Desplazamiento masivo en Chocó, tras combates de Eln y 'Gaitanistas'

Desplazamiento masivo en Chocó, tras combates de Eln y 'Gaitanistas'

Según informes de Inteligencia militar, la disputa se debe a las rutas de narcotráfico en la zona.

06 de marzo 2015 , 11:23 p.m.

Unas 200 familias de cinco comunidades indígenas y tres afros les huyen a las balas en la selva del Bajo Baudó (Chocó) desde el 28 de febrero. Los enfrentamientos son entre el frente Cimarrón del Eln y las denominadas Autodefensas Gaitanistas, o más conocidos como el ‘clan Úsuga’.

“El desplazamiento y el confinamiento de alrededor de más de 600 personas se empezó a dar el 2 de marzo, dos días después de haber empezado los combates”, aseguró el defensor del Pueblo del Chocó, Luis Enrique Abadía.

Según informes de Inteligencia militar, esos dos grupos armados se disputan las rutas del narcotráfico que hay en esa zona.

Eso lo sabe Abadía, quien dijo que “la guerra se trasladó del Alto Baudó –donde ganó el Eln– al Bajo Baudó, donde ‘los Gaitanistas’ conservaban un poco de control”. En medio del conflicto quedaron las comunidades La Isla, Puerto Granado, El Cirne, así como Villa Nueva, La Loma, Puerto Pitalito, La Oficina y Las Vacas.

“Son poblados distantes donde no hay presencia institucional, donde la gente no es protegida por nadie –denunció Abadía, quien recordó que ellos le pidieron a la Fuerza Pública que hiciera presencia–. Ya llegaron soldados y los combates han cesado, mas se vive una tensión”.

Con esto, según una alta fuente del Ejército, queda demostrado un resquebrajamiento en las relaciones “criminales” del frente Cimarrón con los ‘Úsuga’.

“Cada uno quiso quedarse con todo, y por eso es que se están enfrentando”, reveló. El Bajo Baudó es fundamental para el tráfico de drogas hacia el golfo de Urabá, donde desemboca el caudaloso río Atrato.

“La guerrilla (el Eln) se adueñó del Alto Baudó; si logra hacer lo mismo con el Bajo, controlaría la zona central del narcotráfico”, añadió la fuente.

Estos hechos se presentan días después de la liberación del alcalde de ese municipio, Fredys Palacio, quien estuvo secuestrado dos meses y medio.

Son cuatro los alcaldes amenazados por grupos armados en el Chocó. Además, el personero del Bajo Baudó despacha desde Quibdó. Según investigaciones, bandas criminales y guerrillas los presionan para que no denuncien.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.