Personeritos de Cali, en la alianza contra la 'ciberguerra'

Personeritos de Cali, en la alianza contra la 'ciberguerra'

En una emotiva jornada 800 estudiantes de los colegios de Cali tomaron juramento.

notitle
26 de febrero 2015 , 07:26 p.m.

La chica no quería quedarse atrás. El selfie se volvió popular y ella, una estudiante de 13 años, quería uno. Lo hizo desnuda porque finalmente quedaría en su celular. Pero su teléfono fue robado y del incidente solo volvió a saber meses después cuando su padre casi muere de la angustia.

La foto ilustraba la carátula de una película pornográfica, que todavía se ve en casetas de ventas ambulantes del centro de la ciudad. “Casi muero al ver a mi hija colgando de una carreta. Ella intentó suicidarse dos veces, aún así el acoso de sus compañeros y conocidos no termina...”.

El relato fue compartido por Elka Milena Quintana, gestora social de la Fundación EPM, que en alianza con UNE y TIGO, adelantan la campaña ‘Conectados garantizando derechos’, que busca movilizar a estudiantes ante la problemática generada por el uso inadecuado de las redes sociales.

Su auditorio eran los 800 niños, niñas y adolescentes de colegios públicos y privados que ayer asumieron como personeros escolares, y quienes siguieron con asombro los casos alrededor de América Latina en los cuales el matoneo o el acoso escolar terminaron de manera negativa con la vida de jóvenes estudiantes de secundaria.

El ‘ciberacoso’, que no respeta las diferencias; el ‘sexting’, esa fotografías con alto contenido sexual que está desnudando a las chicas, muchas por moda; la ‘sextorsión’, que sorprende a muchos padres que ni siquiera están en la redes sociales; la pornografía infantil, y el ‘grooming’, que consiste en el acoso sexual progresivo a niños entre 7 y 11 años, fueron algunas de las modalidades que conocieron.

“Queríamos que esta posesión fuera algo más que un acto solemne. Se busca ratificar y reconocer el proceso democrático en las diferentes instituciones, pero por sobre todo el papel de estos personeros en la promoción y divulgación de los derechos humanos en las aulas. Y en esta figura hemos querido enfatizarnos en una problemática que aqueja a todas las instituciones educativas como es la violencia escolar”, dijo el personero de Cali, Andrés Santamaría.
El representante del ministerio de público dijo que se trata de una realidad que no se puede desconocer.

El año pasado la Personería atendió 179 casos por vulneración de los derechos de los niños. Entre ellos, la negación de cupos, traslados sin autorización, maltrato de docentes, falta de docentes, negación a asistir a ceremonias de grado y otras peticiones que atentan contra la integridad de los muchachos.

“En las aulas se presentan situaciones de violencia provocadas por diferencias sociales, raciales y de otro índole. Hay violencia física y verbal, pero hay otra realidad social y es la violencia que se realiza en las redes sociales, que tiene víctimas y en el que la afectación puede perdurar en el tiempo, pues trasciende las fronteras de la escuela y se traslada el mundo infinito del internet”, dijo Santa María.

Explicó que de ahí, que la Personería de Cali se haya sumado a la campaña. “Es una alianza que busca derrotar y ganar esa guerra, que los personeros estudiantiles sean el enlace con las comunidades educativas para derrotar la ‘ciberguerra’, que afecta a las instituciones”.

Édgar Polanco, secretario de Educación de Cali, felicitó a los chicos y les dijo que tienen una función muy importante, pues son la articulación de los programas que desarrolla la dependencia con sus pares. “Por ejemplo, la convivencia escolar, donde por su liderazgo es fundamental su trabajo no solo para la promoción y prevención, sino para la atención de casos de violencia y acoso escolar. Son unos aliados fundamentales”, dijo.

Y fueron muchas las lecciones. “No sabía algo tan importante como que uno deja abierta la computadora y ella graba. Hacemos cosas inconscientes y con el solo hecho de subir una foto al perfil estamos abriendo la puerta a un secuestro, a un robo, la extorsión”, dijo César, uno de los estudiantes.

Sebastián Montaño, personero estudiantil del colegio El Pinar, les dijo a sus compañeros que el trabajo de proteger los derechos humanos va de la mano del apoyo de la familia, el apoyo que brindan los padres de familia y todo el círculo familiar para promover la resolución pacífica de conflictos. “Ojalá puedan entender muchas cosas desde el principio. No nos quedemos en hablar de Jean Day o esas cosas, podemos contribuir a mejorar los ambientes”, dijo el estudiante.
En general los estudiantes conscientes de su nuevo rol, se comprometieron a trabajar en la búsqueda de soluciones para contrarrestar y erradicar la violencia que afecta a grandes y chicos dentro de las aulas.

La concejal Clementina Vélez, presidenta del Concejo de Cali, quien tomó el juramento les pidió a los escolares no ser inferiores a su nuevo rol. “Ustedes son la semilla que se está sembrando en Cali para que sean los que nos representen a todos. La clave está en el respeto y el amor, cuando se pasa un día con amor y respeto se siente. Sean líderes de sus escuelas y su ciudad”.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.