Corea del Sur: arte, tecnología y ecología en un solo lugar

Corea del Sur: arte, tecnología y ecología en un solo lugar

El país ofrece a los viajeros una interesante mezcla de entornos modernos con una cultura vibrante.

notitle
24 de febrero 2015 , 04:31 p.m.

Comenzando por el aeropuerto de Incheon, con su gran infraestructura, catalogado durante ocho años consecutivos como el mejor del mundo; hasta las tradicionales casas (Hanok) adaptadas para el hospedaje de turistas, Corea del Sur ofrece sus tradiciones mezcladas con un entorno moderno y tecnológico.

Después del aeropuerto, hay que admirar su ágil y rápido sistema de transporte: el metro se destaca por su organización y ofrece desde la vista por el río Han; las superautopistas permiten ir a casi todos sus lugares emblemáticos y explorar una tierra en donde todo es novedad, sede de grandes multinacionales de tecnología.

Una vez en el corazón de Seúl, la arquitectura moderna contrasta de forma elegante con los monumentos históricos y palacios imperiales a ambos costados de la ciudad, engalanada por las montañas que la rodean, como la de Namsan, que ofrece una agradable caminata hasta llegar a la cima y ver la N Seoul Tower.

El Palacio Real Gyeongbokgung, declarado Patrimonio de la humanidad, también es un atractivo que no se debería perder; es el más grande y uno de los cinco palacios reales de la dinastía Joseon, con amplios jardines de cerezos y en donde se realizan imponentes ceremonias militares.

Dentro de los monumentos históricos se destacan el del Rey Sejong (1397-1450, creador de la lengua coreana Hangul, defensor de esa nación contra los ataques de los piratas japoneses y los invasores de Manchuria y China), y el del almirante Yi Sunshin (1545-1598, inventor del barco tortuga y defensor de Corea de las invasiones chinas).

Si de museos se trata, hay que ver el Memorial de la Guerra de Corea, con elementos característicos como aviones militares; el Museo Nacional de Historia Contemporánea de Corea, para apreciar la evolución tecnológica y conocer un poco más sobre la política, la cultura y modernización de esta nación, o el Museo Folclórico Nacional de Corea, donde se preserva toda la tradición cultural.

Entrada al Palacio Real Gyeongbokgung, uno de los más visitados de la ciudad. Shutterstock

Las compras no pueden faltar, y para ello nada como Insa-dong, un barrio famoso por su gran variedad de antigüedades, souvenirs, porcelanas, galerías de arte, restaurantes típicos y trajes tradicionales; Itaewon es el lugar ideal para los extranjeros, lleno de vida diurna, con restaurantes, tiendas de marcas reconocidas, y una increíble vida nocturna, a lo que se suman majestuosos centros comerciales.

Así también la gastronomía coreana se ha posicionado como una de las más saludables “gracias a la fuerte combinación de verduras, granos, legumbres, carnes y su alto contenido vitamínico y proteico; además de una presentación impecable y atrayente. El kimchi, repollo fermentado, en sus diferentes variaciones nunca falta en la mesa, y acompaña diferentes platos; el bibimbap, que significa ‘arroz mezclado’ es uno de los favoritos de los turistas y famoso por su presentación y sabor. Aunque la mayoría de los platillos son picantes, el encantador sabor de cada uno no se debe perder durante la visita”, dice Carolina Sánchez, experta en hotelería y turismo, miembro de la Asociación de los Amigos de la Cultura Coreana.

En el Museo Folclórico de Corea se preserva la historia cultural del país. Shutterstock

Finalmente por la ciudad se puede caminar tranquilamente a cualquier hora y tomarse el tiempo de visitar, dentro de su misma área central, la Torre de Nassam. Es una emblemática construcción que es visible desde la distancia gracias a sus luces de colores y en su base los enamorados dejan sus nombres en pequeños candados de colores.

Si usted va

Gracias al Batallón Colombia, que fue en defensa de la democracia coreana durante la guerra que vivió esa nación desde 1950 a 1953 con Corea del Norte, los colombianos no necesitan visa de turista para viajar a Corea del Sur; sin embargo, si es necesario tener visa a Estados Unidos ya que no existe un vuelo directo entre Seúl y Bogotá y la mayoría de las escalas son vía este país del norte. También se puede viajar por Alemania.

MARISOL ORTEGA GUERRERO
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.