Dependería de la gente generar nuevas neuronas

Dependería de la gente generar nuevas neuronas

Descubrimiento de neurogénesis evalúa dogma de que nazcamos con un número específico de neuronas.

23 de febrero 2015 , 08:37 p.m.

A juicio de Maya Opendak y Elizabeth Gould, investigadoras de la Universidad de Princeton (EE. UU.), la frase pronunciada hace más de un siglo por Santiago Ramón y Cajal, según la cual “cualquiera puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”, es “sorprendentemente profética” si se tiene en cuenta lo poquísimo que se sabía entonces sobre la plasticidad del cerebro adulto.

Las investigadoras lo escriben en una extensa revisión publicada en la revista Trends in Cognitive Science, del grupo Cell, sobre la neurogénesis en el adulto, es decir, las neuronas nuevas que se forman en determinadas áreas del cerebro.

La neurogénesis, valga decirlo, es un área de estudio que está de moda, entre otras razones porque su descubrimiento supuso un desafío al dogma existente de que el ser humano nacía con un determinado número de neuronas, y que de ahí no iba a pasar.

Pero una cosa es haber descubierto que algunas áreas del cerebro producen neuronas en la edad adulta y otra, muy distinta, saber qué función tienen, si todas las personas producen el mismo número y, sobre todo, qué papel juegan en la plasticidad cerebral e, hipotéticamente, en la posible regeneración de este órgano.

Sobra decir que si esto ocurriera se abriría todo un campo de acción para abordar el conocimiento de enfermedades como el párkinson o el alzhéimer, que tienen tan pocas posibilidades de tratamiento.

En la revisión publicada se deja claro que la mayoría del conocimiento en torno a la neurogénesis y sus implicaciones es fruto, por el momento, de estudios en animales.

Según Villarejo, esto tiene una explicación. No se pueden hacer biopsias, por cuestiones éticas, del cerebro de personas vivas sanas, y es el método más utilizado para estudiar la formación de nuevas neuronas en este órgano.

Hasta ahora los cerebros de ratas y otros animales han aportado una mirada de para qué puede servir la neurogénesis.

De momento, se ha demostrado que situaciones como el ejercicio y las experiencias gratificantes fomentan el crecimiento de nuevas neuronas adultas, mientras que otras, como el miedo o el estrés, lo dificultan.

Cuando se tenga un mayor conocimiento de cómo estimular la generación, en condiciones naturales, de nuevas neuronas, será claro que el ser humano puede hacer más por la optimización de su cerebro y su capacidad cognitiva que lo que se creía hasta la fecha.

Con información de ‘El Mundo’ (España) 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.