La primera escuela de la 'bici' está en el barrio Laureles de Medellín

La primera escuela de la 'bici' está en el barrio Laureles de Medellín

Bici Rolling fue uno de los ganadores del MiMedellín, programa que busca la participación ciudadana.

notitle
25 de febrero 2015 , 07:53 p.m.

Todos los sábados más de 10 personas se congregan en el taller de diseño del colectivo Bici Rolling para instruirse en el mantenimiento y reparación de sus bicicletas. Ver galería de fotos aquí

Este colectivo, que ya tiene cuatro años y se dedica a reutilizar partes de bicicletas y triciclos, ahora le apuesta a la educación para incentivar a las personas a pedalear por la ciudad.

Según Jairo Mejía, creador de Bici Rolling, el objetivo es que quienes tienen bicicleta, la desempolven y la lleven a las clases y talleres de la ‘biciescuela’ ubicada en el barrio Laureles. Allí podrán hacerle mantenimiento y ponerlas a funcionar de nuevo.

Con esta iniciativa, el colectivo participó en el reto ‘Hagamos de Laureles el Primer Barrio Amigable con la Bicicleta’ y ganó, junto con otras cinco propuestas ciudadanas.

En este proceso, liderado por MiMedellín y la Corporación Ruta N, fueron registrados 238 ideas y votaron 14.345 personas por medio de la plataforma web.

“Este reto buscaba integrar el conocimiento distribuido por la ciudad y ponerlo visible a todos para que fueran los mismos ciudadanos lo que eligieran los proyectos más factibles”, explicó Miguel Aristizábal, director de MiMedellín.

Para Mejía, este reconocimiento es un incentivo para los activistas y los ciudadanos preocupados por el medio ambiente, la seguridad en las vías y la movilidad sostenible.

“Queremos que las personas vean a la bicicleta como un medio de transporte eficaz, saludable. Buscamos que se compenetren con esta, que se engrasen y la traten como un objeto y una herramienta indispensable en sus vidas”, dijo Mejía.

Por eso, en su local, ubicado en el barrio Laureles, junto a su socio David Gómez, le dan vía libre a las personas para que experimenten con sus bicis y desmonten los frenos, la cadena y el sillín, hagan cambios en el diseño y que adecuen nuevos accesorios.

Aunque las primeras clases se han centrado en la reparación, mantenimiento y uso de las herramientas, en un futuro esperan que de la ‘biciescuela’ salgan técnicos en estos vehículo de propulsión humana.

“Queremos que los talleres sirvan para que otros vean al vehículo como una opción de trabajo y en un futuro puedan tener un taller de diseño o desarrollar implementos para las bicicletas”, dijo Mejía.

Para él, el arte de la cicla no se queda solo en la parte técnica, sino que además reúne otros quehaceres como la marroquinería, la pintura, la joyería, la metalurgia, la ebanistería y el diseño gráfico.

El paso a seguir será llegar a las escuelas, colegios, institutos, fundaciones y a empresas en donde requieran asesorías y entrenamiento en el manejo de las bicicletas.

“Nos faltan instalaciones, tecnología, experiencia, pero la idea es que cada día vayamos aprendiendo un poco más para difundir este conocimiento en todos los rincones de la ciudad”, señaló Mejía.

La bicicleta en la vía

En la ‘biciescuela’ además de enseñar a reparar las bicicletas, también le indican a las personas que manejo deben tener en la vía para evitar accidente.

Según Gómez, en la vía existen muchos peligros, pero la mayoría pueden maniobrarse con inteligencia, comprendiendo las señales de tránsito y comunicándose bien en la vía.

Por ejemplo, explicó Gómez, las manos son fundamentales para tener un diálogo con la persona que maneja el vehículo particular.

Por medio de señas se puede pedir al conductor que pare o baje la velocidad, además se avisa en caso de un giro.

“La idea es hacerse visible al conductor, para que él mismo se vaya dando cuenta de que existen personas que se movilizan en bicicletas y es una cultura que está creciendo”, dijo Gómez.

El propósito fundamental de estos dos activistas de la ciclas es incentivar a las personas para que salgan a las vías a rodar en, pero lo hagan teniendo las herramientas y el comportamiento necesario para evitar accidentes.

Los otros premios

Cinco propuestas seleccionadas

Las otras ideas de colectivos y ciudadanos elegidas como ganadoras en el reto de MiMedellín tienen que ver con la delimitación de zonas flexibles para tránsito de bicicletas, la implementación de bici-parqueaderos, y el fortalecimiento de la señalización en las ciclorrutas y vías del barrio además del establecimiento de zonas de velocidad máxima 30 kilómetros por hora.

Las ideas serán expuestas en el Cuarto Foro Mundial de la Bicicleta, hoy jueves 26 de febrero a las dos de la tarde en Plaza Mayor.

PAOLA MORALES ESCOBAR
Redacción EL TIEMPO
MEDELLLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.