¿Qué han hecho otras ciudades con sus cerros?

¿Qué han hecho otras ciudades con sus cerros?

Medellín, Santiago de Chile y Bilbao eligieron proteger el área forestal de las montañas.

notitle
27 de febrero 2015 , 04:09 p.m.

Mientras constructores y Distrito inician una batalla campal por el futuro de la franja de adecuación de los cerros orientales de la ciudad, otras urbes del mundo le pueden enseñar a Bogotá cómo hicieron para frenar la depredación de sus montañas con proyectos de urbanismo que no solo mejoraron la calidad del medioambiente urbano, sino que aumentaron el espacio público para el encuentro con la naturaleza.

Aunque la capital no ha sido ajena a plantearse un corredor verde para sus cerros, el pulmón de 15.000 hectáreas está todavía en mora de hacerlo. (Lea también: Se agudiza la batalla por los cerros orientales)

Siete años atrás, la Fundación Cerros Orientales de Bogotá proyectó el corredor verde para los cerros, un plan que, basado en estrategias de recuperación ambiental y democratización del espacio público, quería intervenir en los barrios y urbanizaciones que colindan con la reserva a través de acciones como viveros comunitarios y senderos peatonales.

Hoy, cuando vuelve a abrirse el debate, la fundación insiste en revivir el proyecto y traer experiencias internacionales que le den una ruta ambiental al pulso político que enfrenta el sector constructor y la administración del alcalde Gustavo Petro. (Vea también: 'Construir en los cerros es destruir el más tranquilo oasis de paz')

En conversación con EL TIEMPO, la experta Diana Wiesner dijo que, a portas de una firma por la paz y la terminación del conflicto armado en el país, el ánimo debe ser de conciliación y trabajo en conjunto por las montañas y el medioambiente de la ciudad.

El cinturón verde de Wellington

Un año antes de que el Ministerio de Agricultura de Colombia delimitara por primera vez la reserva del Bosque Oriental de Bogotá, la administración local de Wellington, en Nueva Zelanda, hacía lo mismo con su cinturón verde. Era el año de 1976. Hoy, a casi cuarenta años de su declaración, la visión es crear un cinturón verde continuo siguiendo las cordilleras al oeste de la ciudad desde la costa sur hasta Colonial Knob.

En Wellington (Nueva Zelanda) hay 12 kms. de senderos. A. particular

En 2006, luego de comprar varios predios en los años ochenta, la ciudad inauguró una calzada que les permitió a los ciudadanos caminar, correr o andar en bicicleta por 12 kilómetros, desde Makara Saddle a Johnsonville.

Para las comunidades indígenas maoríes que habitaban este territorio antes de la llegada de los europeos, este territorio era conocido como ‘Te Wharangi’, que traduce ‘espacio abierto’ y era una ruta entre el puerto de Wellington y Ohariu.

El Jardín Circunvalar de Medellín

Este año ya comenzaron a entregar las obras del Jardín Circunvalar de Medellín, una franja de protección ambiental y rural que se espera pueda extenderse a otros municipios y constituya el cinturón verde metropolitano del valle de Aburrá.

La intervención de la Empresa de Desarrollo Urbano en las laderas de la ciudad ha involucrado a las personas de los barrios que colindan con el jardín. Por ejemplo, en el barrio 13 de Noviembre, cerca de 1.380 personas trabajaron en las obras, que frenarán la expansión de la construcción irregular en la periferia.

Con el proyecto se busca reordenar las laderas, controlar zonas de alto riesgo, recuperar cerros tutelares y montañas. Por eso incluye 31.000 metros cuadrados de huertas y la siembra de 70.000 árboles. También tendrá ciclovías y un monorriel, que conectará a los barrios entre sí.

 El Parque Cordillera de Chile

En Chile llevan 22 años protegiendo la cordillera. Un gran parque natural al servicio de la comunidad comenzó a constituirse a partir de 1993 entre siete ciudades del área metropolitana de Santiago de Chile. Hoy, esta cadena de parques, que se ubican en la precordillera, alcanzan el 50 % de las 13.352 hectáreas del contrafuerte cordillerano que se extiende desde el río Mapocho hasta el río Maipo y que alberga a 398 especies de flora y 82 especies de fauna.

Siete ciudades chilenas crearon una cadena de parques. A. particular

La Asociación Parque Cordillera creó un programa de educación ambiental al aire libre para niños y jóvenes que viven en las comunas que colindan con la precordillera. Y también ofrece actividades de senderismo, ‘trekking’ y fotografía de naturaleza, para invitar a los ciudadanos a cuidar esta reserva natural declarada en 2005.

El anillo ambiental de Bilbao

Cerca de 300 kilómetros cuadrados de espacio público mezclan plantaciones forestales y agrícolas con áreas de esparcimiento y recreo en el anillo verde de Bilbao, en España. Este proyecto de urbanismo conecta a 29 municipios, en donde viven cerca de 900.000 personas.

Lo más destacado del proyecto es que desarrolló con las mismas comunidades semilleros de especies autóctonas que se emplean para la reforestación de los mismos bosques y las campañas de limpieza en diferentes sectores. La expectativa es que con estos parques interconectados se pase de 6 metros cuadrados por persona que había en 1999 a los 24 metros cuadrados cuando finalicen los proyectos en curso.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.