Cinco planes para disfrutar en Quito

Cinco planes para disfrutar en Quito

Patrimonio, cultura y naturaleza. Lo que debe conocer en la capital ecuatoriana.

notitle
23 de febrero 2015 , 11:21 p.m.

Los turistas que llegan a Quito se encuentran con una variada oferta que les permite conocer y explorar lo mejor de la ciudad y sus alrededores. Hay opciones para los amantes del arte, de las iglesias históricas y patrimoniales, y la aventura. Estos son algunos lugares y planes que no debe perderse si visita la capital ecuatoriana.

A relajarse

Nada mejor para terminar de conocer Quito que un plan de relajación en los termales de Papallacta. Estas fuentes de agua están ubicadas a 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar, a dos horas de la ciudad. Brotan de los volcanes Cayambe y Antisana y sus piscinas ofrecen relajantes hidromasajes naturales en medio de una vista privilegiada de las montañas. Un lugar ideal para visitar en familia.

www.termalespapallacta.com

La mitad del mundo

¿Sabía que Quito está en la mitad del mundo? Sí, y su latitud es 0°. En el siglo XVIII, una misión geodésica francesa trabajó durante ocho años para definir dónde cruza la línea ecuatorial, y en 1836 se construyó un monumento en el lugar señalado, actualmente adornado con jardines y un mapamundi sobre un obelisco.

Esta es una de las principales atracciones turísticas de Quito, pues hay pocos lugares en el mundo donde los viajeros pueden tomarse una foto con un pie en cada hemisferio.

Elaborado en hierro, hormigón y decorado con piedra andesita hermosa, el monumento es una visita obligada para los turistas. Queda a trece kilómetros del centro de la ciudad. Cerca del monumento histórico está el Museo de Sitio Intiñán, que hace gala de esculturas y obras de arte inspiradas en la historia, la cultura y el patrimonio de Ecuador.

www.mitaddelmundo.com/es

Iglesia bañada en oro

Los creyentes no deben dejar de visitar la Compañía de Jesús, una iglesia ubicada en el centro histórico que fue construida entre los siglos XVII y XVIII en los estilos barroco, mudéjar y neoclásico. Su fachada es de piedra y su interior impresiona con sus obras y columnas elaboradas en madera y decoradas con pan de oro (técnica de la legendaria Escuela Quiteña, que usaba láminas de oro). Sí. Todo lo que brilla es, literalmente, oro. Se calcula que son diez toneladas de este metal, de 18 quilates. Este templo de los jesuitas, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1978, está abierto al público de lunes a jueves de 9:30 de la mañana a 6:30 de la tarde; los viernes, de 9:30 a.m. a 5:30 p.m.; los sábados y festivos, de 9:30 a.m. a 4:15 p.m. y domingos de 12:30 a 4:00 p.m. La entrada cuesta cuatro dólares.

//fundacioniglesiadelacompania.org.ec/portal/

Para los aventureros

Los amantes de la adrenalina y la naturaleza cuentan con el Bosque Nublado, ubicado a una hora y 50 minutos de Quito, por la ruta que conduce hacia la costa norte. Es una reserva ecológica habilitada para el turismo ecológico. Visitar este destino es una oportunidad para conocer y admirar el bosque desde las copas de los árboles, gracias a los canopys, puentes colgantes y cuerdas por las cuales los viajeros se deslizan, obviamente, con toda la seguridad del caso. Es un paseo que dura de dos a tres horas, no recomendado para los cardiacos. La reserva cuenta con una extensa red de senderos, que atraviesan distintos tipos de ambientes, en donde se pueden observar las 243 especies de aves de las cuales muchas son endémicas y algunas se encuentran amenazadas o en peligro de extinción.

www.tucanopy.com

Un paseo bohemio por La Ronda

La Ronda es uno de los barrios más tradicionales y antiguos de Quito. Queda a una cuadra al sur de la plaza de Santo Domingo, bajando por la calle Guayaquil, y recibe a los visitantes con calles estrechas y de piedra que, en otras épocas, fueran un camino de los incas. En el ambiente se respira un aire bohemio, pues sus calles están llenas de pequeños bares que ofrecen canelazos, empanadas de viento -uno de los bocados típicos-, cafés y karaokes. La Ronda es habitada, en su mayoría, por artistas locales que siempre están dispuestos a compartir su talento con los viajeros en pequeñas galerías. Se recomienda ir de día y también de noche.

JUAN MANUEL VARGAS
Reportero gráfico de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.