Hay que salir de la cárcel

Hay que salir de la cárcel

Mientras la discusión de justicia transicional siga centrada en penas de prisión, no tendrá solución

notitle
26 de febrero 2015 , 06:52 p.m.

El debate de justicia transicional en Colombia está preso. Y el carcelero se llama justicia penal.

Esta semana desfiló la justicia transicional por el país. El expresidente Gaviria alebrestó con una propuesta. Y dos notables visitaron a Bogotá: Kofi Annan, exsecretario general de la ONU, y David Tolbert, presidente de la principal organización del ramo, quienes protagonizaron, junto con el presidente Santos, una conferencia sobre el tema.

No es casual: las negociaciones de La Habana han entrado en su fase decisiva. Que tiene todo que ver con la justicia transicional.

De las cuatro patas de la mesa transicional, una sola, la judicial, se ha tomado el debate, que está centrado en la cárcel (y su contraparte, los beneficios judiciales). Las otras patas –verdad, reparación, garantías de que el horror no se repetirá– apenas si figuran. Ni memoria, ni reformas institucionales, ni otras medidas que son parte integral de la justicia transicional.

La discusión se centra solo en la guerrilla. El llamado de la oposición a la ‘paz sin impunidad’ se aplica a las Farc, no al Estado o los militares (para ellos, fuero ampliado).

Por eso causó revuelo el expresidente Gaviria. Que una figura de su peso diga que, además de los combatientes, “miles de miembros de la sociedad civil, empresarios, políticos, miembros de la Rama Judicial (que) fueron financiadores, auxiliadores o pactaron compromisos” con los grupos armados también son responsables es empezar a poner la discusión donde debe estar (y tiende puentes a enemigos del proceso que temen por su propia suerte en caso de un acuerdo).

Las Farc han cometido toda clase de crímenes de manera sistemática (se les atribuye un promedio de un secuestro y medio al día desde 1970) y, aunque ‘Iván Márquez’ pida “cero cárcel”, tendrán que aceptar “rendir cuentas”, como afirmó Kofi Annan, o el proceso será inviable. Pero hay muchos otros responsables. Reconocerlo es el primer paso para enrutar el debate hacia una solución.

Sin embargo, la propuesta del expresidente tiene dos problemas. Sigue centrada en los beneficios: propone indultar a los “no combatientes” que reconozcan sus delitos, pidan perdón y reparen a sus víctimas. Y obvia un tema crucial para equilibrar la discusión: la responsabilidad institucional.

Según el Centro de Memoria Histórica, en Colombia se cometieron casi 2.000 masacres en los últimos 30 años y fueron desaparecidas forzosamente 25.000 personas entre 1985 y el 2012. Es decir, más de una masacre por semana y 2,5 desapariciones por día. ¡Durante 30 años! ¿Dónde, perdón, estaban las instituciones? ¿Dónde los generales y los presidentes, que debían proteger a esos ciudadanos? ¿Y el Congreso y los jueces y los procuradores, que los supervisaban?

Con la ‘parapolítica’ y otras investigaciones se ha avanzado en la responsabilidad individual. Pero Gaviria, como sus pares, insiste en que, del lado estatal, solo se han cometido “algunos” abusos y violaciones de los derechos humanos. La hora decisiva en La Habana no es solo para las Farc. Le llegó el turno a la responsabilidad institucional: de las ‘manzanas podridas’ habrá que pasar, al menos, a la omisión o a la autoría intelectual.

Aún le falta aceptar mucho al Estado. Las Farc no se cansan de señalarlo, pero les falta otro tanto en asumir que la rebelión no legitima crímenes de guerra.

Justo porque tantos hicieron tanto, limitarse a hablar de cárcel y beneficios no lleva a ningún lado.

¿Qué verdad van a ofrecer todos a las víctimas? ¿Qué medidas de reparación? ¿Qué garantías de que lo que hicieron no se repetirá? ¿Qué reformas se harán para asegurarlo? ¿Y qué responsabilidades aceptaremos todos como sociedad?

* * * *

¿No será que estamos discutiendo lo que no es? Hay que salir de la cárcel.

Álvaro Sierra Restrepo
@cortapalo
cortapalo@gmail.com

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.