Con fachada de las Farc, DEA ubicó a traficantes de armas en Rumania

Con fachada de las Farc, DEA ubicó a traficantes de armas en Rumania

Los tres europeos fueron extraditados a EE. UU. Creían que le iban a vender arsenal a guerrilleros.

27 de febrero 2015 , 08:52 p.m.

En al menos cinco reuniones en Bucharest, Rumania, y Tivat, Montenegro, en la antigua Yugoslavia, quedaron al descubierto tres señalados traficantes de armas que fueron extraditados el jueves a Estados Unidos por intentar vender armamento a las Farc.

Christian Vintila, de 44 años; Massimo Romagnoli, de 43, y Virgil Flaviu Georgescu, de 42, habían sido capturados en diciembre de año pasado, y ahora tendrán que responder ante una corte en Washington luego de negociar pistolas ametralladoras, misiles antiaéreos, entre otros, que ellos creían iban a parar a manos de guerrilleros.

En la investigación contra el tráfico de armas realizada por la DEA, cuatro avezados agentes encubiertos recopilaron en cinco meses audios, videos y hasta catálogos que sirvieron como pruebas contra los extranjeros.

La estrategia de los agentes, que en el expediente del Departamento de Justicia son llamados CS, CS1, CS2 y CS3, fue presentarse como miembros y socios de las Farc.

Fue el mismo señuelo que les permitió capturar al llamado ‘mercader de la muerte’: el ruso Viktor Bout; y al sirio Monzer Al Kassar.

Eso ocurrió entre mayo y octubre del 2014, tiempo en el que los tres traficantes no solo se comprometieron a conseguir armas de alto alcance para la guerrilla sino para que los supuestos compradores atentaran contra “americanos” y derribaran aeronaves en Estados Unidos. Eso terminó por complicarles la situación.

La DEA asegura que en Rumania Cristian Vintila se encargaba de conseguir y traficar las armas, y Virgil Flaviu Georgescu, de negociarlas. Y en el caso de Massimo Romagnoli, quien operaba desde Grecia, era el encargado de suministrar certificados fraudulentos con los que el armamento podía ser comercializado.

Uno de esos encuentros claves fue el 23 septiembre pasado, en la ciudad Bucaharest, en Rumania. Ese día, Virgil Georgescu sostuvo un encuentro con el agente CS1, en el que hablaron de las armas para Colombia, pero, además, de que supuestamente le interesaban “armas para ordenar la muerte de americanos y derribar helicópteros y aviones americanos”.

Luego, el 8 de octubre pasado, en Tivat, Montenegro, los tres traficantes se volvieron a dar cita; esta vez, para concretar el negocio. En esa ocasión asistieron tres de los agentes encubiertos, que grabaron la reunión clandestina.

Ese día, Massimo Romagnoli, según se lee en el expediente, expuso a uno de los infiltrados las armas que podían conseguir. Lo hizo en el computador de su socio Virgil Georgescu. También les mostraron otro catálogo con fotos y costos de casa una de las armas.

La ruta africana

Ese 8 de octubre, señala el Departamento de Justicia, los traficantes propusieron a los agentes de la DEA llevar el armamento, tanto el que iba para las Farc como el que sería utilizado en contra de aeronaves de EE, UU., hasta África. Allí, serían los infiltrados quienes se encargaran de transportar el material bélico.

En la grabación quedó registrado cuando los traficantes pidieron consignar un adelanto del ‘negocio’ antes de hacer llegar el armamento a África. La salida de los infiltrados fue asegurar que primero debían pedir aval a sus “superiores en las Farc”.

Así, lograron evadir el cierre del negocio, y consiguieron las pruebas con las que ahora responden en EE. UU.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.