Comisión Electoral falló en control de dineros entregados a partidos

Comisión Electoral falló en control de dineros entregados a partidos

La Contraloría asegura que hubo inconsistencias en los reportes de recursos girados.

26 de febrero 2015 , 10:56 a.m.

En una auditoría realizada por la Contraloría General de la República al Consejo Nacional Electoral sobre la forma en la que se ejecutaron los recursos públicos en el 2013, el organismo encontró deficiencias en procesos administrativos.

Los recursos ejecutados por la CNE en el 2013 fueron de $9.819 millones de pesos. En la evaluación sobre cómo fue distribuido ese dinero para financiar los partidos y movimientos políticos "se encontraron inconsistencias en la información oficial consolidada, la cual fue objeto de modificación y conciliación, situaciones que generaron mayores y/o menores recursos a entregar a los partidos, así como falta de diligencia administrativa".

Esa falta de control llevó a que caducaran las posibles acciones sancionatorias que se habrían podido realizar contra candidatos o partidos.

Aunque la CNE hizo "un seguimiento oportuno a la rendición pública de cuentas efectuadas por los partidos", por lo que se pudo hacer un control efectivo de los límites a la financiación privada y límites de gastos, no hizo una auditoría externa durante el 2012, 2013 y 2014 para vigilar en qué usaron los partidos, movimientos y candidatos los dineros que entregó la Comisión.

Fallas de la Registraduría en expedición de cédulas

La Contraloría, en otra auditoría, encontró fallas en el proceso de cedulación que realiza la Registraduría Nacional del Estado Civil, por falta de control y seguimiento a la expedición de documentos de identidad que llevan más de un año en el proceso de producción. 

Esto, dice la Contraloría, "en perjuicio de la ciudadanía y desconociendo los términos para este trámite".

El organismo de control detectó que hay fallas en el Sistema MorphoTop, dispositivo que captura las huellas en vivo, hecho que genera demoras en la elaboración de las cédulas que se entregan por primera vez y en su renovación, además en la rectificación de errores en estos documentos.

Aunque las registradurías municipales y especiales tienen este sistema de toma de huellas digitales, "éste no genera validaciones de calidad de la huella, lo cual ha generado que el documento deba ser reprocesado en tarjetas decadactilares, aumentando de esta manera los tiempos de atención en los productos y servicios de identificación", dice la Contraloría.

Esto ha llevado a que se presenten casos como el de la Registraduría Especial de Barranquilla en donde se han dado demoras de 18 a 24 meses en la producción y entrega de documentos de la entidad.

De otro lado, en otra auditoría a la Registraduría, la Contraloría encontró que ha fallado en el control, depuración y actualización del censo electoral. Esto, según el organismo de control, porque no hay un sistema que consolide qué nuevas cédulas entran y salen, lo que impide conocer la realidad sobre el estado actual de cédulas de ciudadanos aptos para votar.

De otro lado encontró que la plataforma One Base estaba desactualizada lo que no permite verificar qué sufragantes tienen derecho para ejercer su derecho al voto.

En el caso de la elección de jurados de votación, la Contraloría encontró que por errores en el sorteo hubo casos en los que las personas tenían designados dos sitios. "Es así como, en una misma jornada electoral, una persona es nombrada en diferentes zonas, puestos y mesas de votación, situación que obliga a sancionar al jurado por inasistencia, generando desgaste administrativo por no realizar verificaciones previas al respectivo acto sancionatorio, que posteriormente debe revocarse", dice la Contraloría.

Durante la vigencia de la auditoría del 2013 el dinero que recaudó la Registraduría por la expedición de copias de registros civiles ascendió a $1.453 millones de pesos, recursos girados por 661 Notarías de las 767 autorizadas.

Esto significa que 106 notarías de todo el país no reportaron ningún valor por la entrega de copias de registros civiles, "lo que genera incertidumbre sobre el recaudo del 10% referido, que constituye una de las fuentes de ingreso de la Registraduría".

Para la Contraloría, esa inconsistencia se debe a que "la Registraduría Nacional no cuenta con un mecanismo que le permita ejercer control sobre copias expedidas por concepto de Registro Civil de nacimiento, matrimonio y defunción, por parte de las Notarías".

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.