'No hay una sola prueba contra Cristina Fernández de Kirchner': juez

'No hay una sola prueba contra Cristina Fernández de Kirchner': juez

El magistrado Daniel Rafecas desestimó denuncia del fiscal Nisman contra la presidenta argentina.

notitle
26 de febrero 2015 , 07:09 p.m.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se anotó este jueves un tanto en su partida contra la justicia, cuando el juez federal Daniel Rafecas desestimó la denuncia presentada ante la justicia por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner, el canciller Hector Timerman, entre otros funcionarios y dirigentes kirchneristas.

La acusación, que había sido cursada por el fiscal Gerardo Pollicita, se basa en el supuesto encubrimiento de los presuntos autores materiales del atentado a la mutual judía (Amia) perpetrado en 1994, todos ellos iraníes.

Rafecas, un juez al que en otros tiempo se le consideraba cercano al kirchnerismo, sostuvo en su declaración que “no hay un solo elemento de prueba, siquiera indiciario, que apunte a la actual Jefa de Estado respecto –aunque sea– a una instigación o preparación (no punible) del gravísimo delito de encubrimiento”.

“Ninguna de las dos hipótesis de delito sostenidas por el fiscal Pollicita en su requerimiento de instrucción se sostienen mínimamente”, acotó el magistrado en su decisión de desestimar la denuncia, a la que la Fiscalía tendrá que apelar ante la Cámara Federal.

La decisión de Rafecas fue celebrada en el Gobierno, que este jueves se vio modificado por un cambio de gabinete anunciado en la mañana, y despertó las críticas de la oposición. Principalmente de la diputada Elisa Carrió, para quien existió “una negociación del Gobierno con el juez para que desestime la denuncia del fiscal Nisman, ya que el juez estaba acusado ante el Consejo de la Magistratura por su actuación en el caso de (Amado) Boudou”.

El juez Rafecas fue quien instruyó la causa que se le sigue al vicepresidente Amado Boudou por enriquecimiento ilícito y, según versiones periodísticas, estaba siendo sometido a intensas presiones del Gobierno.

Para Carrió, ese presunto pacto tendría como moneda de cambio dejar sin efecto el pedido de juicio político que el Gobierno mueve en el Consejo de la Magistratura contra Rafecas.

Aníbal Fernández, quien hasta este jueves se venía desempeñando como secretario General de la Presidencia, fue designado como Jefe de Gabinete, en reemplazo de un desgastado Jorge Capitanich, quien reasumirá la gobernación del Chaco.

En lugar de Fernández en la Secretaría General, la mandataria designó al diputado Eduardo de Pedro, y con esta designación unge a la agrupación juvenil La Cámpora, a la que pertenece De Pedro, a las primeras filas del gabinete. Asimismo, reemplazó también al ministro de Salud, Jorge Manzur, y en su lugar nombró a Daniel Gollán.

Nuevos bríos

Los cambios de gabinete eran una secreto a voces desde hace unos días y la idea “es que la Presidenta pueda enfrentar la última etapa del gobierno con nuevos bríos”, de acuerdo con la diputada oficialista Juliana di Tulio.

Para “la batalla mediática”, que se viene gestando desde la aparición del cadáver de Nisman, Aníbal Fernández, quien es investigado por varias causas de corrupción y por el caso de la venta ilegal de Efedrina, “está mejor entrenado”, según el analista Nelson Castro.

Ahora, todos aquellos que esperaban que la denuncia de Nisman prosperara aguardan la apelación de Pollicita y ver qué pasa en la Cámara, ya que el fallo de Rafecas se presta para cientos de especulaciones.

La decisión de Rafecas responde a un sector de la justicia que, a pesar de sus críticas al Gobierno, considera que la denuncia de Nisman no tenía sustento y “se moría con su presentación en el Congreso porque las pruebas que le habían prometido no le habían llegado”, expresó uno de los fiscales que no participó de la marcha del 18 de febrero en diálogo con EL TIEMPO.

“Lo que diga un juez no va a revertir el manto de duda que hay sobre el Ejecutivo con respecto al caso Nisman”, expresó, por su parte a la agencia de noticias Efe, Patricio Giusto, de la consultora Diagnóstico político.

De esta manera, el fallo dará para un nuevo capítulo polémico del caso Nisman, del que los argentinos no logran abstraerse desde el pasado 14 de enero, cuando el cadáver del fiscal fue hallado en su departamento como algo que incomoda políticamente a amplios sectores y en pleno año de elecciones.

JOSÉ VALES
Corresponsal de EL TIEMPO
Buenos Aires

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.