El riquísimo fútbol inglés pierde prestigio en la Champions

El riquísimo fútbol inglés pierde prestigio en la Champions

Ningún representante de la Liga Premier fue capaz de ganar su partido de ida de los octavos.

26 de febrero 2015 , 12:50 a.m.

Arsenal, Manchester City y Chelsea, últimos representantes en la Liga de Campeones de la Liga Premier inglesa, el torneo nacional más rico del mundo, fueron incapaces de conseguir una victoria en la ida de los octavos de final de la prestigiosa competencia, algo que ha disparado las alarmas. En la ronda de grupos ya se había producido una primera víctima, el Liverpool, que no consiguió acceder a los octavos.

Arsenal, la erosión

Los ‘Gunners’, humillados en su estadio por el Mónaco (3-1), son el símbolo de la erosión que amenaza en el torneo continental a una Premier League que pronto será todavía más rica, gracias a la venta de sus derechos de televisión por 7.000 millones de euros.

El fútbol inglés, una auténtica máquina de producir y gastar dinero, teme ya por la suerte del Arsenal, finalista europeo en el 2006 y que desde el 2011 logró clasificarse para los octavos de la Liga de Campeones.

El club londinense se había caracterizado en los últimos años por su obsesión por no endeudarse y vender pronto a sus jugadores más rentables, en detrimento de sus ambiciones deportivas. La fórmula le ha bastado para conseguir al menos la cuarta plaza de su campeonato y clasificarse para la siguiente Liga de Campeones.

David Ospina (izq.), arquero colombiano del Arsenal, cuando recibió el gol del Mónaco. (AFP)

Las ambiciones eran diferentes después de su cambio de apuesta en el mercado y los 180 millones de euros gastados en 18 meses, el tercer lugar en su liga, un buen momento de forma y un sorteo de octavos teóricamente favorable, pero el partido del miércoles se saldó con un inesperado cataclismo.

Si finalmente el equipo es eliminado, seguramente se relancen las voces que cuestionen el futuro del entrenador Arsene Wenger, especialmente si la temporada nacional no termina bien para el actual campeón de la Copa de Inglaterra.

Manchester City, la regresión

El guión europeo del que es víctima el City, derrotado en su casa por el Barcelona (2-1), es el mismo que el del año pasado, aunque las inversiones realizadas dejan una gran sensación de frustración por el momento.

Una eliminación contra el Barça en Europa obligaría a concentrar fuerzas en la revalidación del título nacional, algo que de momento no parece cerca, ya que el equipo de Manuel Pellegrini es segundo, a cinco puntos del líder Chelsea. El City tuvo fortuna para clasificarse a los octavos de final, con apenas 8 puntos en la primera fase.

Jugadores del Barcelona celebran uno de los goles en el triunfo sobre Manchester City. (AFP)

Antes de la actual temporada, el equipo invirtió 50 millones de euros en el franco-belga Eliaquim Mangala, pero la defensa sigue dando muestras de vulnerabilidad. La dirección del club decidió incluso gastar 40 millones para traer al atacante marfileño Wilfried Bony, en un plantel que ya cuenta con estrellas ofensivas como Sergio Agüero, Edin Dzeko o Stevan Jovetic.

Tácticamente, el 4-4-2 de Pellegrini naufragó contra el Barcelona, guiado por un Luis Suárez que volvió a dejar su huella en Inglaterra, como en su anterior etapa en Liverpool.

Chelsea, el mejor situado

La situación del Chelsea, que empató 1-1 en Francia contra París Saint-Germain, es la mejor de los tres equipos ingleses en la Liga de Campeones. El año pasado, en los cuartos de final, los ‘Blues’ habían perdido 3-1 en París y luego se clasificaron con un triunfo 2-0 en la vuelta en Stamford Bridge. En esta ocasión vuelven a jugar la vuelta en casa y el resultado es mucho más esperanzador.

El líder de la Liga Premier demostró hasta ahora coherencia, solidez y capacidad para mantener la cabeza fría. Es cierto que su fútbol no es espectacular, como se esperaría de un plantel plagado de estrellas, pero el 'Special One' suele priorizar el resultado a la vistosidad y las últimas semanas no son una excepción.

PSG 1-1 Chelsea. (Reuters)

El París Saint-Germain se presentaba como un rival muy peligroso sobre el papel, posiblemente el más fuerte de los tres adversarios para los ingleses, pero tras la ida de los octavos es curiosamente esa la eliminatoria que parece más encarrilada y que podría dejar al Chelsea como el único inglés en los cuartos de final.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.