¿Qué planea la madre de los niños asesinados en el Atlántico?

¿Qué planea la madre de los niños asesinados en el Atlántico?

Hay confusión porque Johana Montoya primero reconoció el triple homicidio y luego lo negó

notitle
26 de febrero 2015 , 10:45 a.m.

En las calles de Barranquilla, el tema de conversación desde el pasado jueves en la mañana es el del caso de Johana Montoya Rosario, quien fue señalada por la Fiscalía de haber asesinado a sus tres hijos el Miércoles de Ceniza, en el municipio de Palmar de Varela (Atlántico).

Después de una semana de haber ocurrido la tragedia, la opinión pública está confundida con todos los datos, pruebas, videos y declaraciones que se han dado al respecto. (Lea también: Mujer que habría asesinado a sus hijos en Atlántico no aceptó cargos)

La confusión radica en que la presunta asesina expuso en distintas ocasiones, por cuenta propia y a través de familiares, que sí participó en el hecho criminal, pero el pasado lunes, cuando asistió a las audiencias de imputación de cargos y disposición de medida de aseguramiento, no se allanó al cargo de homicidio agravado que le fue imputado por Geryn Hernández, fiscal 3 local de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Soledad (Atlántico).

Sepelio de los niños asesinados por su madre en Palmar de Varela, la comunidad de ese municipio no permitió que separaran los cuerpos. Vanexa Romero / EL TIEMPO.

“Entonces, si dijo que sí había participado en el crimen y después, ante el juez, expuso que no, ¿qué es lo que pasa?”, preguntó un vendedor ambulante en medio de una discusión a propósito del tema. Pregunta que se realizan miles de barranquilleros y colombianos. (Lea también: 'Ella era muy agresiva': padre de niños asesinados en Atlántico)

“Ella tuvo que ser asesorada jurídicamente por su abogado. Dicha asesoría, imagino que busca una disminución de la pena en una etapa futura del proceso, la cual se lograría a través de la figura de preacuerdo, la cual está contemplada dentro de la legislación penal”, explicó Edelber Escobar Romero, abogado penalista, quien ha trabajado en este campo del derecho durante dos décadas.

El especialista indicó que es posible, dependiendo de cómo transcurra el caso, que la mujer acepte la comisión del delito si la Fiscalía modifica el cargo, es decir, que el ente acusador reduzca el factor agravante.

En términos de derecho, la situación estaría de la siguiente forma: la opinión pública conoce, lo que llaman los abogados, la ‘verdad verdadera’ (confesiones de Montoya), pero hasta el momento no se conoce la ‘verdad procesal’, a la que se llega solo si el imputado acepta su responsabilidad respecto al delito, o si la Fiscalía demuestra, por medio de elementos materiales probatorios, que el sindicado sí tiene que ver con el acto criminal.

Un punto que ha llamado la atención de la gente en torno al caso es que ante el homicidio de un menor de edad no existen contemplaciones para el responsable del hecho (no hay reducciones de la pena, ni beneficios de ningún tipo).

Fueron enterrados en el cementerio nuevo ubicado en el barrio Alfonso López, cerca al lugar donde ocurrieron los homicidios. Vanexa Romero / EL TIEMPO.

Escobar dice a propósito de lo anterior, que “Montoya no fue capturada en flagrancia y todavía las pruebas oficiales no han determinado su responsabilidad en el hecho. La Fiscalía debe investigar más a fondo el caso para llegar a la verdad procesal. No obstante, también está abierta la oportunidad a que las partes (defensa y ente acusador), negocien la disminución de la pena, si es que la mujer piensa en declararse culpable. Esto traería lo que en derecho es llamado ‘economía procesal’ ”, explicó Escobar. (Lea también: A la cárcel abuelo de niños que habrían sido asesinados por su madre)

La próxima audiencia, que sería frente a un juez de conocimiento, podría darse al cabo de un mes, durante este tiempo ambas partes deberán buscar las pruebas para mantener su posición en el caso.

La imputada podría pagar hasta 50 años de prisión si se demuestra su responsabilidad en el hecho, y ella aún no se ha allanado al cargo. La opinión del juez es la que cuenta al final de la investigación.

Por el momento, la imputada se recupera en el Hospital Cari de las heridas que se habría propinado en el cuello y la muñeca izquierda para suicidarse. La próxima semana podría ser dada de alta y trasladada a la cárcel El Buen Pastor, en calidad de imputada.

DANIEL ESCORCIA LUGO
REDACTOR DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.