Rumbo a la sucesión de la presidenta de Argentina Cristina Fernández

Rumbo a la sucesión de la presidenta de Argentina Cristina Fernández

Se perfilan las candidaturas en medio de la crisis del Gobierno y el impacto de la muerte de Nisman.

notitle
28 de febrero 2015 , 05:55 p.m.

La carrera electoral argentina ya se inició y con ella, las encuestas, las alianzas y la descomposición de un gobierno, el kirchnerista, que no logra fortalecer una candidatura para las elecciones presidenciales del próximo 25 de octubre.

Con la centroizquierda en plena diáspora hacia otras candidaturas, las tres aspiraciones actualmente con más posibilidades de alcanzar una hipotética segunda vuelta son netamente de centroderecha, si se las compara con el discurso kirchnerista de los últimos años.

Mauricio Macri, actual alcalde de Buenos Aires, con su partido PRO; el exjefe de Gabinete y alcalde del municipio bonaerense de Tigre, Sergio Massa, con su Frente Renovador; y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, por el oficialista Frente para la Victoria, aparecen como los tres postulantes llamados a pelear el voto de tal forma que la contienda se vislumbra hasta el último día. (Lea también: Anulan proceso por 'caso del maletín' que salpicó a Cristina Fernández)

“La similitud de propuestas, los perfiles parecidos de los tres y sus respectivas estructuras de alianzas no les permiten sacarse muchas ventajas, al menos de cara a la primera vuelta”, según la socióloga Mariel Fornoni, directora de Management & Fit, la consultora que en los últimos días mostró un estudio donde es Macri el que se ubica en un primer lugar con el 27,9 por ciento, seguido de Scioli con el 23,6 y, en tercer lugar, Massa, con el 18,8. ( 'No hay una sola prueba contra Cristina Fernández de Kirchner': juez)

La medición se hizo días antes que Macri anunciara que Carlos Reutemann, exgobernador de Santa Fe y expiloto de Fórmula 1, abandonaba las filas del peronismo y de Massa para sumarse a su proyecto. Fue la ocasión para que el empresario y jefe de gobierno se sincerara y dijera: “Siempre reivindiqué las banderas del peronismo”, principalmente en los tiempos de Carlos Menem (1989-1989), cuando el expresidente del Boca Juniors se inició en la militancia política.

Detrás de Macri no solo aparece Reutemann, otro que arrancó en la política de la mano de Menem en 1991. Allí aparecen economistas como Carlos Melconian, quien hubiese sido el ministro de Economía de Menem si este hubiese ganado en el 2003, cuando se impuso Néstor Kirchner, o Alieto Guadagni, exfuncionario de aquel gobierno. “Lo que se está construyendo detrás de Macri es un ‘neomenemismo’, que, oportunamente, contará con los votos del kirchnerismo”, opina el analista Julián Hermida.

Solo hay que ver cómo votan el kirchnerismo y el macrismo en la legislatura porteña (de Buenos Aires) para entender que están abiertos a un acuerdo en el futuro inmediato”, acota Hermida.

Scioli, en cambio, aparece como el candidato incómodo del kirchnerismo. No en vano para las primarias, que tendrán lugar el próximo 9 de agosto, el oficialismo lleva por lo menos tres candidaturas sin mucho brillo, en un intento desesperado por tener un candidato propio. Ellos son el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el de Defensa, Agustín Rossi.

Con una administración de la provincia de Buenos Aires por demás complicada, Scioli tiene escaso contacto con la Casa Rosada. Habla más con su mentor político, Carlos Menem, que con Cristina Fernández de Kirchner.

“La muerte del fiscal (Alberto) Nisman le complicó aún más su candidatura. No supo cómo quedar bien con el gobierno y con el electorado, al que necesita captar para que su candidatura despegue”, sostiene el filósofo Juan José Sebrelli.

Por su parte, Massa, un experonista que arrancó su militancia en la derechista Unión de Centro Democrático (UCD), encabeza un movimiento que reúne a los heridos del kirchnerismo y a lo que va quedando suelto por ahí, a izquierda y derecha, en busca de un proyecto político que poco se diferencia del de Macri y el de Scioli y de todo lo ya conocido.

Hizo buena parte de su carrera entre el dirigente sindicalista Luis Barrionuevo y sus suegros, Fernando Galmarini y Marcela Durrieu, afines al expresidente Eduardo Duhalde, hasta que el kircherismo le dio la oportunidad de jugar en las grandes ligas cuando pasó de la administración de los fondos de pensión (Anses) a la jefatura de Gabinete en el 2007. Rompió gradualmente con el kirchnerismo, hasta que en el 2013 logró vencer en las legislativas. Su candidatura aún no cuaja, no tanto por la similitud con las restantes, sino por el perfil de su municipio, Tigre, y de cómo su imagen política se asemeja al duhaldismo enterrado en el 2003.

Por allí anda el radicalismo, con estructura y sin candidato, y lo que queda de la centroizquierda, buscando un acuerdo preelectoral que asegure la gobernabilidad del ganador. Acuerdo que alcance para toda la oposición, que teme que el choque de poderes que preparan el Gobierno y la Justicia empeoren aún más la herencia que dejará el kirchnerismo.

Y a última hora emerge una figura que dará qué hablar. Se trata del recién nombrado jefe del Gabinete de Cristina, Aníbal Fernández, quien el viernes anunció que competirá por ser el candidato del oficialismo.

Todo esto, en una campaña con muchas figuras y difusas diferencias entre uno y otro.

El caso Nisman prende la campaña

La presidenta Fernández de Kirchner encendió el inicio de la campaña al tildar la marcha convocada el 18 de febrero en repudio contra el asesinato de Alberto Nisman como “el bautismo de fuego del Partido Judicial”. “Ese Partido Judicial debe aparecer con respaldo ‘masivo’ que avale y dé aires de legalidad a cualquier mamarracho judicial”, aseguró.

JOSÉ VALES
Corresponsal de EL TIEMPO
Buenos Aires.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.