo a 6 de las personas que nunca fueron afectadas por la masacre y les ordenó devolver la indemnización.

El juez concluyó que el esposo de Contreras fue asesinado en una acción de las Farc antes de la masacre y que los hijos, Diego Armando y Hugo Fernando, tampoco desaparecieron en esos hechos.

En el caso del general Jaime Humberto Uscátegui, condenado a 37 años de prisión, porque, según la Corte Suprema, no cumplió con su deber de proteger a los habitantes de Mapiripán, en noviembre pasado la Corte IDH aceptó revisar su proceso.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.