Jaramillo y Ortiz, cerebros del desfalco de Interbolsa, aceptan cargos

Jaramillo y Ortiz, cerebros del desfalco de Interbolsa, aceptan cargos

El ente acusador dijo que la justicia está ante una "organización criminal de cuello blanco".

notitle
25 de febrero 2015 , 06:53 p.m.

El 80 por ciento de las inversiones que se movieron hacia el Fondo Premium se tramitaron ilegalmente a través de empresas que no tenían autorización para recaudar esos recursos, que superan los 300.000 millones de pesos.

Este fue uno de los señalamientos de la Fiscalía ayer durante la imputación de cargos contra cinco de los señalados ‘cerebros’ del desfalco en el caso Interbolsa, entre ellos los reconocidos inversionistas Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, que aceptaron los cargos de estafa, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies. A la diligencia, a la que estaban citadas 10 personas, solo asistieron ocho. El gran ausente fue el principal accionista de Interbolsa Víctor Maldonado, quien, según confirmó su abogado, Iván Cancino, salió del país.

“Él no ha cometido ningún delito. Tiene unos acreedores y una deuda; se están buscando las fórmulas para pagar esta. Todo el patrimonio de Víctor Maldonado y su familia está allí para honrar el pago de las deudas”, indicó Cancino, quien en la audiencia pidió que su cliente fuera escuchado vía Skype, lo cual fue negado por el juez 78 penal con funciones de control de garantías.

En el caso de Maldonado, la Fiscalía no descarta solicitar su orden de captura. El otro que no asistió fue Eric Andersen, director del Fondo Premium en Curazao. A través de su abogado, pidió que le reprogramaran la audiencia.

Durante la imputación de cargos, la fiscal del caso, Alexandra Ladino, dijo que Ortiz y Jaramillo, cabezas del conglomerado, crearon un entramado empresarial para mover esos millonarios recursos que habían sido entregados por 1.027 inversionistas, y así evadir los controles de las autoridades nacionales.

Los implicados son señalados de cinco delitos: captación ilegal, no reintegro de los dineros, manipulación fraudulenta de especies, estafa y concierto para delinquir.

Para eso habrían usado más de ocho empresas en Colombia, Panamá, Bahamas y Curazao, en las que aparecían como directivos, dueños o funcionarios.

En esto estaban Ricardo Emilio Martínez –que no aceptó los delitos de captación y no reintegro de los recursos, pero los otros sí– y Natalia Zúñiga y Claudia Patricia Aristizábal, que no aceptaron ningún cargo. Ellos aparecen en las empresas Valores Incorporados, Renta Folio Bursátil y en uno de los fondos en el exterior, por los que habría pasado el dinero de los inversionistas.

“Hay enormes coincidencias en los nombres de las personas que aparecen en todas las empresas”, señaló la fiscal del caso. Agregó que se constituyó “una organización criminal de cuello blanco”.

En las firmas Premium Capital Investment Advisors, Colombiana de Capitales, Premium Capital Appreciation Fund e Interturis –establecida en un paraíso fiscal– aparecen los nombres de Ortiz y Jaramillo como accionistas.

Esas empresas, dice la Fiscalía, hacen parte del entramado para “confundir a las autoridades” con el fin de desviar los recursos de los inversionistas.

En cuanto a la captación ilegal, el ente investigador señaló que a Valores Incorporados y Renta Folio, que no tenían autorización para recibir dinero del público, ingresaron recursos de más de 100 personas que fueron a parar a una caja fuerte ubicada en la sede de Interbolsa. Por esa vía habrían recibido 3.106 millones de pesos, un millón de dólares y 13.000 euros.

La otra modalidad detectada por la Fiscalía quedó en evidencia, según explicó la fiscal, por información entregada por las autoridades de las Islas Vírgenes, en donde está ubicada Interturis. A esa empresa, que tampoco tenía autorización para recibir fondos, habría ingresado dinero de 134 clientes.

“Hubo un proceder criminal. Realizaron operaciones ilegales como parte de una estrategia llena de ardides y engaños”, cuestionó la fiscal Ladino. Según cifras de la Fiscalía, se presentaron como víctimas 1.027 personas que reclaman 192.000 millones de pesos, 64 millones de dólares y 200.000 euros.

Ellos, dice la Fiscalía, fueron estafados porque se les ofreció un producto que no correspondía a la realidad y los recursos que tenían que ir al Fondo Premium fueron a parar a manos de particulares.

Juan Andrés Tirado, otro de los investigados, tampoco aceptó ningún cargo.

Maldonado, beneficiario de desvíos

Víctor Maldonado, el principal accionista de la firma Interbolsa, que no se presentó ayer a la audiencia de imputación de cargos a la que estaba citado con otras nueve personas, estaría en Estados Unidos y, por ahora, según personas cercanas, no tendría intención de regresar.

Hasta ayer Maldonado no tenía orden de captura, pero la Fiscalía asegura que estaba enterado de las maniobras ilegales en el Fondo Premium y que desde el 2009 recibió créditos de las empresas enredadas que fueron a parar a varias de sus firmas, entre ellas Tres Palmas y Helados Modernos de Colombia. “Maldonado y el empresario Alessandro Corridori fueron los principales beneficiarios de esas maniobras. Gran parte de los recursos de los inversionistas del Fondo Premium fueron a parar a sus empresas”, dijo la fiscal.

Hay documentados varios créditos a las empresas de Maldonado y provenientes de las firmas Valores Incorporados y Renta Folio Bursátil, los cuales los contadores del empresario no pudieron explicar.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.