Ya son tres los municipios de Santander en calamidad por sismo

Ya son tres los municipios de Santander en calamidad por sismo

Panorama crítico en el departamento por temblor. Hay cerca de 1.000 viviendas afectadas.

notitle
12 de marzo 2015 , 07:23 p.m.

En dos roídas y empolvadas colchonetas el campesino Ramón Flórez Serrano ha dormido con su hija, de diez años de edad, bajo el único trozo pequeño de techo que quedó de su casa semidestruida en Matanza (Santander), tras el fuerte sismo que el martes pasado se registró en esta zona del país.

Tres camas partidas, toda su ropa, un pequeño televisor inservible, cuatro viejas ollas, un radio de pilas y tres juegos de platos y cubiertos, sus únicas propiedades, quedaron bajo los escombros de los bloques de tapia pisada (tierra compacta) y bahereque que componían las paredes y techos de la humilde vivienda situada en la vereda Paujil, a dos horas de Bucaramanga. (Vea la galería: En Matanza, Santander, hasta la escuela colapsó por el temblor)

Removiendo los pedazos de las columnas que cayeron como un castillo de naipe el jornalero de fincas cafeteras rescató la nevera que resistió la fuerza del temblor de 6,6 grados de magnitud, que a las 3:55 p. m. del martes causó averías en cerca de 1.000 viviendas en 17 municipios de Santander, según el gobernador, Richard Aguilar.

Flórez, de 45 años, secaba café en una finca cercana cuando el piso comenzó a moverse y escuchó un fuerte ruido que salió de la tierra, según él.

“Ha sido lo peor que he escuchado. Fue un fuerte y extraño sonido que no podría describir. Al minuto vi como varias casas quedaron destruidas y corrí a la finca donde estaba mi hija haciendo una tarea, pero allí no pasó nada. Seguiré acá esperando una ayuda porque de mi casa no me voy”, agregó el labriego.

En Matanza, municipio situado a 35 kilómetros al norte de Bucaramanga, la Gobernación de Santander declaró ayer la calamidad pública pues allí el sismo destruyó 150 viviendas y dejó seriamente afectadas a 294 casas del sector rural, incluyendo la escuela de Paujil que colapsó completamente dejando sin sede a 22 estudiantes.

“Teníamos al principios 600 familias damnificadas y hoy estamos llegando a las 1.000”, dijo el gobernador, Richard Aguilar, quien extendió la declaratoria de calamidad a Rionegro, donde 270 viviendas resultaron afectadas y 30 quedaron inhabitables.

El sismo destruyó 150 viviendas y afectó a 294 casas del sector rural de Matanza. Jaime Moreno / EL TIEMPO

El miércoles pasado el presidente, Juan Manuel Santos, estableció la calamidad pública en Betulia, donde 167 casas fueron afectadas, de las cuales derribarán 70 por las pésimas condiciones en que quedaron.

Datos preliminares del censo que se adelanta en Santander destaca que entre los municipios más afectados figuran El Playón (144 casas), Los Santos (56), Barrancabermeja (28 edificaciones con grietas) y Vélez (13).

En Bucaramanga presentaron 14 solicitudes de revisión en igual número de estructuras y tras las pesquisas, según el secretario de Infraestructura, Clemente León, se determinó que se hará un análisis más exhaustivo a un edificio que presenta fisuras en uno de los pórticos.

Según el censo, en San Vicente de Chucurí y Mogotes tienen afectaciones 18 casas del casco urbano y en la zona rural y una fue destruida parcialmente.

El alcalde de Cáchira (Norte de Santander), Germán Jaime, municipio vecino a Santander, precisó que el temblor también los afectó y en un primer ‘barrido’ de su zona hallaron 120 viviendas con serios daños en sus estructuras, de las cuales 25 hay que demoler.

A medida que se restablecen las comunicaciones con apartadas veredas aumenta el número de damnificados. Ante las fallas en la telefonía celular y fija, que se registraron el martes después del movimiento telúrico, el presidente, Juan Manuel Santos, le solicitó a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo tomar las precauciones del caso para evitar que esta situación se repita.

“Comencé a tratar de comunicarme con el gobernador de Santander y con otros gobernadores pero (el martes) colapsaron las comunicaciones…Tenemos que aprender, doctor Carlos Iván (Márquez) (director nacional de la Unidad), esa lección; qué debemos hacer para que en una eventualidad como esta no colapsen las comunicaciones porque eso es muy grave”,cuestionó el Mandatario.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.