Samarios se oponen a tala de árboles

Samarios se oponen a tala de árboles

De los 231 que están en los separadores, solo 20 se encuentran en mal estado fitosanitario.

notitle
24 de febrero 2015 , 07:36 p.m.

La tala de 231 árboles de especies como roble, trébol, acacia, almendro y mango en el separador de la Avenida del Río, autorizada por el Departamento Administrativo Distrital del Medio Ambiente (Dadma) con el objetivo de instalar el nuevo sistema de alumbrado público de luces Led, ha generado el rechazo de un sector de los samarios que asegura que hay un “arboricidio”.

En la noche del sábado, un grupo de ciudadanos se opuso a la tala de varios árboles en la Avenida con carrera 18 porque consideran que no es necesario cortar tantos que en su mayoría están sanos y que la reposición que se va a hacer no garantiza que lleguen a la adultez.

“Esos árboles se han convertido en el sumidero de CO2 (monóxido de carbono) de la ciudad porque están ubicados en las principales avenidas por donde el flujo vehicular es alto y circula el transporte público”, dijo William Retamozo, quien presentó ayer un derecho de petición ante la Alcaldía solicitando los estudios técnicos y ambientales que sustentan la tala.

La doctora en ecología y medio ambiente Sandra Vilardy dijo que Santa Marta es una ciudad costera con un clima muy seco y los árboles cumplen una función fundamental porque no solo dan sombra, sino que protegen de las ráfagas de viento y la humedad relativa. “El tema es poder conciliar el urbanismo adaptado a las condiciones climáticas de Santa Marta. En la medida que se talen todos estos árboles de los separadores estamos perdiendo una tercera parte de la cobertura vegetal en unas zonas supremamente transitadas”, dijo Vilardy.

En la Resolución 147 del pasado 11 de febrero, que autoriza la tala, dice que de los 231 que están en los separadores, solo 20 se encuentran en mal estado fitosanitario (secos o muertos). “Para estos árboles se ha solicitado su tala debido a que intervienen en la construcción de los separadores y en la implementación del nuevo sistema de iluminación de dicha avenida”, reza la Resolución.

También dice que cinco días antes de intervenir los forestales se deben hacer campañas de sensibilización con la comunidad y publicar en un periódico de alta circulación regional la actividad que se realizará. Además establece que como compensación, la Concesión Alumbrado Público debe adquirir, sembrar y mantener en parques, avenidas, cerros y riberas del río Manzanares por un término no menor de dos años 2.310 árboles autóctonos.

“Los cambios son difíciles, las personas están en desacuerdo con los cambios, pero hay que tener una idea más abierta porque lo que estamos haciendo es una renovación ambiental”, dijo la directora del Dadma, Eliana Morón y agregó que el permiso de la tala está amparado.

PAOLA BENJUMEA BRITO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
SANTA MARTA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.