Por cada peso que se invierta en el metro, se podrían ahorrar otros 5

Por cada peso que se invierta en el metro, se podrían ahorrar otros 5

Bogotanos consultados se mostraron dispuestos a pagar $ 130.154 mensuales para tener la obra.

notitle
26 de febrero 2015 , 08:19 p.m.

Los bogotanos están dispuestos a meterse la mano al bolsillo para construir la primera línea del metro, pero están escépticos sobre si el Gobierno será capaz de ejecutar el proyecto y si su calidad se deteriorará, como ocurrió con TransMilenio.

Así lo refleja un estudio sobre el impacto socioeconómico de la primera línea del metro que acaba de terminar el Distrito, en el que se evaluó si vale la pena para Bogotá y sus habitantes invertir 15 billones de pesos en el megaproyecto y si los ciudadanos estarían dispuestos a pagar por ello.

Según Armando Ardila Delgado, director de Tecnidata Consultores, por cada peso que se invierta en el metro se recuperarán 1,73 pesos y la ciudad dejará de gastar 5,17, debido a los efectos positivos de la obra.

En este punto, el estudio se refiere a lo que la ciudad se ahorrará con mejorar los tiempos de viajes y reducir los trancones, con temas de salud por la reducción de la contaminación y la accidentalidad, e incluso con la plata en pasajes.

“El estudio lo que nos dice, por lo menos desde el punto de vista socioeconómico, es que la primera línea del metro hay que hacerla”, dijo el alcalde Gustavo Petro, durante un conversatorio en el que se presentaron los resultados del estudio y donde resaltó que según el análisis, “en un horizonte al año 2050, el ahorro económico para la sociedad equivale a 49 billones de pesos”.

La evaluación incluyó una encuesta a 1.280 hogares en la que se les preguntó a los ciudadanos cuánto estarían dispuestos a pagar para construir la primera línea del metro. La respuesta fue que, en promedio, estarían dispuestos a pagar 130.154 pesos mensuales durante los cinco años de ejecución del proyecto.

Según explicó el consultor, en este aspecto el ejercicio consistió en que los ciudadanos le pusieran valor a los diferentes efectos positivos de la línea para su calidad de vida y para su economía y, con base en esos datos, se estimó lo que estarían dispuestos a pagar.

No obstante, el estudio evidencia el escepticismo de los bogotanos sobre el futuro del proyecto. Sus respuestas también están influenciadas por su percepción negativa de la calidad de TransMilenio y el riesgo de que esa mala experiencia se repita con el metro.

Además, todos estos costos e impactos dependen de que, paralelamente con el metro, funcione todo el sistema integrado de transporte, incluidas las líneas de cable aéreo, trenes ligeros y las troncales de la Boyacá y la avenida 68.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.