Juez en caso Batista fue sorprendido con lujos del acusado

Juez en caso Batista fue sorprendido con lujos del acusado

Fue visto conduciendo un Porsche que él mismo había ordenado incautar al magnate brasileño.

27 de febrero 2015 , 07:06 p.m.

Las autoridades judiciales brasileñas decidieron apartar de la investigación –que se adelanta por manipulación de mercado contra el exmagnate Eike Batista– al juez responsable del proceso, después de que fue sorprendido con bienes de lujo del acusado, que él mismo había ordenado incautar días atrás.

La decisión tomada por Nancy Andrighi, responsable del departamento nacional de asuntos internos de la justicia (CNJ, por sus siglas en portugués), determinó que el juez federal Flávio Roberto de Souza se retire de todas las causas contra Batista, aunque no lo suspende del resto de sus funciones.

Según información revelada por el periódico O Globo, Andrighi recrimina a Souza de no atender al código de ética de la Magistratura y proceder de una manera poco profesional.

El escándalo estalló el martes pasado cuando el juez fue fotografiado en las calles de Río de Janeiro al volante de una camioneta Porsche Cayenne de color blanco, que él mismo había ordenado incautar de la residencia de Batista a principios de febrero.

Aquella operación –en la que confiscaron, entre otros objetos de valor y dinero en efectivo, un vehículo deportivo de marca Lamborghini, otros cuatro automóviles, un piano y un huevo de Fabergé (obra maestra del arte de la joyería)– respondía al embargo de 3.000 millones de reales (unos 1.060 millones de dólares) que el juez había decretado horas antes contra Batista y su familia.

Tras el revuelo suscitado por las imágenes, el juez explicó que el día en el que se incautaron los vehículos no había espacio suficiente en el parqueadero del juzgado, por lo que dos de estos se estacionaron en su vivienda personal.

Souza repartió también entre dos de sus vecinos otra camioneta de marca Range Rover decomisada al hijo del empresario y un piano de cola, a la espera de que salieran a subasta pública.

Según declaraciones del juez, no hubo nada irregular en su conducta, sino que se limitó a proteger la integridad de los bienes decomisados, según recoge el diario Folha de Sao Paulo.

La defensa del empresario y millonario Eike Batista lleva desde diciembre pasado pidiendo que se aparte al juez Souza del caso, alegando su imparcialidad en sus declaraciones a los medios de comunicación. Tanto el abogado defensor, Sergio Bermudes, como el juez son habituales de los medios brasileños.

Batista, que llegó a amasar una fortuna de 30.000 millones de dólares gracias a sus negocios en minería y petróleo, es acusado de manipulación del mercado de valores mediante el uso indebido de información privilegiada para vender acciones de su compañía.

El histriónico empresario supuestamente engañó a inversionistas en un plan para atraer 1.000 millones de dólares a su empresa petrolera OGX (hoy, Ogpar), cuyas metas de producción eran extremadamente optimistas, pese a que muchos de sus pozos no poseían el potencial de producción proyectado en un principio.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.