'La Tuta', el profesor que se convirtió en narco

'La Tuta', el profesor que se convirtió en narco

Servando Gómez Martínez, líder de 'los Caballeros Templarios' era uno de los narcos más buscados.

notitle
27 de febrero 2015 , 09:12 a.m.

Servando Gómez Martínez, alias Tuta, líder de ‘los Caballeros Templarios’, el capo del narcotráfico más buscado de México y el único en libertad de ese temible cartel, fue capturado este viernes en Morelia, capitán de Michoacán, en una operación en donde no se disparó un solo tiro, dentro de una casa ubicada a escasos metros de la residencia oficial del gobernador del estado y un guardaespaldas, según dijeron fuentes de la Comisión Nacional de Seguridad. 

La captura de la ‘Tuta’ tiene gran importancia, no solo porque descabeza al cartel más poderoso de Michoacán, sino porque es una buena noticia para el gobierno de Enrique Peña Nieto, sumergido en un gran descrédito por cuenta del caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, un crimen que parece encaminarse hacia el olvido toda vez que solo uno de los cuerpos fue hallado.

El gobierno de Peña Nieto suma así al nombre de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán el de otro peligroso narco, entre otros.

Gómez Martínez, que nació hace 49 años, era considerado uno de los capos más violentos de los carteles mexicanos y el que tenía una historia más particular, pues era maestro de escuela graduado en la Escuela Normal de Arteaga, Michoacán, donde se tituló en 1985.

“Es uno de los hombres más violentos del cartel, al grado de ser capaz de asesinar solo porque quien le leía las cartas del tarot le revelaba que supuestamente alguien lo traicionaba”, menciona un expediente de la Procuraduría General de la República sobre la personalidad de Servando Gómez.

Según las declaraciones de su hermano, Luis Felipe Gómez Martínez, la ‘Tuta’ incursionó en el tráfico de drogas después del 2001. Al tiempo agricultor, el narcotraficante creó centros de ayuda a jóvenes farmacodependientes, pero la vida terminó llevándolo por los caminos del tráfico de estupefacientes, según la Procuraduría General de la República.

El capo se hizo célebre en julio del 2009 cuando llamó a una emisora de radio de Michoacán para pedir que le hicieran una entrevista y mostrarse así como líder del narcotráfico.

Posteriormente, en otra entrevista, dijo que tenía un trabajo honrado y modesto como maestro, pero que por su forma de ser y concebir el mundo se involucró en el narcotráfico.

Junto con Nazario Moreno Gonzales, alias el Chayo (presuntamente asesinado por agentes de la Policía Federal), y Jesús Méndez Vargas, alias el Chango (capturado por policías federales), fue líder de ‘La Familia Michoacana’.

Pero en marzo del 2011, cuando se dio a conocer la ruptura de ese cartel, Gómez Martínez pasó a liderar, junto con Enrique Plancarte, el naciente cartel de ‘los Templarios’.

Haciendo de la agreste subregión de Tierra Caliente su feudo, ‘los Caballeros Templarios’ sembraron el terror en los últimos años en todo Michoacán a punta de secuestros, extorsiones y asesinatos, muchas veces amparados por autoridades locales corruptas. Ante sus choques con las autodefensas, el Gobierno lanzó el año pasado una ofensiva que logró desmantelar a casi toda la cúpula del cartel, que quedó muy debilitada y con solo Gómez visiblemente a la cabeza.

Su captura es también “un triunfo de nosotros”, dijo Juana Francisca Reyes, exmiliciana y excabecilla de las legalizadas fuerzas rurales. Conocido por sus videos subidos a internet en los que lanzaba amenazas a sus enemigos del cartel ‘Jalisco Nueva Generación’ o conversando con figuras políticas de Michoacán –lo que llevó a la detención de un exgobernador interino y del hijo de otro exgobernador– Gómez se fue volviendo famoso.

“Somos un mal necesario”, dijo en una entrevista clandestina en diciembre del 2013 asegurando que su “fraternidad”, como llamaba a ‘los Templarios’, tenía la misión de proteger al pueblo de Michoacán.

Los capos que aún faltan por detener

En la lista de los más buscados de la Procuraduría General de la República (PGR), se encuentran todavía personajes como Ismael Zambada, alias el Mayo y Juan José Esparragoza, alias el Azul, los máximos líderes del narcotráfico que no han sido detenidos aún.

Una veintena de capos han sido detenidos o abatidos por las fuerzas de seguridad durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, hasta la captura, este viernes, de Servando Gómez.

AGENCIAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.